Ferrer cae ante Gabashvili

El ruso Teimuraz Gabashvili dio la sorpresa en el Banc Sabadell Conde de Godó al derrotar al 2º favorito David Ferrer, 6-4 6-2

Saltó la sorpresa en R2 del Conde de Godó, donde el segundo favorito, el alicantino David Ferrer, sufrió una imponente derrota ante Teimuraz Gabashvili, en dos mangas, 4-6 2-6. Tras su buen papel en Montecarlo, David no pudo imponer su tenis en ningún momento del partido y como bien reflejó en la posterior rueda de prensa del partido, fue a remolque durante todo el encuentro.

Lo cierto es que el ruso Gabashvili, afincado en la Sánchez-Casal de Barcelona, está enlazando semanas de gran tenis. Su estilo directo, plano, muy potente y con capacidad también para contragolpear, escondiendo todos los golpes y buscando las líneas con valentía, resulta muy incómodo en las primeras rondas ante jugadores top que necesitan de cierto rodaje para imponer su ritmo de pelota, alcanzado con el paso de las horas y las rondas. Y Ferrer sufrió uno de esos días en los que Gabashvili ni concede ritmo ni metros en pista. El ruso jugó muy inspirado.

“Ha sido mejor que yo. Buscó más el partido tiró más fuerte y más duro. Comencé un poco nervioso”. Lo cierto es que tanto el resultado como las sensaciones reflejan tal realidad. ‘Timur’ demandaba a David que atacara antes o defendiera envíos dignos de un mortero. Ferru intentó buscar ritmo alto de intercambio pero encontraba siempre respuesta y muchas veces contragolpes en carrera que posibilitaban una transición hacia una bola corta y defensiva de David y a un Gabashvili metido en pista para cerrar el punto.

“No sentí más presión por la derrota de 2013. Cada partido es diferente. Hoy venía con muchas ganas pero no se dio el día. Timur jugó muy bien”. Ferrer no defendía nada del curso pasado, donde también cayó en primera ronda, precisamente ante otro jugador de similares características y misma nacionalidad, Dmitry Tursunov, pegador, indigesto para jugadores más rítmicos y constructivos en rallies amplios. Arsenales y tipologías así presentan un doble filo que pueden complicar mucho los primeros pasos de los favoritos.

David también se refirió a sus condiciones para este partido, intactas en todo momento. “Estaba perfectamente en condiciones físicas y mentales. Simplemente que ha tirado más fuerte y he ido a remolque. Es un palo porque venía jugando bien, tenía buenas sensaciones. A descansar, una semana más en casa y a preparar Madrid”. La potencia del ruso fue en todo momento sostenida, constante, en un estado de confianza alargado, como decimos, durante las últimas semanas. Un pegador que sin referencias emocionales sólidas, puede verse abocado hacia un sumidero de errores no forzados y bolas al pasillo o al muro, peor con mucha calidad para dibujar ganadores si están cómodos en pista.

David hizo referencia a jugarle más por el lado del drive de Gabashvili, pero no surtió efecto. “Jugarle más por la derecha pero no me dejó en ningún momento. Yo le di muchas alas también. Fui a remolque todo el partido. No tuve buenas sensaciones”, fueron las últimas palabras del discípulo de José Altur en rueda de prensa. David apuntilló poder descansar durante esta semana y acudir con buena preparación al Mutua Madrid Open que comienza el primer fin de semana de mayo.

Comentarios recientes