Serena Williams juega otra liga

Serena Williams impuso su poderío en la pista central del Mutua Madrid Open y eliminó a Carla Suárez. No quedan españolas en el cuadro individual.

Serena Williams partiendo la derecha
Serena Williams partiendo la derecha

Carla Suárez no pudo con la todoterreno Serena Williams y cayó en dos sets por 6-2, 6-3 en una hora y dieciséis minutos de partido. Con la derrota de la canaria el cuadro femenino de individuales se queda sin representación española. Suárez compitió pero no terminó de creerse las oportunidades que la estadounidense le concedió.

“Creo que hoy ha jugado realmente bien. Me ha hecho pelear cada punto y trabajar duro así que no ha sido una victoria fácil” comentó la número uno del mundo en rueda de prensa tras una trabajada victoria ante la canaria.

Carla salió con el público volcado. Una gran afluencia de amantes del tenis decían presente en la Manolo Santana para alentar a la número uno del país que no tenía un trámite de partido, ni mucho menos. Hoy era de esos encuentros en los que tocaba competir cada punto, sufrir en cada golpe y remar cada misil que venía del otro lado de la red.

Suárez empezó rompiéndole el saque a Williams. La norteamericana salió fría y errática a la cancha. No estaba situada y Carla aprovechó el despiste. Pero rápidamente se puso el mono de trabajo y recuperó el saque para volver a sostener más adelante.

Un nuevo break ponía tierra de por medio entre las dos jugadoras que se conocen bastante ya. “El año pasado jugué con Carla en Roma. Su objetivo de pelear cada punto le hizo tener un buen rendimiento hoy. Jugó muy duro y demostró lo que es capaz de hacer. La semana pasada ganó un torneo (Oeiras) así que no es una rival fácil” tiró Serena.

El primer set acabó 6-2 para Williams que proponía su tenis directo, agresivo y valiente. Era pura potencia. Un tren metido dos metros de la línea de fondo para recibir los saques de la canaria y empezar con una bomba tanto de derecha como de revés los puntos.

Carla intentaba frenar la embestida americana pero se veía muy a remolque. Si jugaba más recto y acelerando, Serena se encontraba cómoda y más duro le pegaba. Partía la pelota. Suárez tiraba un cortado, un ángulo, una bola alta, otra con más peso y lo que hiciera falta para descolocar a la americana, al menos intentarlo.

La española sufría con la sensación de no estar pudiendo realizar su tenis. De no encontrar la manera de jugar, de divertirse, de tener tiempo para preparar sus golpes. La embestida era brutal y el juego de Carla está preparado para tener tiempo, para acomodarse bien y para preparar jugadas. Williams iba una marcha más arriba.

El segundo set pareció que tácticamente varió un poco la forma de jugar. Empezó tirando un poco más profundo, con más aceleración desde el fondo de pista y se atrevió a tirar más recto en golpes de media pista.

El partido estaba más igualado y desde el banquillo de Carla se veían con posibilidades de remontada. “Con esta convicción sí, vamos que puedes, Carla” le soltó Xavier Budó tras un gran tanto de su pupila. La segunda manga era de tú a tú hasta que una bola con 2-1 y 30-15 a favor de la española marcó un antes y un después en el disputado set.

Suárez tiró fuera una volea de derecha que parecía ganada y el punto cayó del lado de la americana. Las dudas se apoderaron de la española gracias al ‘factor Serena’. Williams impone respeto, condiciona comportamientos y hasta genera dudas en el juego de cualquier oponente.

A partir de ahí Carla perdió convicción, no se vio capaz de salir ganadora del encuentro y volvió a ir más a remolque para que Serena dominara el encuentro.

La diferencia de Williams en cuanto a potencia, aceleración y convicción con el resto de jugadoras del circuito es absolutamente abrumadora. Como dijo Budó en su cuenta de Twitter, “Pasó un huracán por la pista central de Madrid. Serena juega a otro deporte. Vaya fenómeno”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter