¡Pelotazo de Almagro!

Nicolás Almagro eliminó contra todo pronóstico al número uno del mundo y máximo favorito del torneo, Rafael Nadal.

Nicolás Almagro festejando el tirunfo de su vida.
Nicolás Almagro festejando el tirunfo de su vida.

Nicolás Almagro venció a Rafael Nadal por 2-6, 7-6(5), 6-4 y se clasificó a las semifinales del Barcelona Open Banc Sabadell. El murciano, contra todo pronóstico, derrotó por primera vez en su carrera al mallorquín en un partido de ritmo frenético. Almagro buscará reeditar la final del 2013 mañana ante el ganador del partido entre Santiago Giraldo y Phiilpp Kohlschreiber.

Nicolás Almagro dio el batacazo del año tras vencer al máximo favorito y ocho veces campeón del Conde de Godó, Rafael Nadal en un partido que tuvo de todo. Nadal arrasó en el primer set y cuando parecía que el partido lo tenía en el bolsillo, Almagro reaccionó remontó en el segundo y confirmó el pelotazo en el tercer set levantando al público de la pista central del Real Club Tenis de Barcelona.

Fue una de las victorias de su carrera. La festejó con un grito ensordecedor que llegó hasta Murcia. Almagro era un derroche de alegría y de euforia tras ver que por primera vez vencía a ese 'monstruito' llamado Nadal. "Es cierto que es una victoria importante en mi carrera. No hay mucho tiempo para disfrutarla pero sí está claro que puede marcar un punto de inflexión en mi carrera" tiraba en rueda de prensa.

El primer set fue un monólogo de Rafael. Empezó con fuerza aprovechándose de un Almagro errático, lento de piernas y algo tenso. Regaló al primer juego a Rafa que apenas se encargó de meter la bola dentro. Sin emabrgo, en el segundo juego Nico comenzó a jugar al tenis, a encontrar sensaciones y a tirar tanto de revés como de derecha. Encontraba ganadores al impactar con violencia y decisión.

Rafa iba a remolque y sospechó que no sería un camino de rosas. Así se vio obligado a poner la cuarta y quinta marcha al partido y no paró hasta llevarse el set y dejar clavado al murciano con el marcador en 2. Rafael llevaba a la perfección un juego de guerrero. Llegaba a todas las pelotas, forzaba a Almagro a pegar 6, 7 u 8 tiros en cada intercambio.

Nico conectaba algún que otro tiro ganador aislado pero los errores no forzados aumentaban por el desquicio de tener un frontón del otro lado de la red. 6-2 para Nadal de forma clara y rápida.

Cuando parecía que el partido estaba en territorio Nadal y que no saldría de sus garras, la reacción de Almagro sorprendió a todos los presentes. Aguantó el tirón del número uno del mundo y fue salvando todas las bolas de break que tuvo en contra para llegar al desempate con vida. Curiosamente en el tie break, donde Nadal saca las garras y aprieta los dientes, fue cuando Almagro no titubeó y se lo arrebató al mallorquín que parecía estar con el partido bajo su poder.

“Hoy ha tocado perder cuando creo que podría haber ganado el partido. La semana pasada David fue mejor que yo. Hoy no creo que haya sido así aunque el que gana es justo ganador. El tenis es un deporte muy justo, tengo que felicitar a mi rival” comentó Nadal cuando le preguntaron por esa gran oportunidad que dejó escapar en el segundo set.

La última manga también fue una caja de sorpresas ya que Almagro seguía arriesgando, seguía tirando, jugando valiente y moviendo a Nadal de lado a lado. El partido estaba para cualquier y se definiría por detalles. Esos que en los últimos puntos, Almagro jugó a un nivel de marciano y le valió para hacerse por primera vez en su vida con un partido ante Rafael Nadal.

“A veces se gana y otras se pierde. Me ha tocado perder en dos semanas seguidas, cosa que no me pasaba hace tiempo en pista de tierra. No es ningún drama, la vida sigue. Drama son cosas como las que le ha pasado a Tito (Vilanova)” comentó Nadal tratando de restarle dramatismo al asunto. “Todas las situaciones nuevas son inéditas, no tendré éxito toda la vida. Creo que por momentos he jugado mejor de lo que lo venía haciendo”.

Almagro, según dijo al acabar el encuentro, no salió recordando las estadísticas. "No he pensado que era un 10-0, si lo hubiese hecho probablemente no hubiera entrado a jugar, le hubiera dado la mano antes de empezar".

"Venía sacando bien, jugando agresivo. Hoy he concedido 18 bolas de break, por lo que debo mejorar para el partido de mañana porque son muchas. Hoy he salido aireoso pero para el partido de semifinales debo estar más pendiente".

Un aspecto que ayudó al murciano fue el hecho de haber chocado con dos zurdos como Klizan y Verdasco anteriormente . "Quizá me haya podido ayudar haber jugado con dos zurdos antes en el torneo. Si me decís ahora mismo prefiero jugar las semis con un zurdo" bromeó Nico.

Rafael Nadal sigue sin encontrar su juego y deja dudas de cara al resto de temporada de tierra batida que tiene por delante. Su primera parada será el Masters 1000 de Madrid en menos de 10 días. “Si a Madrid llego mal y vuelvo a perder, lo mismo será. No conozco a nadie en la historia de este deporte que haya terminado ganando, ganando y ganando".

Cuando al número uno del mundo le preguntaron qué cambiaba para Roland Garros estas dos derrotas prematuras tanto en Montecarlo como en Barcelona soltó: “después de diez años igual dicen que no soy el gran favorito a ganar Roland Garros. A mí no me cambia nada”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes