Previa Final WTA Premier 5 de Roma

Analizamos la final femenina de Roma entre Serena Williams, la número uno mundial, y Sara Errani, la esperanza italiana

Serena Williams y Sara Errani buscarán este domingo a las 13:30, hora española, la conquista del título sobre la tierra batida del Foro Itálico, tras deshacerse en semifinales, respectivamente, de las serbias Ana Ivanovic y Jelena Jankovic.

Muchos años han tenido que pasar para que el público romano pueda volver a disfrutar una final con presencia italiana en el Campo Centrale del Foro Itálico. La última vez, allá por 1985, Raffaella Reggi se alzaba con la victoria ante la norteamericana Vicki Nelson-Dumbar. Hoy, 29 años después, será la boloñesa Sara Errani la que intente reeditar el éxito de su compatriota y poner fin a tan larga sequía.

Errani tratará de ser profeta en su tierra pero, para ello, tendrá que derrotar, nada menos, que a la número uno del mundo y actual defensora del título, Serena Williams. Un reto más que complicado para una jugadora que sólo fue capaz de arrancar un set en los seis enfrentamientos previos que disputó contra Serena.

serena williams.

La de Michigan llegaba a Roma entre algodones, tras su prematura retirada en Madrid, antes de medirse a Petra Kvitova en cuartos de final. Su participación estuvo en duda hasta última hora, pero Serena no tardó en despejar las dudas pasando por encima de Andrea Petkovic en su debut. Semejante muestra de poderío se vio refrendada en los días sucesivos ante Varvara Lepchenko y Shuai Zhang, incapaces, como la alemana, de hacerle más de 4 juegos a la vigente campeona.

Sólo Ana Ivanovic consiguió poner en algún aprieto a la menor de las Williams. Tras encajar un inapelable 6-1 en el primer parcial, la serbia elevó considerablemente su nivel y supo aprovechar cierta relajación por parte de su rival para forzar el set definitivo. La reacción de Serena no se hizo esperar y, con un nuevo 6-1, rubricaba su pase a la final.

Para Sara Errani el camino ha sido más complicado. Su temporada no está siendo todo lo buena que cabía esperar y parece que jugar en su país ha ejercido de bálsamo reparador para una chica que, haciendo pareja con su inseparable amiga Roberta Vinci, ha alcanzado también la final en la modalidad de dobles.

Desde la primera ronda, Sara ha tenido que sufrir para sacar adelante sus partidos. En primera ronda, contra Chanelle Scheepers, ya se vio obligada a remontar varios breaks adversos en el set inicial. Más plácido fue su compromiso de segunda ronda, ante Ekaterina Makarova, pero contra Petra Cetkovska, su rival en tercera ronda, de nuevo tuvo que emplearse a fondo para evitar que la checa llevase el partido a un tercer set que pudiera haber sido bastante peliagudo.

Tanto Na Li como Jelena Jankovic, sus últimas víctimas antes de la final, parecían, a priori, bastante superiores a la Sara Errani de 2014. Sin embargo, la italiana recuperó su mejor cara, haciendo gala de ese poderío físico al que nos tiene tan acostumbrados, y jugó el mejor tenis de la semana para alcanzar la final soñada por el público trasalpino.

sara errani.

Desde luego, si hay un sitio donde la boloñesa puede poner cerco al dominio de la menor de las Williams, ese es el Foro Itálico. Con el apoyo de su público, y sobre su superficie favorita, Sara tratará de romper todos los pronósticos y sobreponerse a ese 6-0 en contra que refleja el h2h.

Serena Williams buscará hoy su tercera corona en Roma, en otras tantas finales disputadas. En 2002 ganó a Justine Henin y, tras diez años de sequía, en 2013 se impuso a Victoria Azarenka, ausente en la edición de este año. Conseguiría, así, su tercer título del año y el sexagésimo de su carrera.

Para Errani es su primera final de la temporada y podría significar el octavo título de su vida profesional. Tendrá que mostrar su mejor versión para, al menos, intentarlo. Sus posibilidades pasan por poner mucha bola en juego, obligar a Serena a tener que dar siempre un golpe más, y esperar el posible fallo. Va a tener que correr lo indecible para contrarrestar la pegada de ese martillo pilón pero…. ¡nunca se sabe!

Comentarios recientes