Previa Semifinales Masters 1000 de Roma

Rafael Nadal, Grigor Dimitrov, Milos Raonic y Novak Djokovic luchan durante el día de hoy por la final del domingo en el Foro Itálico

El espléndido Foro Itálico de Roma, cuyas gradas han presentado un aspecto y ambiente absolutamente fantástico durante toda la semana, afronta sus dos últimos días de competición en una nueva y exitosa edición 2014. Milos Raonic, Novak Djokovic, Rafael Nadal y Grigor Dimitrov optan a copar las dos plazas que otorgan el derecho a luchar por el cetro de mañana domingo. Unas semifinales con sabor a futuro traspaso de poderes durante los próximos años, quien sabe si incluso durante el día de hoy. Un sábado que enfrenta a dos generaciones.

Una vez más, lo que viene siendo una constante desde 2011, se vuelve a cumplir: Novak Djokovic y Rafael Nadal pueden volver a verse las caras en una final de Masters 1000. Habituados a luchar por cada domingo del calendario en las tres últimas temporadas, ambos se encuentran inmersos en la lucha por el número 1 y en la presumible contienda que les podría enfrentar en la arcilla de París, en el segundo Grand Slam de la temporada. Por su parte, Grigor Dimitrov y Milos Raonic, integrantes de una anunciada y algo tardía generación, busca asentar una definitiva progresión que viene avisando de un esperado desembarco en el top-10.

Milos Raonic – Novak Djokovic

Sin precedentes en eventos ATP, sí pudieron verse en arcilla, en las pasadas semifinales de Copa Davis 2013, con victoria de Novak. El serbio, ausente en Madrid por una lesión en su muñeca derecha, viene de mostrar un gran nivel ante David Ferrer, superando una presumible arritmia competitiva por inactividad; reconocible allí donde es uno de los mejores: recuperando metros, haciéndose ancho, profundo y agresivo. Con Becker y Wajda compartiendo palco, Nole busca su segundo Masters 1000 de la temporada, como punto de inflexión de cara al gran objetivo de su porvenir deportivo: Roland Garros. Con la oportunidad de recortar puntos a Nadal en la carrera por el cetro mundial, Djokovic llega con plenas garantías a su encuentro ante Milos Raonic.

El canadiense tendrá que hacer el partido de su vida si quiere jugar su segunda final en un torneo de tal categoría. Parece complicado que su movilidad, defensa y golpes de ataque tengan la suficiente calidad para apagar el consistente suministro de tiros que Djokovic presenta por costumbre. Sin embargo es de valorar la temporada del norteamericano en los Masters 1000, llegando a cuartos de final en 4 de los 5 peldaños que de momento se han superado en estos meses. Milos parece estar dando un paso más con Ivan Ljubicic, logrando un puntito más de variedad con su revés. Lograr conservar su servicio y jugarse las habas en puntos concretos es una empresa tan ambiciosa como necesaria para creer en cotas más altas. A priori, partido algo desnivelado pendiente del nivel del tenista balcánico.

Rafael Nadal – Grigor Dimitrov

Emplazado a las 20h, el gran encuentro de la jornada masculina cierra el turno de partidos en la Centrale romana. El vigente campeón del torneo y genio histórico de la superficie enfrenta a la emergente figura búlgara entrenada por el gran Roger Rasheed. Con muchas horas en pista (8h 42’) y lejos del calor que más le conviene, Nadal llega a estas semifinales metido en su particular batidora emocional. Agitado su espíritu entre las dudas competitivas en los arranques de partido y la confirmación de que su orgullo y nivel tenístico están a buen nivel tras los citados principios de encuentros, Rafa va mezclando arrugas y sonrisas que de algún modo le fortalecen para superar retos venideros. Responde el saque en momentos afilados, su drive disminuye errores con el paso de los minutos y su movilidad aún parece esconder una mejora que le hace más peligroso para días como el de hoy. Nadal vuelve a jugar unas semifinales en polvo de ladrillo con un récord en tal ronda que pone los pelos de punta: 50-1, única derrota fechada en 2003.

Enfrente tendrá a un Dimitrov físicamente muy mejorado y potenciado por su preparador australiano, especialista en tales menesteres. Cuadriceps y bíceps más voluminosos, disposición defensiva más pronunciada en este 2014, Dimitrov maneja las transiciones como demanda la superficie y el actual circuito. Menos agresivo que en temporadas anteriores, el búlgaro está logrando sus objetivos desde el contragolpe y las enormes variantes que su talento atesora. El propio Nadal ya se deshizo en elogios en diversos momentos de 2013, del que llegó a sorprenderle su consistencia para jugar muchos tiros por punto durante casi tres horas en su duelo en Montecarlo ’13. El de Haskovo siempre compitió frente al balear con total garantía. Quizás el jugador más completo de sus coetáneos, Grigor conoce los secretos de la arcilla, de la que no rehuye su proverbial paciencia, la elección del tiro correcto, las alturas, cambios paralelos y defensas constantes. Probado su físico a estos niveles, enfrente tiene al mejor de la historia en dicho suelo. Partido absolutamente imperdible.

Comentarios recientes