Francis Roig: "Rafael Nadal no mira lo que tiene que defender. Si lo hiciera se volvería loco"

Francis Roig, entrenador de Rafael Nadal, pasó por Planeta Tenis para analizar la final perdida ante Djokovic. Roig dejó perlas para conocer mejor a Rafa.

Francis Roig, entrenador que acompaña a Rafael Nadal durante 12 semanas al año, pasó por los micrófonos de Planeta Tenis para analizar al detalle los motivos que hicieron perder al número uno del mundo la final de Miami ante Novak Djokovic. Roig profundizó en estos aspectos, explicó por qué Nadal no reaccionó ante el serbio y valoró de forma positiva el comienzo de año. Además, el entrenador tiró unas perlas sobre la rivalidad ante Federer, recordó al Djokovic del 2011 y comentó sobre los objetivos que se pone Nadal a corto plazo.

Es una de las personas que más conocen a Rafael Nadal. Es amigo, entrenador y un peso fuerte en el círculo del número uno del mundo. Francis Roig, en una profunda charla en el programa radiofónico de Planeta Tenis, dio a conocer detalles de la mentalidad del mallorquín. Dice que no mira cuántos puntos defiende, sino que se pone objetivos muy discretos y a corto plazo. "Si mirara todo lo que tiene por defender se volvería loco". Una charla de lectura obligada si se quiere conocer más secretos de Rafael Nadal.

¿Qué lectura hace de la final perdida por Nadal ante Djokovic en Miami?

Djokovic fue muy superior a Rafa desde el principio prácticamente. Rafa tuvo una pelota de break al principio del partido pero tampoco fue una bola por la cual él había salido con agresividad. Fue un poco más de tanteo. Los dos jugadores se estaba tanteando, no había mucho ritmo y a partir de ahí en el 2-2 Djokovic empezó a meterle más ritmo al partido, Rafa se quedó allí, no supo reaccionar y Djokovic fue muy superior y tuvo un partido realmente muy placentero.

A Rafa se le vio lento de piernas, le costaba arrancar y parecía que estaba con falta de chispa en las piernas. ¿Tenía alguna molestia física?

No. No tenía ninguna molestia. Estaba preparado para el partido, lo que pasa es que las cosas no salieron como se planearon o como queríamos hacerlo. Rafa quiso jugar más agresivo. Él sabe cuál es la táctica que tiene que utilizar, sabe que tiene que presionar. Pero hay veces que no te ves como para hacerlo y te vas poniendo cada vez más nervioso y cuando ves que el partido se te está escapando, tus piernas no van como querrías. Encima Djokovic no tuvo que jugar al 100% para derrotarlo. Cada vez parecía que le costaba más y las piernas no iban. Pero bueno, pasar página y a prepararse para los siguientes torneos.

Recuerdo la final del US Open del año pasado. Creo que fue uno de los mejores partidos que jugó Nadal ante Djokovic en cemento. Rafa pegaba muy fuerte, a un ritmo muy alto, y con una agresividad enorme. Ayer no lo pudo hacer. Parecía que le faltaba fuerza y encima estaba jugando muy retrasado…

Sí. Rafa estaba jugando desde muy atrás. Tiraba bolas liftadas desde ahí con lo cual a Djokovic pues no le duelen como le pueden doler a otro tipo de jugadores. Él siempre coge la pelota muy arriba, cuando sube, se posiciona muy bien en la pista y tú lo único que haces es correr. Los últimos partidos que habían jugado, si nos olvidamos de los dos últimos, que uno fue en Beijing y el otro en la Copa Masters, ambos en pista cubierta, pues los dos últimos en verano Rafa había jugado muy bien, había jugado totalmente distinto. Con mucha agresividad, con cuatro o cinco golpeos en cada punto, buscando la derecha con mucha intensidad, con muchos paralelos, sin ceder pista. Estaba con mucha confianza. (…) También, aquí, Djokovic venía de ganar en Indian Wells y tenía ese ritmo que se hizo evidente en la pista. Ojalá Rafa pudiera haberlo hecho pero no estaba capacitado. Pero bueno, simplemente felicitar a Djokovic y ahora toca prepararse para la gira de tierra.

¿Cree que Djokovic está al nivel del 2011?

Evidentemente Novak jugó un gran partido pero creo que tampoco tuvo que hacer su mejor tenis. Rafa no fue capaz de hacerle jugar al máximo nivel ni de contrarrestarle. ¿El nivel de 2011 lo puede volver a tener? Sí, pero lo veo difícil porque, para mí, pocos jugadores han jugado a ese nivel durante tanto tiempo, un año entero. Djokovic acabó el pasado año muy bien, tuvo un poquito de pinchazos al principio pero ahora parece que con estos dos torneos ha vuelto a coger el ritmo. Es un jugador que hace todo muy fácil, como Federer. Yo diría que incluso es más completo que Roger porque se defiende más, para Rafa es más incómodo. Rafa aún tirando 7 u 8 buenos golpes en cada punto, sabe que Novak está capacitado para devolvérselos, para hacerle contras buenas y tener que hacer hasta 10, 12 (golpeos) y aún así perder el punto. Contra Roger es diferente porque sabes que si golpeas 6 o 7 veces seguidas, su mentalidad no es esta de jugar una pelota más. Se va a jugar un tiro que va a ser difícil. Va a ser un tiro impresionante pero va a fallar dos o tres en situaciones que él esté apurado. Roger tiene otras cosas pero a la hora de jugar partidos duros, Novak es más completo.

Rafa es un jugador que va de menos a más, le gusta tener partidos para agarrar ritmo. Entre que perdió pronto en Indian Wells y no tuvo partido de semifinales en Miami… ¿cree que acusó la falta de rodaje?

Bueno. Eso no es una excusa tampoco. Recordamos que Djokovic tampoco jugó y en la final estuvo bien. Esto sí que te puede hacer sentir un poco más parado al principio del partido pero luego ya te vas metiendo y estás otra vez con esas sensaciones. No creo que fuera determinante esto tampoco.

A pesar de la derrota el torneo no es malo…

No. Ni mucho menos. Si lo miras desde el punto de vista de este partido, evidentemente es malo. Pero una final de Masters 1000 a final de año será muy positivo para tener los puntos que necesita para ser el número uno del mundo que, al fin y al cabo, es el objetivo: volver a ser número uno cuando acabe el año.

¿Cómo es el post partido con Rafa? ¿Se habla con él o se le da su espacio?

Hay partidos que son más traumáticos que otros. El partido contra Wawrinka de Australia que no pudo jugar, pues evidentemente fue mucho más traumático. Cuando llegas al vestuario la sensación no es la más agradable que uno desea vivir. Pero al final todos, y Rafa incluido, ganan y pierden muchas veces. En esos momentos ya sabes cómo manejar la situación, lo ves con la cara que pone. Al jugador se le deja un poco de tiempo. Él es quien, cuando tiene ganas de empezar a hablar, viene y te comenta del partido. A veces espera un poco más otras menos. Siempre se acaba haciendo una primera lectura de lo que ha sido el partido pero desde el punto de vista más tranquilo. Lo que no se hace es, nada más acabar el partido, ir a decirle esto o lo otro. No. Menos cuando acaba de perder que lo que necesita es tranquilidad, que piense él mismo y luego ya en conjunto con todo el equipo hablamos y comentamos cada uno cómo ha sido. Luego al final, el tiempo lo cura todo. Unas derrotas duran más y otras menos pero Australia hizo bastante daño. Y esta también por la manera que se produjo. No es lo mismo terminar un partido que has podido jugar bien. Al final, si tú juegas bien un día le tocará a uno y otro, al otro. Al final lo que importa son los puntos que has ganado, aunque siempre te quedará ese último partido en la memoria y esto genera un poquito de dudas.

Últimamente parece que los partidos entre Federer y Nadal están un poquito descafeinados. Rafa le tiene muy comida la moral al suizo. ¿Cómo ve esta rivalidad? ¿Puede Federer volver a ganarle a Rafa?

