La derrota de Nadal en cinco claves

Repasamos en cinco claves la derrota de Rafael Nadal en la final del Foro Itálico de Roma a manos de Novak Djokovic

Rafa Nadal no pudo revalidar su título en Roma tras caer ante el serbio Novak Djokovic. A pesar de hacerse con el primer set, Nadal nunca pudo dominar y desarbolar las hechuras del de Belgrado, quien terminó pasando al frente y proponiendo en tiros, posición y determinación más de lo que pudo ofrecer el balear. Repasamos las cinco claves de la derrota del número 1 del mundo en el último Masters 1000 previo a Roland Garros.

Capacidad para transitar al ataque

Muy pocas veces pudo Rafa construir una serie continuada de puntos desde dentro de la pista y de manera victoriosa. En los intercambios largos su spin, a pesar de ser profundo, no intimidaba la posición de Nole, siempre firme y tomando los golpes con enorme anticipación y sobre la línea. Nadal jugaba siempre desde la recuperación y apenas podía generar situaciones donde dar un paso y atacar con la invertida tras una bola corta del rival.

Sus golpes aparecieron huérfanos ante Novak

Renace la sensación de que su ofensiva y su defensiva se antojan insuficientes ante el Nole inspirado. Sus tiros, antaño oleajes que ocasionaban sedimentos difíciles de contrarrestar, quedan mansos en los brazos de Djokovic. La sensación de ir a remolque bloquea sus piernas, desgastadas durante la semana, y sólo queda que Novak se desangre a fallos que le resten cotas de confianza, pasando a manos de Rafa. Si tenemos en cuenta que saque, resto y revés son objetivamente superiores en Novak, la energía, los detalles y el punto extra deben quedar del lado mallorquín para lograr vencer a esta versión balcánica. Hoy no fue el día.

El saque frente al resto

Es una idea que va hilando todo el entramado psicológico, los puntos citados anteriormente y la estructura táctica que define esta rivalidad en los momentos más positivos de Djokovic. Hoy erosionó a Nadal, con primer y segundo saque, con más y menos velocidad usada por Nadal, al cuerpo o abierto, Nole tenía respuesta superior desde su devolución, cima de la disciplina en toda su historia.

Capacidad defensiva como única arma

En los últimos cuatro enfrentamientos se ha demostrado que el juego de swing amplio y tiros combados que superan fácil la red no surte ante el Djokovic tan técncico e inspirado cuando cambia direcciones en plena ascensión del bote. Perdida la iniciativa, a Nadal le queda ceder terreno y defender. Y es que incluso la defensa de Novak se muestra más dinámica, elástica y capaz. Nadal, seguramente cansado durante toda la semana, no ha podido tirar de passings cuando Nole lamía las líneas. Defensa clavada ante tanta superioridad rival.

Un Novak Djokovic absolutamente superlativo

Tras el primer set. El rival es muchas veces, y en este caso más, una propia clave que explica un rendimiento o una derrota. Cuando Djokovic aterrizó tras las dudas del inicio, se hizo casi invisible en la pista. Su nivel de concentración para intuir y anticipar bolas cruzadas y todo tipo de servicios. Su velocidad mental para cambiar trayectorias. Novak tocó el cielo romano y tenístico en muchos tramos del partido. Una máquina del futuro.

Comentarios recientes