Andy Murray avanza a paso firme en Wimbledon

Andy Murray aplastó al esloveno Blaz Rola por 6-1, 6-1 y 6-0 en menos de una hora y media de juego. Murray sigue avanzando y sacando chapa de campeón en Londres.

El vigente campeón de Wimbledon aplastó a Blaz Rola por 6-1, 6-1 y 6-0 y es el primer gran cabeza de serie que saca billete para la tercera ronda. El escocés no tuvo rival en la pista y pasó por encima del esloveno que estuvo apagado durante todo el encuentro. Murray sigue dando buenas señales y está cada vez más firme y seguro de que puede volver a reinar en Wimbledon.

Pareció un partido entre un jugador profesional y un júnior. No hubo en ningún momento del partido algo de emoción ni resistencia por parte de Rola que el escenario le superó. Salió ya desde el vestuario nervioso, atrapado. En el calentamiento miraba las gradas, sonreía tímidamente y ya se vio que estaba sobrepasado por la situación.

Su primer juego de saque fue el gran signo de que hoy no sería su día. Los nervios se lo estaban comiendo. Empezó agarrotado con el saque. No le entraban ni siquiera a la mitad de la velocidad que él está acostumbrado a usar. Si el saque no funcionaba, tampoco lo hacían sus golpes desde el fondo de pista. La derecha iba a velocidades de risa, los reveses no entraban y no encontraba ningún plan ni patrón de juego que pudiera poner en apuros a Murray.

El escocés olió los nervios y vio que sería el día de jugar con la inexperiencia del esloveno. Así que se puso el mono de trabajo, se limitó a encontrar sensaciones dentro de la pista y en una segunda marcha le bastó para sacar el partido adelante.

Por más que enfrente no tuvo a nadie, se vio a Murray muy suelto y metido en el partido. Sus golpes suenan limpios. Varía ángulos, efectos y está con un repertorio propio de un campeón con grandes sensaciones. Además, el escocés baila sobre la pista. Físicamente parece entero y su actitud en pista es sensacional.

Murray hoy mejoró notablemente el servicio. Estuvo siempre con altos porcentajes de puntos ganados con el primer saque, rozó el 80% y también estuvo sólido cerca de la cinta con un porcentaje muy similar al acabar el encuentro (76%). A pesar de esto, poco hay para analizar de un partido tan espantoso de Rola y otro tan preciso por parte de Murray.

Lo positivo que se saca Andy Murray es el poco desgaste físico que tuvo en su encuentro. Esto ahora no lo note tanto pero a medida que avance el torneo y los rivales sean más complicados sí que será un hándicap a su favor. El partido no llegó a la hora y media apenas tuvo que esforzarse.

Andy vuelve a mostrar por qué es un serio candidato al título. Sigue creciéndose sobre el pasto londinense, ante su gente, y se le nota que está en el torneo que más le gusta. Con su temprana eliminación en Queens ha tenido tiempo suficiente para armar su búnker en Londres y preparar a conciencia el torneo con su nueva compañera de trabajo, Amelie Mauresmo. De momento y aunque parezca pronto para sacar conclusiones parece que el plan no le está saliendo nada mal. Andy es uno de los máximos candidatos a llegar a la final en el All England Lawn Tennis and Croquet Club y por qué no revalidar la hazaña conseguida en 2013.

Comentarios recientes