ATP: Previa Wimbledon

Llega el momento de Wimbledon, un Grand Slam diferente al resto, y en Punto de Break analizamos el estado de forma de los favoritos al título

Wimbledon.
Wimbledon.

El torneo masculino de Wimbledon comienza el lunes con Rafael Nadal, Novak Djokovic, Roger Federer y Andy Murray como principales aspirantes al título. Los cuatro grandes del tenis mundial necesitan reivindicarse en esta edición de Wimbledon por distintos motivos. A unas horas del sorteo del cuadro, así se presenta el tercer Grand Slam del año.

Llega la hora de Wimbledon, el torneo más antiguo del mundo, el lugar donde se han escrito páginas memorables de la historia del tenis, una cuna de leyendas. Desde 1877, el verde de la hierba londinense ha repartido gloria y lágrimas a los iconos mundiales del tenis.

The Championships representa la tradición y la historia como ningún otro torneo. Sufrió directamente la crueldad de la Segunda Guerra Mundial en octubre de 1940, cuando sobre el All England Lawn Tennis and Croquet Club cayeron cinco bombas de las fuerzas alemanas.

Son muchos los detalles que diferencian a Wimbledon de los otros Grand Slams: el toque elegante de las corbatas en los jueces de silla y de línea, el predominio del blanco en los tenistas, el silencio sepulcral durante los puntos, el profundo respeto a los jugadores, la lluvia, el descanso en el primer domingo del torneo, el peculiar sistema de ordenar los cabezas de serie…

techo wimbledon.

Wimbledon mantiene gran parte de la tradición, con sus ventajas e inconvenientes, pero también se ha adaptado al paso del tiempo. La instalación del ojo de halcón (2006) y de la cubierta retráctil en la pista central (2009) han sido avances fundamentales. Además, el torneo ha dado un importante salto cualitativo en el aspecto económico. Hace sólo cinco años, en 2009, el campeón recibía 850.000 libras como premio. El ganador de esta edición recibirá más del doble: 1.760.000 libras, equivalentes a 2.204.000 euros.

Así llegan a Wimbledon los ocho mejores tenistas del mundo, al margen del lesionado Juan Martín del Potro:

Rafael Nadal

Su nombre aún brilla como reciente campeón de Roland Garros, pero el número uno del mundo afronta Wimbledon como una reválida. Sus dos títulos y cinco finales acreditan su capacidad en la hierba, pero las dos últimas ediciones fueron decepcionantes para el manacorense. Según ha declarado el propio Nadal, sus rodillas han mejorado, pero la espalda le condiciona en algunos movimientos. La plenitud física y una actitud más positiva que en las dos últimas ediciones serán imprescindibles para que el tenista español pueda optar al título. Busca en la exhibición de Hurlingham el rodaje y la confianza perdida desde su última victoria en hierba, hace dos años. Su rendimiento es una gran incógnita.

nadal.

Novak Djokovic

En su último Grand Slam como soltero, Djokovic necesita refrendar su excelente nivel tenístico con un gran título. El serbio ha sumado un Grand Slam en los dos últimos años y acumula demasiadas oportunidades perdidas. Los efectos psicológicos de su derrota en la final de Roland Garros son otra incógnita. Djokovic necesita recuperar la seguridad y confianza en su juego en los partidos que definen grandes títulos. A pesar de llegar a Wimbledon sin haber jugado en hierba este año, las casas de apuestas le consideran favorito. En caso de proclamarse campeón, recuperaría el número uno mundial si Nadal no alcanza las semifinales.

Stan Wawrinka

Su recorrido en Wimbledon es imprevisible. En primer lugar, porque Wawrinka no ha superado el éxito del Open de Australia. Su título en Montecarlo fue un oasis en el desierto que ha recorrido desde febrero. La recuperación mental deberá ir acompañada de la física, ya que el suizo ha permanecido en la cama con fiebre durante esta semana, lo que ha alterado su preparación. A pesar de ser el número tres del ranking, Wimbledon le sitúa como quinto cabeza de serie, lo que dificulta sus opciones de llegar a semifinales.

Roger Federer

Quiere recuperar las llaves de su jardín en Londres, grabar su nombre en el palmarés de Wimbledon por octava vez, superando los siete títulos de Pete Sampras y William Renshaw. La hierba le iguala con los tenistas que le superan en el ranking, pero Federer regresa a Wimbledon tras una amarga experiencia en 2013, cuando perdió en la segunda ronda. Es su torneo, el lugar que le ofrece mayores opciones de ganar su título número 18 de Grand Slam. Además, ha sufrido menos desgaste que Nadal y Djokovic en la tierra batida. Dos años después de su último triunfo en Wimbledon, Roger, junto a su entrenador e ídolo Stefan Edberg, tiene un sueño que cumplir.

federer.

Andy Murray

Ya no tendrá que escuchar el nombre de Fred Perry cada día. Tras ganar Wimbledon hace un año, la presión es diferente. Ha dejado de ser un aspirante para convertirse en un candidato al título con la misma fuerza que cualquier otra estrella del tenis. Tras un bache que comenzó con una lesión de espalda, Murray ha crecido notablemente durante la gira de tierra batida y llega a Wimbledon en un buen momento. Además, el número cinco del mundo será el tercer cabeza de serie, lo que le concede un camino más asequible hacia la final.

Tomas Berdych

Un tenista regular, casi siempre entre los mejores, pero aún incapaz de dar el gran salto que le iguale con ellos. Sin embargo, el checo, finalista de Wimbledon en 2010, es un jugador a tener en cuenta. Berdych llega a Londres con el mejor balance de su carrera en Grand Slams a estas alturas del año: semifinalista en Australia y cuartofinalista en Roland Garros. Es uno de los tenistas con mayor capacidad de aprovechar la debilidad de cualquier favorito al título.

David Ferrer

Superado un problema estomacal que puso en duda su presencia en Wimbledon, Ferrer ya entrena en Londres buscando una adaptación rápida a la hierba. El tenista alicantino ha demostrado su capacidad en esta superficie alcanzando los cuartos de final en 2012 y 2013. Además, su regularidad en torneos de Grand Slam en los últimos dos años y medio es admirable. Suma diez apariciones consecutivas en los cuartos de final desde el Open de Australia 2012. Ferrer rindió a un gran nivel en los últimos sobre tierra. Su condición física por el citado problema de salud y la adaptación a la hierba, donde no juega desde hace un año, marcarán sus opciones en el torneo.

ferrer.

Milos Raonic

Su condición de gran sacador debería convertirle en un jugador temible en hierba. Sin embargo, el canadiense sigue teniendo problemas de adaptación a esta superficie. Wimbledon es el Grand Slam donde peores resultados ha obtenido hasta ahora. Nunca ha superado la segunda ronda, y su reciente derrota en Halle contra Peter Gojowczyk no invita a pensar en una mejoría. Apoyado en su condición de octavo cabeza de serie, Raonic intentará dar un paso adelante en la hierba como hizo anteriormente en la tierra batida.

Wildcards: Marcos Baghdatis, Jiri Vesely, Nick Kyrgios, Daniel Cox, Kyle Edmund, Daniel Evans, Daniel Smethurst y James Ward.

Ausentes: Juan Martín del Potro, Tommy Haas, Nicolás Almagro, Florian Mayer, Janko Tipsarevic, Juan Mónaco, Nikolay Davydenko y Albert Montañés.

Comentarios recientes