El chileno Paul Capdeville se retira del tenis

"Por un tiempo, me dijeron tantas veces que era malo, que acabé creyéndomelo", declaró el tenista chileno Paul Capdeville, de 31 años

En una entrevista al portal 'Lasegunda.com', el tenista chileno asegura que se retirará en las siguientes semanas, bien en el Challenger de Santiago o en el torneo de Roland Garros, siempre que consiga pasar la previa en el torneo parisino.

El tenis chileno no pasa por su mejor momento. El propio Paul Capdeville sigue siendo la mejor raqueta de su país a pesar de que aparece en el puesto 245 del ranking y que sólo ha podido ganar 8 partidos oficiales en los últimos cuatro años, haciendo más acto de aparición en torneos Challenger e intentando pasar previas de torneos importantes sin apenas éxito.

Hacía 22 años que Chile no tenía al menos un tenista dentro del top 200. En aquel entonces, Felipe Rivera, aparecía en el puesto 195 del ranking un 6 de julio de 1992. Hoy en día, con Capdeville apartándose a un lado, algunos de los tenistas chilenos que quedan son Hans Podlipnik (251º del mundo), Gonzalo Lama (301º), Cristobal Saavedra-Corbalán (399º), Christian Garín (400º) Ricardo Urzua-Rivera (403º) o Jorge Aguilar (462º).

Paul Capdeville coincidió en el tiempo con los tres tenistas más reconocidos en la historia de Chile, Marcelo Ríos, Fernando González y Nicolás Massú. Eso es algo que le perjudicó, como él mismo reconoce. "La gente me comparaba con ellos, que consiguieron cosas enormes y claro, no tenía nada que hacer. Me llegaron a decir tantas veces que era mal tenista que llegué a creérmelo", declara en la entrevista a Lasegunda.

Aún así, el natural de Santiago de Chile confiesa que no todo fue malo al coincidir con esos tres grandes tenistas. "Me ayudó a superarme cada día. Recibía muchas comparaciones de lo que hacían ellos, eso me motivaba a hacerlo mejor", explica un Capdeville que a pesar de no haber tenido una carrera exitosa donde no llegó a conseguir ningún título oficial y su mejor puesto en la clasificación fue el 76 en el año 2009, confiesa haber generado mucho dinero con el tenis. "Recibo una pensión de la ATP y tengo casas en Miami, Santiago de Chile... no me puedo quejar".

Para ser pensionado de la ATP necesitas estar cinco años seguidos disputando al menos ocho torneos oficiales cada año, algo que ha conseguido Capdeville pero no otros que llegaron a ser número 1 como Patrick Rafter. Los recursos económicos comienzan cuando el ex-jugador cumple 49 años y se extiende por los siguientes 20. Algo poco conocido para el público.

Preguntado por qué decidió retirarse, Paul cuenta que "se adelantó la decisión por dos motivos. Una es la lesión de espalda que he sufrido y otra porque mi mujer espera gemelos y ya tenemos otra hija de un año y ocho meses. Quiero estar con mi familia".

El chileno también habló de su relación con Fernando González, Massú y Marcelo Ríos, que no siempre fue buena. "En Copa Davis existían dos jugadores muy buenos, Nico (Massú) que era top 20 y Fernando. Yo era simplemente uno más, pero ellos dos tenían mucha fuerza y eso creaba roces. Yo creo que hay que enseñar desde pequeños que la Davis se gana en equipo, no solo". Aunque todo ha cambiado ahora, según cuenta. "Mi relación con ellos ahora es mucho mejor. Con Massú me llevo muy bien. Somos amigos. Con Marcelo hablé hace tiempo y también quedaron solucionados nuestros problemas".

Por el momento, declara que se alejará de las pistas de tenis. "Tengo una empresa dedicada al tema minero y hace siete años que empecé otro proyecto con mi padre y quiero ayudarlo. Por supuesto que algún día me gustaría volver a las pistas. Tener un chico y entrenarlo, pero por ahora quiero desconectar y descansar un poco, porque tantos años metido en el tenis cansa mucho".

Comentarios recientes