“Nishikori tiene mucha presión de los medios, la gente y los sponsors”

Dante Bottini, entrenador del japonés, es una de las personas más influyentes en la carrera de Nishikori. Una entrevista de lectura obligada.

Dante Bottini es argentino, tiene 34 años y es el actual entrenador full time de Kei Nishikori desde hace más de tres años y medio. Pero Bottini no está solo al mando de su pupilo sino que comparte, durante 15 semanas al año, labores de coach con Michael Chang. Punto de Break charló con el argentino para conocer más a fondo a la estrella asiática del tenis, la relación con Chang y el carácter de Kei.

Va acabándose la jornada de octavos de final en el Conde de Godó y Dante Bottini invita a Punto de Break a juntarse en la Casa Club del Real Club Tenis Barcelona. El argentino viene de ‘espiar’ durante más de 2 horas y 45 minutos el partido entre Robredo y Cilic que deparará al rival de Nishikori en cuartos de final.

“Jugó un huevo y sacó muy bien” comenta Dante sobre Cilic que terminaba de cerrar su partido en el tercer set ante el catalán. “¿Nos sentamos ahí” pregunta señalando uno de los sofás tan codiciados que hay en la sala.



Hace exactamente un año nos encontramos acá, en el Conde de Godó, y Kei era el número 16 del mundo… el objetivo para 2013 era intentar meterse entre los 10 mejores… ¿por qué no se logró?

Falló la continuidad. Estuvo 11 durante tres o cuatro meses del año después de perder en octavos de final con Rafa Nadal en Roland Garros, pero falló la continuidad, el estar bien en los torneos. Jugó muchos torneos con dolores o con lesiones. No jugó al cien por ciento. En las canchas duras le fue muy mal y si le hubiese ido un poquito bien hubiese tocado el top ten seguro.

¿Se frustraron al no haber conseguido la meta?

Sí, obviamente molestó porque al estar tan cerca y no poderlo lograr, te quedas con la espina. Sirvió para que este año arranque de nuevo con todo y para que esté con hambre y con ganas. Trabajamos mucho en la pretemporada para que físicamente esté firme.

¿Qué cambió de Kei en este último año?

Un poco la mentalidad, él tiene que seguir creyéndosela. Es un jugador que tiene un potencial infernal pero se la tiene que seguir creyendo. No porque le gane una o dos veces a los top ten es de casualidad. Él puede hacerlo. Lo demostró este año en Miami que le fue muy bien y está con confianza.

¿No se termina de creer que puede estar entre los mejores del mundo?

Puede ser. Pero también tiene que aprender a jugar bien semana tras semana. El año pasado ganaba un torneo, se retiraba en el otro o le iba muy bien en un torneo y en el siguiente perdía en segunda o tercera. Para llegar a esa meta hay que estar semana tras semana.

¿Dónde se nota la mayor mejoría de Kei en estos últimos doce meses?

Lo noto más seguro. Está teniendo casi el mismo año que el comienzo de 2013 pero lo noto un poco más seguro de sí mismo en las decisiones que toma. Está mejor. Todos los años ha ido mejorando y evolucionando en algo.

¿Cómo surgió la idea de contar con Michael Chang en el equipo?

Fue una decisión de él y del agente. Me lo comunicaron el año pasado antes de irnos a la gira de Asia. Pensaron que podría ser una buena alternativa para él para ayudarlo en los grandes o que lo ayude mentalmente.

Se sentaron a hablar antes, ¿cómo fue esa charla?

Bueno, hablé con él y me pareció una persona muy sensata. Quería saber cómo pensaba, qué quería hacer y qué ideas tenía. Es muy humilde y hablamos que los dos íbamos a ser los coaches y él iba a estar 15 semanas y yo durante todo el año.

Imagino las presiones que debe tener el mejor tenista de la historia de Japón…

Muchas De la gente, de los medios y de los sponsors. Los periodistas están constantemente preguntándose por qué no gana ese torneo o aquél, por qué no está top ten… cosas así. Los sponsors están siempre queriendo que gane que gane y que gane. Están todos detrás de él.

Chang vivió algo similar…

Exacto. Es por eso que él lo puede ayudar mucho.

El problema es que Japón no tiene esa tradición y se creen que ganar títulos semana a semana y meterse entre los diez primeros debe ser fácil.

Exactamente. Cuando pierde con un ‘flaco’ que está peor rankeado que él, 80, 70 o 60…. Piensan que es el fin del mundo. Y no es así, hoy en día cualquiera le puede ganar a cualquiera.

Si tuviese que decir algo que aporta Michael Chang al trabajo, ¿qué sería lo primero que se le viene a la cabeza?

Muchas cosas aporta. Fue top ten durante muchos años, fue una gran figura. Pero a mí lo que me gusta es su actitud en el momento de los entrenamientos. Le gusta trabajar duro, es muy positivo y esto me encanta porque yo también lo soy. Además siempre le busca el lado para mejorar cosas.

Michael Chang con 17 años ganó Roland Garros…

(Interrumpe) ¡Ahora va a tener esa presión! Je, (risas).

¿Qué consejos da Chang sobre la tierra batida? Es el punto más ‘débil’ de Nishikori.

Sí pero el año pasado no le fue tan mal. Le ganó a Federer, hizo cuartos de Madrid, octavos de Roland Garros perdiendo con Rafa... pero te digo que Michael no habla de su pasado. No dice ‘yo cuando gané Roland Garros…’, no. De eso nada. Trabajamos el día a día sabiendo que Kei es un jugador de todas las canchas.

Usted siempre lo dijo.

Sí, En polvo de ladrillo puede jugar muy bien. Es muy rápido, tiene una derecha que le va, un revés muy limpio y lindo. Es muy difícil ganarle un punto.

Últimamente en el circuito parece que grandes leyendas del tenis se ponen con jugadores: Edberg, Lendel, Becker, Chang… ¿por qué?

Enqvist, Bruguera… no sé el porqué. Es el ‘boom’…

¿No piensa que tal vez el hecho de ser un gran jugador no garantiza que tenga que ser un gran entrenador?

Obviamente que no garantiza. Y obviamente que no siempre va a haber una química entre el jugador y el entrenador ese. Eso tampoco quiere decir que sea un mal entrenador sino que simplemente no hay química. O el mensaje que quiere hacer llegar el entrenador no cala. Pero no es el caso de Michael y el mío con Kei. De los otros no soy quién para decir si son buenos o malos. Experiencia tienen y eso ya es importante. Está en ellos ver cómo le hacen llegar el mensaje al jugador.

Habrá situaciones que usted y Michael tengan opiniones distintas. ¿Pueden chocar conceptos?

No. Si hay lo charlamos entre los dos y después le llega un solo mensaje a Kei. Eso es lo principal en todo el equipo. Es fundamental la comunicación para que le llegue ese solo mensaje si no Kei se va a hacer un ‘matete’ y no es bueno eso.



El año pasado le pregunté sobre algo que mejoraría en la relación con su jugador y me dijo que sería el Feedbcack que había entre ambos ¿cómo va esa progresión?

Ahí va mejorando. No te digo que fue un giro de 360º pero va mejorando. Está más suelto, te diría que está con más confianza y se la cree más pero bueno nunca va a ser un tipo de hablar mucho.

¿Por qué siempre optan por Barcelona para comenzar la temporada de tierra batida?

Porque nos encanta. Es un torneo fabuloso. La gente, la ciudad, la comida, el clima… es un buen comienzo para la gira.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes