La novena de Nadal

Rafael Nadal ya está en la final de Roland Garros, la novena de su carrera, tras ganar una semifinal sin historia ante Andy Murray

Rafael Nadal.
Rafael Nadal.

Rafael Nadal alcanza su novena final de Roland Garros, tercera consecutiva de Grand Slam, tras vencer sin sobresaltos a Andy Murray (6-3, 6-2 y 6-1). El escocés, con una actuación decepcionante, no ofreció resistencia a Nadal, que jugará la final esperada contra Novak Djokovic.

La espalda de Nadal encendió las alarmas y Murray las apagó. El tenista escocés chocó contra Rafa por segunda vez en las semifinales de Roland Garros, pero en esta ocasión bajó el telón del partido con su peor cara. Sin el alma de Braveheart, Sir Andy puso una alfombra roja hacia la final al Rey de París.

Nadal, con 51 victorias consecutivas en semifinales sobre tierra antes del partido de hoy, apenas fue examinado por Murray. La falta de ritmo propiciada por el juego errático y conservador del británico no permitió valorar el techo del español en el encuentro.

Nadal dominó plácidamente con su derecha y apenas tocó el revés, un golpe al que le faltó profundidad, durante el primer set. La velocidad media de su saque fue ligeramente superior a la de su último partido: 177 kilómetros por hora con el primero, y 141 con el segundo. Sin embargo, el número uno mostró cautela con el smash.

murray.

Posiblemente, el viento y los famosos remolinos de la pista Philippe Chatrier tuvieron su influencia en la pobre actuación de Murray. El jugador británico ha mostrado en más de una ocasión que el viento es su enemigo. Sus errores de derecha, su escaso acierto con el primer saque (52 por ciento) y un segundo servicio más débil que el de Nadal convirtieron el duelo en un paseo del español hacia la final.

Nadal, sin sobresaltos al servicio a lo largo del encuentro, apenas cedió cuatro puntos tras primer saque. Su buen porcentaje de primeros servicios (76 por ciento) le aportó tranquilidad ante un rival muy irregular y sin fe.

La falta de tensión en el marcador hacía que la grada buscara la diversión en la ola. En 100 minutos, Nadal alcanzaba su novena final de Roland Garros y Murray se despedía con un partido gris que no le impedirá ascender al quinto puesto del ranking el próximo lunes.

nadal.

El público de la Philippe Chatrier rindió homenaje al español aclamando su nombre. El domingo, contra Novak Djokovic, París será el escenario de una batalla para la historia. “Estar en otra final de Roland Garros es muy emocionante para mí. Jugar la novena final aquí es algo que no olvidaré en mi vida”, dijo Nadal unos segundos después de estrechar la mano de Murray. “Djokovic es un jugador fantástico y estará con confianza porque me ganó en Roma, pero yo estoy mejorando cada día”, advirtió el vigente campeón.

Comentarios recientes