La victoria de Djokovic en cinco claves

Repasamos en cinco puntos las claves que han llevado a Novak Djokovic a coronarse en el Foro Itálico ante Rafael Nadal.

Novak Djokovic festejando el título
Novak Djokovic festejando el título

Cambio de mentalidad y juego

Djokovic vivió dos partidos dentro de uno. El inicio del primer set fue espantoso. No se encontraba en la pista, sumó una enorme cantidad de errores no forzados en los primeros compases del encuentro, 10 en los primeros 4 games y su juego era muy pobre para un Nadal que sin grandes esfuerzos ganaba juegos y se distanciaba en el marcador.

El cambio de mentalidad y juego llegó tras un raquetazo de Djokovic contra su silla cuando iba 1-4 en el marcador. Ahí apareció el verdadero serbio. Supo interpretar el partido, descifrar los códigos para acelerar, mover a su rival y desplegar su mejor tenis. El raquetazo, visto en prespectiva, parece que fue un punto de inflexión que condicionó el encuentro.

Orden en su juego

Con un tenis exquisito y una confianza impropia de un tenista que acababa de renunciar a un Masters 1000 como Madrid, Novak comenzó a conectar sus golpes en los puntos clave, en condiciones óptimas y haciendo el juego y el tenis que más le gusta. Tuvo un repertorio de golpes enorme: ángulos liftados, tiros planos, dejadas, y un abanico de posibilidades que nockearon al número uno del mundo que iba a remolque.

Tiros ganadores

46 fueron las veces que dejó a Nadal parado o corriendo tras la pelota sin poder llegar a tocarla. Una cantidad enorme de tiros ganadores por parte del serbio que muestra la confianza y la valentía con la que afrontó el encuentro. Djokovic sabía que había que tomar la iniciativa del encuentro para obligar a Nadal a pegar en carrera.

Novak llevó la teoría a la práctica de una manera impecable. Forzó siempre al balear a pegar incómodo, a ir a remolque y a correr desde el fondo de pista de lado a lado. Un auténtico recital de Djokovic que varió alturas, efectos y direcciones para pagarle a Nadal con su propia medicina.

La tranquilidad de ver a Vajda en la grada

Como ya comentaba el compañero Alejandro Arroyo, Novak entra en su particular pasillo de seguridad cuando el partido es exigente y en la grada está el mentor que lo moldeó táctica y espiritualmente, Marian Vajda.

El serbio, por primera vez en el año ganó un torneo estando el alemán Boris Becker en su banquillo y esto será un alivio para todo el equipo. Si su cabeza está en orden, y su banquillo está entero, Djokovic todavía se vuelve más peligroso.

Físicamente entero

Djokovic llegaba más fresco al partido decisivo. El serbio pasó menos horas en la pista a lo largo de la semana, tuvo un menor desgaste físico y esto hizo que llegara con mayor crédito a la cita del domingo. El serbio no cedió apenas terreno ni tuvo un gran esfuerzo físico ante el número uno del mundo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter