El Rey de París se cita con Ferrer

Rafael Nadal apabulló al serbio Dusan Lajovic y se enfrentará a David Ferrer en los cuartos de final de Roland Garros

Rafael Nadal.
Rafael Nadal.

Rafael Nadal convirtió en rutina su partido contra Dusan Lajovic (6-1, 6-2, 6-1) y se enfrentará a David Ferrer en los cuartos de final de Roland Garros. Los finalistas de la última edición del Grand Slam parisino se citan anticipadamente. Será otra lucha sin tregua con el último precedente de Montecarlo en el recuerdo.

Rafael Nadal, el Rey de París, jugó como tal ante el inexperto Dusan Lajovic. El tenista serbio no mostró la oposición acorde a un partido de cuarta ronda de Grand Slam, pero el vigente campeón de Roland Garros transmitió buenas sensaciones con su raqueta. Incluso, aumentó la velocidad de su saque respecto a sus dos últimos partidos, a pesar de los problemas de espalda que padece.

Su saque más rápido alcanzó los 192 kilómetros por hora, superando los 179 y 184 de las rondas anteriores. La velocidad media de su primer servicio fue de 173 kilómetros por hora, superior a los 165 de los dos últimos encuentros, pero inferior a los 179 de la primera ronda. Y el promedio de su segundo saque fue de 139 kilómetros por hora, ligeramente más rápido.

nadal.

Desde el fondo de la pista, Nadal volvió a jugar con profundidad, fue rápido en los movimientos laterales y tomó la iniciativa en los intercambios con facilidad. Además, su revés fue fiable.

Con Janko Tipsarevic y Victor Troicki fuera de combate, Dusan Lajovic ha surgido como el segundo abanderado de Serbia en París tras Novak Djokovic. Precisamente, Novak y Dusan hablaron sobre la manera de hacer frente al número uno antes del partido de hoy. Quizá siguiendo su consejo, Lajovic dirigió la mayoría de sus golpes hacia el revés de Nadal, pero siempre estuvo a merced del jugador balear. Los efectos liftados del tenista serbio eran un caramelo para el español. Lajovic, un jugador técnicamente correcto con revés a una mano, carece de la contundencia necesaria para dañar la armadura de Nadal. Al menos, sobre tierra batida.

Los botes altos de la pista Philippe Chatrier parecen diseñados para el juego del español, que ganó todos sus puntos con primer servicio durante el primer set. El tenista serbio logró evitar el cero en su marcador, pero se veía impotente contra Nadal. Además, su acierto con el primer servicio fue muy discreto (49 por ciento) y apenas logró 4 de los 29 puntos jugados con su segundo saque.

Nadal.

Nadal, sin sobresaltos, sólo cedió su servicio cuando se disponía a redondear la victoria con un 6-0. El contundente triunfo del número uno fue una breve historia de 93 minutos, pero el próximo reto de Nadal se prevé muy distinto. Le espera David Ferrer para repetir la final del último Roland Garros en los cuartos. Una lucha anticipada entre dos gigantes de la tierra batida que han devorado rivales para cumplir lo que el sorteo del cuadro dictaminó: que sólo uno de ellos pueda alcanzar las semifinales. El último precedente entre ambos, en el Masters 1000 de Montecarlo, favorece a Ferrer. Esta vez, el Rey de París pone su trono en juego.

Comentarios recientes