Nadal: “Soy el jugador que más oportunidades me he perdido por lesión”

Rafael Nadal compareció en rueda de prensa a dos días de su debut en Barcelona. El balear comentó su año y sus sensaciones actuales.

Rafael Nadal lamentándose.
Rafael Nadal lamentándose.

Rafael Nadal compareció en rueda de prensa ante los medios de comunicación, como es habitual cada lunes en el Conde de Godó, y abordó diferentes temas de actualidad y personales. Habló de Federer, de Wawrinka, de Ferrer, de Djokovic y de cómo afronta la temporada. Reconoció que la final de Australia le hizo daño pero que es pasado y toca mirar hacia delante.

El balear generó gran expectativa en una sala de prensa que se quedó pequeña. Nadal lleva dos días en Barcelona y aspira a coger buenas sensaciones cuanto antes tras la derrota en cuartos de final de Montecarlo.

“Llegué el sábado por la mañana, entrené tanto sábado como domingo y hoy volveré a entrenar también. Tengo que intentar volver a coger las sensaciones positivas. Siempre cuando pierdes necesitas unos días de recuperación o de entrenamiento. Simplemente son unos días de volver a coger el tenis” comentó Nadal.

El reciente ganador de Montecarlo, Stanislas Wawrinka, fue el primer nombre en salir a debate, “Wawrinka es un jugador que tiene una experiencia larga en el circuito y un potencial muy alto. Cuando uno tiene el potencial que tiene él y ha conseguido hacer cosas buenas, siempre es extraño que uno lo haga tan bien a una edad tan avanzada. Lo normal es que ese talento salga a relucir en una edad más temprana”.

Nadal no tiene dudas que ‘Stan’ es el hombre del momento. “De los primeros tres meses del año es el que está más en forma, es el que lleva más puntos del circuito. No hay discusión. Hay que felicitarle. Realmente es un jugador que, a día de hoy, no tiene hueco. Hace todo bastante bien y a una potencia muy alta”.

Lo que no quiso fue especular sobre la ausencia de su máximo competidor, Novak Djokovic. “No he hablado con él, me parece precipitado hablar de que podría estar fuera de Roland Garros y Wimbledon estando a tantas semanas vista. No sé si va a estar en Madrid o no. No tengo ni idea pero no es que se haya tenido que retirar en el partido ni que vieras que se rompía algo. No me llego a pensar que vaya a estar todos esos meses parado”.

Pero Nadal no mira a los demás sino que se centra en su trabajo y en seguir mejorando. “El estado actual es el que es. He empezado más o menos bien el año y es verdad que me ha faltado un extra de competitividad y de confianza importante en según qué partidos ya que no competí como a mí me hubiese gustado”.

La final de Australia le hizo daño al número uno del mundo. Él lo reconoce pero quiere pasar página. “No se puede seguir excusando la final del Open de Australia, es pasado. He tenido adversidades en mi carrera, no vamos a esconderlas y esta ha sido otra más”.

Sin embargo volvió a enredarse en el tema de las lesiones y sus ausencias en los grandes torneos desde que es profesional. “En estos últimos ocho años, con todo lo que he conseguido, que es mucho más de lo que hubiera soñado o esperado, también es verdad que soy el jugador que más oportunidades se ha perdido por lesiones de todos mis rivales directos. Desde que pierdo el Open de Australia en 2006 por lo del pie hasta ahora, que no pude competir la final de Australia, me he perdido algún Wimbledon, algún US Open con lo cual he perdido oportunidades para tener opciones de seguir sumando. Las oportunidad cuando pasan no vuelven, es una realidad”.

Pero el no quería ser el hombre que iba a ‘llorar’, como dijo Nadal, por estos obstáculos en su carrera. “Aun así pues estamos donde estamos y se ha conseguido lo que se ha conseguido y es motivo de alegría y de satisfacción. No soy yo el que vaya a llorar por lo que me ha pasado porque me siento un gran afortunado por todo lo que he conseguido. Simplemente cuando uno lleva una línea positiva y a trabajado para un objetivo, uno se siente cómodo, se siente bien y ocurre lo que ocurrió en la final de Australia a uno le crea inseguridad y bajón mental”.

Quedó tiempo para una perla más cuando le preguntaron si esas oportunidades perdidas le afectaban psicológicamente. “De todos los jugadores con los que he coincidido en el circuito, quizá todos, menos uno, me cambiarían su posición por la mía. Simplemente que cuando pasa lo que ocurrió en Australia es normal que uno se quede un poquito chafado durante unas semanas y después el hecho de la lesión en la espalda que no me permitió trabajar continuamente lo que me hubiera gustado. Al volver me costó encontrar el ritmo competitivo. Hay que mirar hacia delante”.

Nadal no comparte la opinión que hay una nueva tendencia en el circuito sobre jugadores de ‘segunda línea’ que pueden hacerle daño y asaltar los puestos de privilegio.

“A mi lo que me parece es que son muchos años de los mismos. Es algo que no ha ocurrido en la historia. ¿Hay un cambio de mentalidad? No sé qué decirte. Para decir eso hay que analizar la temporada. Este año gané yo en Doha, en Australia Wawrinka me ganó a mí la final, en las semifinales estábamos Federer contra mí, en cuartos Federer contra Murray… los mismos estaban ahí. En Indian Wells Djokovic le ganó a Federer, en Río de Janeiro gané yo, en Miami Djokovic me ganó a mi y en Montecarlo Djokovic-Federer en semifinales y Wawrinka le ganó la final que Federer estuvo a tres puntos de ganar”.

“No creo que haya un cambio de tendencia muy alto. Los resultados dicen que Wawrinka ha empezado muy bien el año pero los que le siguen son los mismos de siempre” zanjó el balear en una rueda de prensa que tuvo de todo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes