Paula Ormaechea: "Cuando me va bien estoy por todos lados y cuando no, no existo"

Paula Ormaechea, la mejor argentina de la actualidad, charló con Punto de Break y tocó diferentes temas de actualidad.

Paula Ormaechea con el puño cerrado
Paula Ormaechea con el puño cerrado

Paula Ormaechea, ubicada en el puesto 71º de la clasificación mundial. es la mejor jugadora argentina del circuito de la WTA en la actualidad. El 2014 no está reflejando en resultados el trabajo y las buenas sensaciones que tiene de juego. Ormaechea cayó en primera ronda de la fase previa de Madrid y decidió irse a Italia para ahorrar dinero ya que los costes de quedarse en la capital española eran elevados. Antes de volar concedió una charla exprés -pero intensa- a Punto de Break.

"A las 15:30 me voy a entrenar a otro club" comenta mientras termina de armarse el raquetero en la sala de jugadores. Son las 15:25 en Madrid y Paula Ormaechea saca cinco minutos de la galera para charlar con Punto de Break sobre su presente, su futuro más inmediato, sus dificultades económicas y hasta el trato que recibe por parte de la prensa en Argentina.

El caso de Ormaechea es llamativo. Estando entre las 75 mejores del mundo aún tiene más gastos que ingresos cuando los resultados no le van de cara como es el caso del primer cuatrimestre del año. Paula prefería haberse quedado en Madrid para entrenar con las mejores jugadoras del mundo pero tuvo que agarrar un vuelo y marcharse a Italia por el hecho de ahorrarse el alojamiento. Aún siendo de las mejores del mundo, continúa haciendo malabares con el dinero para que esta profesión le salga rentable.

¿Qué valoración hace de este primer cuatrimestre del año?

Tenísticamente estoy bien, he mejorado mucho con respecto al año anterior y vamos implementando cosas nuevas. Los resultados no se vienen dando, no se viene plasmando lo que uno está haciendo pero creo que es cuestión de seguir porque las cosas pueden cambiar en cualquier momento. Siento que estamos haciendo las cosas muy bien, que estamos trabajando duro así que esperemos que se dé vuelta la historia.

¿Cómo se afronta mentalmente saber que, aunque se estén haciendo las cosas bien fuera de las pistas, los resultados no llegan?

Bueno la verdad es que no es fácil. Pero tengo mi psicólogo y trabajo mucho. Cuando a uno no le va bien es difícil pensar en positivo y decir que ya se va a dar vuelta. Gracias a Dios tengo gente que me apoya muchísimo a mi lado, mi familia también y eso me mantiene muy arriba. Es lo más importante. No solo lo que yo piense sino lo que me ayudan ellos.

Encara un tramo de temporada complicado porque defiende muchos puntos…

Sí pero no me preocupa si tengo que dar un paso hacia atrás para volver a dar otro hacia delante. No va a ser la primera vez que me pase así que en este sentido estoy tranquila. El camino recién empieza.

Cuando tiene que defender tantos puntos, ¿siente una presión extra?

Puede ser que inconscientemente algo haya pero no es algo que me preocupe. Mismo este año que tenía que defender mucho en Bogotá yo estaba en Brasil y sabía que si no iba bien yo iba a perder los puntos. Al final está dentro del juego.

En cuanto a nivel de juego está en un estado de forma muy similar al resto de jugadoras del circuito. De hecho, en ocasiones, sus partidos contra jugadoras mejores posicionadas en el ranking se definen por simples detalles…

Sí. He tenido muchas chances con grandes jugadoras y jugué bien con ellas, con Kvitova en Miami o con Carla Suárez en Sydney, pero son cosas pequeñas. Son puntos aislados y son partidos que podrían haber sido diferentes.

¿Tiene más mérito que una Argentina esté 70 del mundo que no una europea?

Sí, puede ser. Allá nos cuesta más a todos. Los inicios son mucho más duros, los viajes más costosos y no es lo mismo. Nunca me lo puse a pensar pero creo que sí. El hecho de tener que viajar tanto y con distancias tan largas hace que todo sea más complicado.

De hecho ahora se va a Italia para ahorrar dinero…

Sí, así es. La verdad que los gastos son altísimos. La habitación mía, la de mi entrenador, las comidas… ¡todo! Así que cuando puede ahorrar mejor porque mientras los resultados no se dan, la plata (el dinero) que entra tampoco es mucha. Es mucho más lo que se gasta que lo que se gana.

Preferiría quedarse aquí para entrenar pero se tiene que marchar.

Sí. Obviamente me gustaría quedarme acá por todas las jugadoras que hay pero no se puede así que tomaremos otra decisión.

El circuito de la WTA se juega cada vez más sobre pistas duras que no en polvo de ladrillo. ¿Cómo ve una terrícola como usted esta tendencia actual?

Y me voy acostumbrando pero ojo, a mí me gusta mucho el cemento. No tengo problema. Igual jugar en polvo de ladrillo siempre es lindo, volver a jugar ahí es hermoso porque es donde uno nació. Los puntos son diferentes, uno puede patinar y creo que se juega realmente más al tenis. Pero sí, es así, cada vez va todo más rápido y será que así lo quieren los sponsors y la WTA.

¿Cómo te trata la prensa en Argentina? ¿Te presiona o te cuida?

Creo que ha mejorado mucho. Obviamente que al no haber muchas jugadoras, cuando a una le va más o menos bien, viven esperando mucho más. Pero estoy tranquila porque sé cómo es, lo he hablado miles de veces así que me lo tomo con calma. Esto, al fin y al cabo, es todo resultados. Cuando a uno le va bien está por todos lados cuando no, no existe.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter