Borna Coric, el chico que quema etapas

Borna Coric, uno de los mejores juniors del mundo, venció a Jerzy Janowicz en la Copa Davis. A sus 17 años avanza a pasos agigantados.

Borna Coric.
Borna Coric.

Borna Coric (Zagreb, 1996) a sus 17 años fue una de las sensaciones del fin de semana en la Copa Davis. El croata ubicado en el puesto 295 del ranking de la ATP, y siendo el sexto mejor jugador del mundo junior, fue capaz de batir a Jerzy Janowicz (21º) en cinco sets. Coric va avanzando a pasos agigantados y ya prepara su asalto al circuito profesional.

Borna Coric parece no tener el freno activado y está dispuesto a que el mundo del tenis siga hablando de él. Con solo 17 años fue partícipe de la victoria a domicilio de Croacia en el Towar Hall de Varsovia ante la Polonia de Jerzy Janowicz.

En una carrera de maduración exprés, Coric, parece ir quemando etapas a una velocidad vertiginosa. Este fin de semana, y con el público en su contra, no le tembló el pulso a la hora de ser la segunda raqueta de Croacia por detrás de Marin CIlic. Superó la presión, demostró su mejor tenis y dejó en evidencia al mismísimo Janowicz.

Coric ya sabía lo que era disputar una serie de Copa Davis. El pasado septiembre y a sus 16 años tuvo la oportunidades de enfrentarse a Andy Murray en Umag. El británico fue demasiado para el croata que lo venció en tres sets. Sin embargo el joven niño salió aplaudido, respaldado y dejando buena sensación en los espectadores que se percataron que estaban ante una posible estrella del tenis.

El 2013 fue un año de éxitos para Coric. Comenzó en enero en el puesto 1307º del ranking y doce meses más tarde había escalado hasta el 303º. Más de mil puestos subió en su primer año de competición. Unos números incluso mayores que los de Rafael Nadal entre 2001 y 2002 que fue su estreno en el circuito.

El croata, en 2013, y a sus 16 años, alzó 5 títulos de Futures (3 en Turquía, 1 en Nigeria y otro en Gran Bretaña), disputó la Copa Davis, se enfrentó ante un Top Ten, jugó su primer partido ATP, y ganó su primer Grand Slam como junior (US Open).

Sin embargo, el 2014 no comenzó con la misma inercia de victorias que el pasado año para Coric. Lógicamente está enfrentándose a jugadores de mayor ranking, torneos más grandes y la exigencia va incrementándose a medida que su ranking crece.

La victoria ante Janowicz en Polonia es, hasta ahora, la mejor de su corta carrera como profesional. "Nunca había jugado a cinco sets, así que fue una nueva experiencia para mí.

Coric tiene la capacidad de analizar críticamente su juego y ver por qué no tuvo un primer trimestre de juego con resultados tan positivos: "Estoy feliz por haber mejorado mi resto porque en los últimos tres meses tuve problemas para encontrar la forma adecuada de hacerlo. Pensé que sería un problema para mí pero rompí su servicio (el de Janowicz) cinco o seis veces".

El polaco no salía de su asombro al ver el nivel que mostró su joven rival. "Fue un partido difícil pero es el día más feliz de mi vida. No importa lo duro que puede llegar a sacar un rival, sino cómo te sobrepones" zanjó, en palabras recogidas en Vavel, el actual joven héroe croata.

La cara de la derrota fue la de Janowicz que indicó que su rival parecía estar tocado con una varita mágica. "Coric jugó muy bien defensivamente, corrió y me tomó la medida. Voy a necesitar unas horas para analizar qué sucedió. Me sentía bien pero tuve la impresión de que todas las fuerzas sobrenaturales estaban en mi contra".

Borna Coric ha tardado menos de lo esperado en conseguir una victoria tan relevante, en llegar a lo más alto del escalafón de junior y en disputar torneos ATP y Copa Davis. Viene pisando fuerte y ya tiene como meta meterse entre los 100 primeros del mundo.

El talento croata quema etapas, triunfa por donde pasa y recibe toda la atención mediática en su país. Atrás dejó los torneos juniors. Ya va a lo grande y quiere que en 2014 su nombre siga escalando en el ranking.

Borna Coric necesita un buen equipo en el que respaldarse, un entorno favorable que cuide al detalle cada aparición mediática y sobre todo que ubique al niño con los pies en la tierra para que no le pase lo que a muchos jóvenes genios les sucede: perderse por el camino.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes