Tres oasis en el cuadro de Madrid

Sin Novak Djokovic, Stanislas Wawrinka y Roger Federer, el cuadro del Masters 1000 de Madrid queda más abierto para otros jugadores

David Ferrer.
David Ferrer.

Las bajas de Novak Djokovic y Roger Federer, unidas a la eliminación de Stanislas Wawrinka, abren el cuadro del Masters 1000 de Madrid. Jugadores que no partían entre los favoritos han encontrado un oasis y tienen la gran oportunidad de alcanzar, como mínimo, las semifinales del torneo.

Cuando Rafael Nadal debute esta tarde en el Masters 1000 del Madrid, sus tres máximos rivales ya estarán fuera del torneo. La lesión de Novak Djokovic, la prematura eliminación de Stanislas Wawrinka y la paternidad de Roger Federer hacen que los números 2, 3 y 4 del mundo se hayan despedido de Madrid.

Federer.

La ausencia de estos tres jugadores favorece, no sólo a Nadal, sino a una larga lista de tenistas cuyas opciones de alcanzar las últimas rondas crecen notablemente. Analizamos la situación del cuadro individual masculino antes de que comience la jornada del miércoles:

Parte alta

La primera piedra en el camino de Nadal será el combativo Juan Mónaco, un especialista en tierra batida que intenta recuperar su mejor nivel. En caso de victoria, el siguiente rival del tenista español será Jarkko Nieminen o Igor Sijsling. La oposición de Nadal se endurece en los cuartos de final, donde, salvo sorpresa, le espera Tomas Berdych o Grigor Dimitrov.

En el segundo cuarto del cuadro, Roberto Bautista Agut ya ha alcanzado la tercera ronda tras eliminar a Fernando Verdasco. El tenista castellonense partirá como favorito ante Gilles Simon o Lukasz Kubot, que cubre el hueco dejado por Federer en el cuadro.

En caso de victoria, Bautista Agut se enfrentaría en los cuartos de final al vencedor de una sección incierta: Andy Murray, inactivo en el último mes, juega contra Nicolás Almagro, que arrastra problemas físicos. Por otra parte, Jo-Wilfried Tsonga se mide a Santiago Giraldo. El colombiano se ha crecido tras alcanzar la final en Barcelona y puede ser un adversario más duro de lo que indica su ranking. Por lo tanto, el hipotético rival de Nadal en semifinales tiene difícil pronóstico. Incluso, asegurar la presencia del jugador balear en esta ronda resulta aventurado dados sus últimos resultados.

Murray.

Parte baja

La ausencia de Djokovic y la eliminación de Wawrinka han alterado completamente las previsiones iniciales de esta mitad del cuadro. A priori, David Ferrer es el actual favorito para alcanzar la final en Madrid, pero las últimas actuaciones del jugador alicantino siembran dudas sobre su estado de forma. Su próximo rival será John Isner o Marinko Matosevic. El sacador estadounidense, ayudado por la altitud de Madrid, sería un rival incómodo para Ferrer. En los cuartos de final, el español se mediría al ganador del partido entre Ernests Gulbis y Alexandr Dolgopolov o al vencedor del duelo entre Marin Cilic y Paul-Henri Mathieu.

Más abierta si cabe se presenta la otra sección de la mitad baja del cuadro. Tras su sonado triunfo ante Wawrinka, Dominic Thiem espera al ganador del encuentro que enfrenta a Feliciano López y Mikhail Youzhny. El jugador toledano, en un mal año, tiene una gran ocasión de llegar lejos en uno de sus torneos predilectos. Madrid también puede suponer el resurgimiento de Youzhny tras su peor comienzo de temporada en mucho tiempo.

Sin embargo, Kei Nishikori y Milos Raonic parten como favoritos para lograr el puesto de semifinalista. El japonés, ganador del Conde de Godó, se ha exhibido en su debut contra Guillermo García-López, mientras el canadiense, cuartofinalista en Montecarlo, tiene un servicio difícil de contrarrestar en Madrid. Ambos se enfrentarán en la tercera ronda con un objetivo adicional: Nishikori puede alcanzar el top 10 la próxima semana por primera vez en su carrera, mientras Raonic aspira a consolidar este estatus.

Antes de comenzar la jornada del miércoles, el ranking indica que Nadal – Murray y Ferrer – Raonic son las semifinales más lógicas del Masters 1000 de Madrid, pero las circunstancias de cada jugador, los diferentes estados de forma y la irracionalidad que reina en el circuito masculino este año, hacen que cualquier pronóstico sea frágil.

Cuadro.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes