Francia se cae del top-10

Por primera vez en tres temporadas, Francia no dispone de un representante entre las diez primeras raquetas del mundo

Richard y Jo
Richard y Jo

El ránking ATP se actualizó ayer, en la semana número 13 del calendario, con algunas notas significativas, entre las que destaca la vuelta de un estadounidense al top-10 (John Isner) o el descenso de TsonGasquet a los puestos 11 y 12, quedando la representación francesa fuera de las diez primeras raquetas del mundo por primera desde el 21 de marzo de 2011, hace justo ahora tres temporadas.

Con dos jugadores en el top-10 a finales de 2013, Francia tocó techo. La nación gala ha producido en los últimos diez años una enorme cantidad de jugadores de diferentes perfiles, siendo a día de hoy, junto a España, el país que más jugadores aporta al top-50 (9). A pesar de tener siempre representantes entre los veinte mejores del mundo: Yannick Noah, Henri Leconte, Guy Forget, Arnaud Boetsch, Fabrice Santoro o Cedric Pioline, fue con Grosjean y Clement los que comenzaron a germinar el boom del tenis francés. Entre 2003 y 2007, ningún tenista nacido en tierras francesas fue capaz de encaramarse a la máxima élite del tenis. Con Grosjean en el 7 y Clement en el 11, a mediados de 2001, se rozó la doble representación francesa en las cimas de la disciplina.

Tras ellos y hasta hoy, las expectativas con Richard Gasquet, la madurez de Gilles Simon y las repentinas explosiones de Monfils y Tsonga como embajadores galos en tales alturas. El de Beziers en 2007 y 2013, Gilles en 2008 y 2009, Gael en 2009 y 2011, y Jo-Wilfried durante los últimas cinco temporadas lograron ser uno de los diez mejores jugadores del mundo. Tras ellos, Llodra, Benneteau, Mahut, Roger-Vasselin, Jeremy Chardy y un largo etcétera de representantes en el top-100 que han supuesto para Francia la edad más prolífica del tenis francés en la Era Open.

No deja de ser un dato circunstancial, pero sus primeras espadas no pasan por su mejor momento. Su jugador más fiable y de gran recorrido en la élite del tenis, con semifinales en 3 de los 4 grandes grandes, una final de Grand Slam y otra de Masters Cup, Jo-Wilfred Tsonga, atraviesa un momento irregular, con cierta desconfianza en sus características como jugador, derivadas de una lesión de rodilla que ha frenado su consistencia y agresividad sobre la pista. Menos móvil y potente, Tsonga defiende una gran gira de arcilla que comienza tras la Copa Davis, donde Francia es enormemente favorita ante las bajas germanas.

Gasquet quizá esté cargando con un estatus cuya defensa exige lo máximo todas las semanas. Sin ser ni mucho menos pobres sus resultados (final en Montpellier, semifinal en Marsella), su juego ha perdido solidez y en los tres torneos importantes –defendía semifinales en Miami- de lo que se lleva de temporada, Gasquet ha estado apagado. Baja por lesión en el compromiso nacional del fin de semana, intentará buscar acelerar en la gira de arcilla, con Sergi Bruguera aconsejando sus pasos. Gasquet busca un punto de inflexión que revitalice su ánimo, si la salud se lo permite.

De igual modo la frontera del top-ten es una zona de continuo tránsito, marcada a corto plazo por la gira de ritmos lentos que comienza a disputarse en un par de semanas. El cambio es siempre una posibilidad, casi una certeza.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter