WTA y las retransmisiones en Miami

El periodista del New York Times, Ben Rothenberg, recoge en un artículo la poca atención televisiva que se ha prestado a los partido WTA en Crandon Park

Los torneos mixtos disputados en la misma semana de ambos calendarios, ATP y WTA, son una excepción si tenemos en cuenta número de eventos mixtos sobre el total de torneos de ambos circuito. Miami, y su completísimo complejo de Crandon Park, es uno de ellos, junto a los Grand Slams, Madrid o Indian Wells. De entre muchos aspectos recientemente ha reflexionado Ben Rothenberg en el New York Times, la escasísima retransmisión de partidos femeninos en la primera semana de torneo.

Y es que casi el triple de encuentros masculinos sobre los femeninos será el recuento final de choques retransmitidos al término del torneo. “71 partidos masculinos serán televisados y habilitados por streaming, por 26 de las mujeres”. Una constante que se ha ido sucediendo durante todas las rondas hasta cuartos de final, donde sí se han televisado la totalidad de partidos WTA, con días concretos donde solamente dos partidos femeninos se han programado para las TV. “Sólo el 22 por ciento de los partidos de las mujeres se televisaron, en comparación con el 74 por ciento de los partidos de los hombres”.

"Después de haberse retransmitido partidos masculinos, las cámaras han sido apagadas con frecuencia, cubiertas con lonas en el momento de jugarse muchísimos partidos femeninos, volviéndose a encender cuando dos hombres saltaban a la cancha. El lunes, las cámaras estaban echando un partido entre el 93 del ranking, Benjamin Becker, y el 119 º clasificado, Aljaz Bedene en la cancha 1. Pero fueron desactivadas a continuación, cuando jugadoras como Na Li, Radwanska o Wozniacki se disponían a jugar”.

Las redes sociales, y mismamente comentarios en artículos de Punto de Break, han mostrado su disconformidad durante todo el torneo con la desigual manera en trato y posibilidad de poder ver tan poca cantidad de partidos WTA en uno de los torneos más importantes del año.

Paradójicamente, el número de partidos WTA retransmitidos en esta edición, 26, es superior al del año pasado, 20, el mínimo exigido por la WTA a la hora de vender los derechos televisivos a las cadenas interesadas. Mismamente, en Indian Wells, esa cifra dobló al interés femenino en Miami, con 55 partidos televisados en el evento californiano.

El torneo emite el número mínimo de partidos para un evento de la WTA Premier Mandatory , que es 20. Cada partido adicional a esa cifra, va fuera de contrato y se paga aparte. Cada partido varía entre los 8000 y los 9000 dólares, afirma Adam Barrett, director de la WTA. Barrett indicó una falta de voluntad a la hora de pagar el precio de partidos femeninos adicionales, como se a hecho en Indian Wells y Madrid””

Desde otro punto de vista se encuentra Bob Whiley, productor ejecutivo de Tennis Channel, quien piensa que la WTA sigue siendo prioridad para los canales de TV, poniendo como ejemplo el partido entre Venus Williams y Casey Delacqua. “Se convirtió en el partido de mayor audiencia del día en Internet a pesar de no estar programado”.

Comentarios recientes