Nick Kyrgios llama a la puerta

Impresionante encuentro del australiano de 19 años que remonta dos sets a cero y salva nueve bolas de partido a Richard Gasquet y accede a R3 en Wimbledon

Tremendo lo de Nick Kyrgios. El australiano de 19 años se ha marcado uno de esos partidos que dentro de unos años recordaremos como el punto de inflexión en su carrera y el que le hizo explotar definitivamente. Remontando dos sets a cero y salvando nueve bolas de partido, Kyrgios ha derrotado a toda una figura en hierba como es el francés Richard Gasquet por un marcador de 3-6, 6-7, 6-4, 7-5 y 10-8.

Hace justo dos meses, comentaba en un artículo que Australia estaba llamando a la puerta, hoy, Kyrgios no sólo ha llamado a esa puerta, sino que la ha derribado de una patada, mostrando al mundo de qué pasta está hecho y que tiene maneras de figura mundial. Y tanta.

En el primer set se le pudo ver algo nervioso. Era todo un premio para el australiano estar en Wimbledon, cuadro al que accedió después de una wildcard. Kyrgios frecuenta más los torneos challenger o futures en los que posee unos números brutales (26-5 en challenger, 23-11 en futures), y está comenzando a aparecer poco a poco en los torneos profesionales, y no lo hace de manera testimonial, en cada partido, ofrece algo distinto. Se le puede notar como de sus golpes, emana talento puro.

Nick Kyrgios es uno de esos jugadores que se presumen será una estrella mundial en el futuro. A diferencia de otros, sabe que su camino aún no está en los torneos profesionales (por ejemplo, su compañero y amigo Kokkinakis sigue empeñado en jugar previas, que no consigue pasar, que en foguearse en challengers o futures), y se está haciendo en estos torneos previos a los profesionales, en los que está demostrando el alto nivel de tenis que posee.

Con una derecha y un saque brutal, Kyrgios te ahoga desde el otro lado de la red. Y es que, encima de ese talento que tiene, se le junta la personalidad y el arrojo que posee, lo que le hace extremadamente incómodo de jugar contra él. Que se lo digan a todo un semifinalista de Wimbledon como Gasquet, que hoy vio como una joven promesa del tenis se hacía conocer a todo aquel del mundo del tenis que aún no sabía quién era ese australiano del que muchos hablan. Y desde hoy, lo harán más.

"Estoy tan contento que no sé ni lo que estoy diciendo en estos momentos", declara el australiano, segundos después de conseguir la victoria más importante en su carrera hasta ahora, mientas esquiva preguntas acerca de si podrá jugar algún día al nivel de Federer. Muchos periodistas, como siempre, intentando poner etiquetas.

En la siguiente ronda, se enfrentará contra otro joven, que se ha cargado a otro jugador francés consagrado, como es Gael Monfils. Su nombre es Jiri Vesely, tiene 21 y es el 68 del mundo. Sea como sea, tendremos un joven con mucho potencial en octavos de final en el tercer Grand Slam del año.

¿Deseaban saber la sorpresa de Wimbledon? Su nombre es Nick Kyrgios, tiene 19 años y un futuro brillante por delante si sigue por este camino.

Comentarios recientes