Evidentemente que puede volver a ganarle. La gente desde fuera lo ve de otra manera. Cuando tú estás dentro de un jugador y te toca jugar contra Federer sabes que, aunque le hayas ganado muchas veces, vuelves a empezar de cero el partido y juegas contra un gran jugador. Puede que mentalmente ya tengas un plus contra el otro jugador pero si quieres ganar, vas a tener que jugar realmente bien. Roger pasó una época más crítica el año pasado en la época del verano. La gente ya lo daba por muerto pero dentro del equipo comentábamos que para darlo por muerto todavía faltaba mucho. La realidad es que a finales del año pasado terminó jugando muy bien y este principio de año también lo está haciendo muy bien. Creo que puede ir a más. Ni antes estaba tan mal y ahora posiblemente tampoco esté tan bien. A Roger yo siempre lo he visto bien. Creo que puede ganar en cualquier momento un torneo importante. Otra cosa ya es acabar número uno. Ahí necesitas una regularidad que tanto Rafa como Djokovic la tienen más que él. Pero yo sí que veo a Roger ganando un torneo importante y estoy seguro que va a ganar alguno más.

A principio de año jugó dobles en el torneo de Doha junto a Rafael Nadal, ¿por qué pensó que era la mejor opción para Rafael y no con otro jugador del circuito?

Porque él veía que conmigo podía ganar el torneo… (risas). No… fue una casualidad. Estábamos en la exhibición de Abu Dhabi y me dijo: “Oye he estado pensando y no tengo a nadie con quién jugar y me gustaría jugar antes del partido de individual. ¿qué te parece si pedimos un Wild Card y a ver si nos lo dan? Así juego, saco un poco, resto… Y yo le dije: “hombre, si no he traído raquetas prácticamente ni estoy preparado”. Me dijo: “¡Da igual! ¿Qué más da?”. Era una cosa para él y a mi me hacía mucha ilusión también así que acepté. Encima tuvimos la suerte de ganar un partido y le sirvió para jugar un poquito más. En el doble tampoco tienes que estar en forma. Es un tema más posicional.

Por lo visto parece que tenemos un 2014 más que interesante, Roger Federer está desplegando una muy buena versión, Djokovic está casi a su mejor nivel y Rafa Nadal tiene muchos puntos a defender en esta gira de tierra…

Te quiero hacer un inciso. La gente siempre está diciendo esto de que ‘los jugadores tienen que defender tantos puntos’. Este tipo de jugadores como Rafa, no miran el defender. Ellos miran lo que va de año. La carrera hacia el Masters. Los puntos que empiezan en enero. Por ejemplo, Rafa empieza el año y dice: “Cuando acabe Miami me gustaría tener tantos puntos”. Rafa es mucho de marcarse metas a dos o tres torneos vista o dos meses máximo. No mira eso de voy a tener que defender Roland Garros o en Wimbledon no gané ningún partido… no no. Ellos miran desde enero todos los puntos que van sumando. Los jugadores que están 40 o 50 sí que lo miran un poco más porque si no defienden los puntos pueden bajar en el ranking y a lo mejor no entrarían en los torneos. Pero los que han sido número uno, estar unas semanas más o menos es relativamente importante. Siempre es importante, pero buscan más estar número uno a final de año. Y esto pasa por ir ganando puntos desde enero hasta el mes de noviembre que acaban los torneos. (...) Los grandes jugadores no miran lo que defienden, si lo hicieran, se volverían locos. Es que las cantidades son enormes. 1000 por aquí, 2000 de un Grand Slam, el otro 600… Como siempre van ganando puntos, miran más lo que va de año que no lo que defienden y la clasificación.

¿Está Rafael en los objetivos que se puso al empezar el año?

Sí. La verdad es que va por encima. Porque él es siempre muy modesto y conservador. No te lo imaginarías. Siempre le gusta asegurar un poquito y acaba haciendo más de lo que él se marca. Lleva un buen año.

Comentarios recientes