Los gritos en el tenis: ¿Molestos o algo normal?

DEBATE | ¿Son molestos los gritos tanto de hombres como de mujeres al golpear la bola en los partidos de tenis?

Con la reciente irrupción de Jovana Jaksic en el circuito tras su final en Monterrey la pasada semana, lo ruidoso de sus gritos han vuelto a abrir el debate de si esto debería controlarse en cierta medida ya que podría llegar a ser muy molesto, no sólo para la tenista oponente sino también para el propio espectador.

Hace poco leía en los comentarios de las noticias a varios foreros quejarse de los gritos de varias tenistas como Sharapova o Azarenka (sí, os leemos a todos en los comentarios, siempre), y tras ver un par de videos de Jovana Jaksic en su participación en Monterrey la semana anterior, me hizo darme cuenta que estábamos ante otro caso similar.

Mucho se ha hablado en el pasado de Sharapova o Serena y lo alto de sus gritos, o la portuguesa Larcher de Brito, la cual llegó a decir: "Estoy aquí para ganar. Si a la gente no le gusta mis gritos, pueden irse a casa". También la bielorrusa Victoria Azarenka que llegó incluso a ser abucheada en medio de un partido en el Open de Australia por sus constantes chillidos. ¿Es esto algo que se podría controlar?

Os invito a ver este pequeño e interesante reportaje acerca de los gritos en el tenis.

"Es mi manera de ser", declara Victoria Azarenka. "He jugado de esta forma desde que era una niña". Maria Sharapova, por su parte, comenta que le dijeron de cambiar eso e intentar algo diferente. Algunas jugadoras en el pasado, como Caroline Wozniacki, se quejaron públicamente y llegaron incluso a decir que las tenistas que gritaban lo hacían a propósito para descentrar a la rival. Otras simplemente consideran que es "molesto", tal y como opina Agnieszka Radwanska. "Aunque no creo que haga falta chillar tan fuerte", confiesa.

Esto no sólo afecta a las jugadoras, también al público que asiste a la cancha o a los que lo ven a través del televisor. La propia Martina Navratilova comenta en el reportaje que muchos fans se le acercaban y le pedían hacer algo al respecto. Aunque esto no es algo nuevo, ya hace 20 años Mónica Seles recibió algunos toques de atención por lo fuerte de sus gritos. Durante la semifinal de Wimbledon del año 1992 ante la propia Navratilova, ésta tuvo que pedirle a la juez que le dijera algo porque la estaba desconcentrando. Seles acabó ganando ese partido.

Nick Bollettieri ha sido entrenador de las hermanas Williams, Sharapova y Mónica Seles. Fue preguntado por si él les comentó algo acerca de sus gritos. "Nunca, nunca, nunca", responde con contundencia. "Nunca les he dicho nada porque nunca he creído que hicieran eso para tomar ventaja sobre la otra". Aunque sí confiesa enseñar a las niñas pequeñas que van a su Academia a no gritar cuando golpean la bola. "Pienso que si vas a enseñar algo, tienes que hacerlo a edades muy tempranas". Una de las pequeñas tenistas declara que aguanta más los puntos desde que respira en lugar de gritar. "Me dijeron: '¿Por qué no intentas respirar en vez de gritar cuando golpeas?', así lo hice y la verdad es que me gusta más".

Os comentaba al comienzo los gritos de Jaksic, y os preguntaréis, ¿son tan fuertes o molestos sus gritos? ¿Podrían descentrar a su rival? Comprobadlo vosotros mismos.

Si echamos un ojo a la regla 26 de la ITF, observamos: "Si un jugador es obstaculizado al golpear la bola por un acto deliberado de su oponente, el jugador ganará el punto". Si nos acogemos a lo que dice, el juez árbitro debería darle el punto al contrario o al menos debería darle un 'warning' a la tenista que grita alto, fuerte y constantemente. La juez Eva Asderaki, así lo hizo en la final del US Open del año 2011. Seguro que lo recordáis. Serena afrontaba punto de break en contra y tiró una bola de derecha, cantando "C'mon!" justo cuando la bola se posaba en la línea, confundiendo a Stosur. Eva le dio el punto y el juego a Stosur y la menor de las Williams acabó bastante enfadada.

Pero no sólo de mujeres va el tema. Los hombres también, aunque en menor medida, gritan durante el juego. Tenistas como Rafael Nadal, Carlos Berlocq, Marcel Granollers, David Ferrer o Novak Djokovic son los que más estruendosos suelen ser, aunque quizás este tema con ellos tenga menor repercusión ya que la voz masculina, al ser más grave, hace que no sea tan molesto para el oído.

Y es que estudios a pie de pista, han dictaminado que el tono de los alaridos femeninos pueden llegar a cotas tan altas como el de una máquina taladradora. El top 3 lo ocupan Victoria Azarenka (95 decibelios), Maria Sharapova (105) y Larcher de Brito (108). Brutal.

Personalmente, pienso que se debería buscar un punto medio en todo esto. Esas tenistas tienen un hábito. Malo o bueno, pero un hábito. Y si se les prohibe el hacerlo, podrían pasarlo mal. Nick Bollettieri ya lo dice en el reportaje, "Si se implanta una prohibición respecto a esto, les va a costar. Con el tiempo, han desarrollado un hábito que les puede costar años cambiar de nuevo".

Quizás, una norma que no permita unos chillidos muy altos podría hacer que las tenistas fueran bajando esos decibelios poco a poco, porque no creo que sea necesario que alguien sobre una pista de tenis grite a más de 100 decibelios durante todo el partido. Eso favorecería al espectador (más público, más retransmisiones de televisión) y a las propias tenistas (no quejas, no faltas de concentración, más igualdad al poder oír el golpe de tu rival).

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Son molestos los gritos o lo veis algo normal?

Comentarios recientes