Kei Nishikori, una estrella mediática a nivel mundial

Kei Nishikori, el tenista de moda de la ATP, vive en Estados Unidos porque en Japón "se volvería loco". Una charla curiosa con la estrella del momento.

Kei Nishikori es todo un ídolo en Asia. Es el tenista más reclamado por los aficionados, el mejor de la historia en su país y el primer japonés en meterse entre los diez mejores del mundo. Kei convive a diario con la fama y tiene unos tips para poder llevarla de la mejor manera posible. En una charla con The Tennis Space el japonés comentó cómo le afecta ser una estrella tan mediática en su país y en toda Asia.

La ATP está encantada con tener un asiático entre los diez mejores del mundo para promocionar más aún el tenis por esos lares. Nishikori está de moda y su visibilidad y repercusión mediática va en aumento.

Kei nació en Shimane, al sur del país nipón. Es hijo de un ingeniero y de una pianista. Nishikori desde chiquito tuvo facilidades para los deportes y, tras pasar por varios, optó por la raqueta. A los 14 años le llegó la oportunidad de su vida. Nick Bolletieri, el entrenador y dueño de la Academia de tenis más potente y famosa del mundo, había puesto la mira en Kei.

Diez años más tarde, el japonés es una realidad. Es el tenista de moda en el circuito, un potencial número uno del mundo y una estrella a nivel mundial. Kei convive a diario con la fama pero intenta que no le afecte en el día a día. Él se centra en su tenis, en progresar y en seguir hablando dentro de la pista.

Nishikori lleva a cabo una técnica muy utilizada por famosos y celebrities, las gafas de sol. El japonés, el día que no quiere sentirse atosigado por los aficionados recurre a un sombrero y a las gafas, son claves para no ser tan reconocido.

“Puede ser duro cuando quieres tener un tiempo tranquilo y relajado con tus amigos, si quieres ir a hacer ‘shopping’ o cualquier otra cosa y la gente te reconoce. Vivo la mayor parte del tiempo en Estados Unidos y tengo que decir que ahí es más tranquilo ahí que en Japón. En ocasiones llevo gafas de sol y una gorra. Tengo que hacer esto si quiero tener un día tranquilo” comenta el japonés.

“Si me quedara en Japón creo que me volvería completamente loco. Cuando estoy allí, un montón de gente me reconoce. No es fácil salir a caminar a la calle. En cambio, viviendo en los Estados Unidos me puedo concentrar más en mi tenis, en entrenar y en jugar durante todo el día. Esto es lo que tengo que hacer” explica Nishikori que tiene claro que su tranquilidad pasa por estar en Norteamérica y no en su país.

Sin embargo, al japonés le alegra ser reconocido por sus logros en el tenis. Intenta llevarlo de la mejor manera posible, disfrutar de la fama y firmar cada autógrafo que puede o cumplir con las fotos que sus fans le reclaman.

“Es divertido que la gente me reconozca por lo que conseguí en el tenis. Tengo que estar feliz por esto, es bueno. Yo intento siempre firmar cada autógrafo que puedo”.

Kei, al ser una estrella con mucho tirón y muy mediática, está invitado a diario a eventos, actos publicitarios y tiene un sinfín de peticiones de medios de comunicación. Él tiene claro que su verdadero trabajo está dentro de la pista y en los entrenamientos. No quiere distracciones fuera del tenis.

“El circuito se está volviendo cada vez más duro. Lo que se tiene que hacer es seguir practicando, entrenando duro y no permitirse a uno mismo estar distraído. Tienes que recordar siempre que estas trabajando de manera muy profesional y duro hacia un sueño” reflexiona el mejor tenista asiático de la actualidad.

Además, Nishikori tiene claro que el tenis es un deporte individual y que no juega para demostrarle nada a nadie, sino para él mismo. “Nunca he sentido la presión de la opinión pública. Siempre he jugado para mí mismo y no para nadie más”.

Comentarios recientes