¿Por qué Fognini fue silbado por su propio público?

El tenista italiano, número 1 de su país, fue abucheado por su propio púbico luego de su derrota en primera ronda ante el checho Rosol

Algo pasa con Fognini. En las últimas semanas estamos viendo como el italiano se va de los partidos de una manera bárbara. Moviéndose entre insultos a jueces de línea, amenazas a umpires y tirando raquetas al suelo, Fogna no acaba de pegar ese último empujón que le acabe de catapultar a puestos más altos de la clasificación. Ayer, ante su público, la grada de Roma, salió abucheado después de perder en dos sets ante Lukas Rosol.

Italia espera mucho de él. Hace muchos años que no tenían un tenista de tanto talento y que pudiera competir en los torneos importantes como lo hace Fognini. Llegó a ser número 13 del ranking el año pasado y la bella Italia soñaba con que Fabio pudiera entrar dentro del top 10. Hoy, aparece en el puesto 15, lo que quiere decir que sigue rayando a muy buen nivel y sigue luchando por hacer un buen torneo en un Masters 1000 o un Grand Slam que le acabe de meter entre los 10 mejores. Si esto es así, ¿por qué le abucheó el público italiano?

Todo apunta que hay algo por detrás que el resto del mundo no sabemos. En Madrid, hablé personalmente con los medios italianos que se encontraban allí y les pregunté qué es lo que estaba pasando con Fognini. Hay que recordar que tras perder, el tenista se acercó a la zona mixta y echó al único miembro italiano de la prensa que se encontraba allí, un compañero de Ubitennis. Luego, en rueda de prensa, amenazó con irse si los medios italianos no salían de la sala. "Nosotros mismos no sabemos qué le pasa a Fognini con la prensa de Italia", me comentaban los compañeros italianos. "Algo le ha pasado a la familia Fognini con Ubitennis y desde entonces...".



Fabio Fognini tira la raqueta durante su encuentro de ayer en Roma ante Lukas Rosol

Este comportamiento de Fabio sobre la prensa de Italia puede haber influido en que el público italiano decidiera abuchearle anoche después de su derrota por 6-3, 6-2 ante el checo Lukas Rosol, pero quizás hay algo más. "El público de Italia está cansado del comportamiento de Fognini", declara el compañero periodista italiano. "Sentimos vergüenza muchas veces de lo que hace... insultar, amenazar... está dando mala imagen de nuestro país", sentencia. Tiene sentido.

Y es que sólo habría que ponerse en el lugar de ellos. Imaginad que Rafa Nadal, nuestro número 1, comenzara a tener actuaciones como las de Fognini. Desde luego, no nos gustaría un pelo que fuera así y seríamos los primeros en criticar eso. Con su show de la semana pasada, creo que el vaso rebosó y ahí fue donde el público de Italia no perdonó, sobre todo después de verle perder de manera muy fácil en su propio país. Lo que hizo con Lahyani, grandísimo umpire, tuvo repercusión en medio mundo.

Es además muy curioso ver como Fabio Fognini, todo un top 13 como mencionamos antes, jamás ha pasado de segunda ronda en el Masters de Roma. Pero es que además, su record en partidos de Masters 1000 es más que pobre para un tenista de su nivel. El de San Remo tiene un record de 32 victorias y 44 derrotas en este tipo de torneos. Su mejor resultado es unas semifinales en Montecarlo el año pasado, después de eso, un par de cuartas rondas este año en Indian Wells y Miami y los demás, alguna tercera ronda pero mayoría de segundas rondas. En Grand Slams, su mejor resultado fueron los cuartos de final de Roland Garros en 2011 y los octavos en Australia para un record de victorias-derrotas de 21-23. Muy llamativo.

Si os preguntáis entonces qué le pasa al público italiano y por qué abuchea a su mejor jugador, podréis encontrar respuesta en todo esto. Un jugador del que se espera mucho y que aún no acaba de destacar en torneos grandes, que se dedica a dar espectáculos poco profesionales en pista y que tiene enfrentamientos con la prensa de su propio país.

Fabio, que a pesar de lo que muchos puedan pensar, sabe en todo momento de lo que pasa a su alrededor, cree que los abucheos fueron justos y canta el mea culpa, tal y como recoge La Gazzetta. "No he jugado el mejor partido de mi vida y le tengo que dar todo el mérito a él (Rosol). Me duele especialmente perder aquí porque es Roma pero mirando el lado positivo, ahora tendré más tiempo de preparar Roland Garros y mejorar mi estado físico, que desde Montecarlo ha bajado mucho".

Comentarios recientes