El tenis, a la caza de los mentirosos

La ITF pretende doblar el número de controles antidoping que se hizo en 2013, año donde varios tenistas de la élite mundial pasaron pocos controles

En los últimos años, la ITF recibió duras críticas por el porcentaje tan reducido en controles sanguíneos que realizaban a los tenistas (8,5% del total en 2012). Eso se pretende cambiar este año donde tras la implantación del pasaporte biológico, se espera doblar el número de controles realizados a los jugadores. Aún así, tienen mucho por delante en lo que mejorar ya que se ha conocido que la diferencia de tests entre varios jugadores de la élite fue muy pronunciada en 2013.

En el top de tenistas que más controles pasaron el año pasado encontramos a Roger Federer, Novak Djokovic, David Ferrer, Maria Sharapova, Na Li o Serena Williams pasando siete o más controles durante los torneos y también fuera de ellos. En cambio, otros como Rafael Nadal o Andy Murray llegaron a someterse entre cuatro y seis tests, un número menor que los mencionados anteriormente. ¿Por qué a unos más y a otros menos?

Jelena Jankovic, número 8 del mundo, piensa que "es un poco al azar. Lo mismo un año tienes 25 controles y otro sólo 5". La serbia presenta una particularidad, y es que se sometió a muchos controles durante torneos en 2013 (más de siete durante los torneos) pero a ninguno fuera de competición. "Quizás era porque cuando no compito estoy en Dubai y es muy difícil para alguien viajar hasta ahí".

Es en esto precisamente donde la ITF tiene su talón de aquiles. Mientras que durante la competición se hacen muchos controles, fuera de ella no lo son tanto. Jankovic no es la única top 10 que no fue sometida a controles antidoping fuera de la competición, en hombres, el argentino Juan Martín Del Potro, que acabó el año como número 5 del mundo, tampoco pasó ningún control mientras no competía.

El doctor Stuart Miller, líder del programa antidopaje en el tenis, confesó en una entrevista a usatoday que existen varios factores para que unos tenistas pasen más controles que otros. Se someterán a más tests si el tenista es sospechoso de dopaje, ha tenido algún positivo en el pasado o está relacionado con una persona expuesta en escándalo de doping. Tal es el caso de Richard Gasquet, que en el pasado dio positivo por cocaína y que en 2013 ha sido sometido a siete controles fuera de competición.

Es muy llamativo que existan estas diferencias tan grandes entre unos y otros. Si Gasquet, señalado como sospechoso por dar positivo en el pasado, fue sometido a siete exámenes fuera de competición, ¿por qué Wayne Odesnyk, sancionado un año por importar hormonas del crecimiento, sólo fue sometido a entre 1-3 controles?

Otros tenistas importantes en el circuito como Ernest Gulbis, que ascendió 114 puestos en 2013, Ryan Harrison, Donald Young o los hermanos Bryan tampoco se sometieron a exámenes antidoping en 2013 fuera de la competición.

Miller declara que esto va a cambiar en 2014, sobre todo con la implantación del pasaporte biológico, y asegura que se realizarán más controles sanguíneos. "Ya en 2013 el 30% de los tests fueron de sangre", explica. Lo importante es que el deporte que veamos, esté limpio.

También te puede interesar:

El tenis adoptará el pasaporte biológico en su programa antidopaje

La lucha del tenis contra el dopaje

Nadal y los controles antidopaje públicos

¿Deben los tenistas financiar el sistema antidopaje?

Comentarios recientes