Djokovic pasa a octavos de Roland Garros sufriendo

El serbio se deshace del croata Marin Cilic tras más de tres horas de partido y ya se encuentra en la cuarta ronda de París

El serbio Novak Djokovic ya está en octavos de final del segundo Grand Slam del año después de vencer al croata Marin Cilic por un marcador de 6-3, 6-2, 6-7 y 6-4. El número 2 del mundo desplegó un gran juego durante gran parte del encuentro a pesar del bache que pasó en el tercer set. Demostró que está a un alto nivel en París y se mete de lleno en la segunda semana de este Roland Garros.

Fue Marin Cilic el que comenzó mejor en una nueva jornada donde el cielo de París continuaba encapotado. Sorprendió a un Djokovic que veía como su rival le rompía el servicio apenas había empezado el encuentro y se ponía 3-1 arriba. Iba a ser el último juego que el croata iba a conseguir en ese set, ya que Nole metió la quinta marcha y comenzó a repartir golpes de todos los colores y formas para asombro del público presente, que llegó a expresar más de una vez un "Oh" de asombro.

Ivanisevic, el entrenador del 26 del mundo, observaba desde la grada como su pupilo poco podía hacer ante tal demostración de potencia, rapidez y calidad por parte de Djokovic, que llegó a conseguir 11 de 13 juegos disputados para apuntarse los dos primeros sets en poco más de una hora.

Cilic no estaba jugando mal, pero cuando Novak está a este nivel, pocos le pueden seguir el ritmo. Marin se escudaba en su servicio, intentando salir adelante a base de saquetazos, pero en cuanto el punto se iba a más de ocho o nueve golpes, el serbio siempre encontraba la forma de hacerle daño, sobre todo con el revés paralelo, donde el número 2 del mundo veía una autopista libre al punto cada vez que conectaba este golpe de manera certera.

Por lo amplio del marcador, es probable que Djokovic se relajara un poco y eso le dio margen al croata que vio una rendija en el tercer set y no dudó en asomar la cabeza. Consiguió un break que le puso 4-2 arriba pero Nole reaccionó pronto e igualó la contienda. Cilic creció en su juego viendo que su rival dudaba y eso le hizo estar un escalón por encima de su rival en los últimos juegos del set y ya dispuso de bola de set a favor cuando el serbio sacaba para llevar la manga al desempate.

En el tie break, un Nole totalmente apático y lejos del ritmo mostrado en los dos anteriores sets, cometió bastantes errores y lanzó golpes inexplicables haciendo que Cilic llevara el partido a un cuarto set tras ganar el tie break por 7-2.

Pero Djokovic no quería estar por la labor de despistarse en otro set y volvió a meter una marcha más alta desde el comienzo del cuarto -y a la postre, último- set, donde llegó a ponerse 4-1 arriba. Sin miedo a nada, Cilic comenzó a repartir palos desde el fondo llevando a Novak a su terreno, acortando los puntos y haciéndole sufrir. Como resultado, el set se igualaba a cuatro y Djokovic no las tenía todas consigo.

El partido tuvo un cierre un poco amargo. Con 4-5 en contra y sacando para mantenerse en el partido, Cilic estaba completando un juego donde practicamente todo lo estaba haciendo él, tanto los winners pegados a las líneas como los fallos. Cuando sacaba con match point en contra, alguien del público dijo algo que desconcentró al croata, incluso el propio Djokovic pidió al espectador que no volviera a hacer eso mientras negaba con la cabeza en signo de desaprobación. A continuación, Marin cometería una doble falta que finiquitaría el partido en favor de un Djokovic que se planta en octavos perdiendo un set y tras más de tres horas de partido que veremos si no le pesa en las siguientes rondas del torneo.

Comentarios recientes