Roland Garros y los derechos televisivos

Una vez más los derechos televisivos vuelven a crear polémica reabriendo el debate sobre la relación del aspecto económico y el tenis

Pista Central Roland Garros
Pista Central Roland Garros

En esta ocasión ha sido la Federación Francesa de Tenis, de la mano de su Director General y a la vez director de Roland Garros, Gilbert Ysern, la que ha tenido que salir al paso de las críticas recibidas sobre el reparto televisivo del abierto francés.

El acuerdo alcanzado entre la Federación Francesa y el Grupo Eurosport el pasado mes de Noviembre, con la intervención de MP&Silva, por el cual se retransmitirá el torneo en el país galo de forma conjunta entre en canal temático deportivo y France Televisión reabre el debate sobre la difusión del deporte y los intereses económicos del deporte de la raqueta.

El nuevo acuerdo reportará a la FFT 87,5 millones de euros en los próximos cinco años, lo que supone unos ingresos anuales de 17,5 millones. Este nuevo contrato supone un aumento del 6% respecto al anterior.

Estos beneficios, que en una parte irán destinados a las obras de modernización de Roland Garros, tienen como contraprestación que por primera vez no se verá íntegramente en abierto el torneo a través de TF1 y TF2.

La tormenta se ha desatado en el país galo. ¿Debe primar la difusión del deporte y sus valores sobre los intereses económicos particulares?

Esta disyuntiva se está trasladando desde hace unos años a todos los países, no siendo España una excepción.

Los derechos televisivos de Roland Garros en España pertenecen a Eurosport, que ha llegado a un acuerdo con Movistar TV, operador de pago, hasta 2017.

Ningún canal en abierto de ámbito nacional, privado o público ha podido realizar una oferta que satisfaga a los propietarios de los derechos.

El ente público de televisión tiene como naturaleza promocionar y difundir el deporte español a todos los niveles. Sin embargo, los recortes presupuestarios que ha sufrido dejan un panorama en el que no pueden competir con las ofertas de los grandes operadores de pago.

Ante esta situación, se produce un choque con la regulación legislativa. El artículo 20 de la ley 7/2010, la ley General de la Comunicación Audiovisual, establece que las semifinales y la final del torneo parisino son de interés general si hay presencia de algún tenista español y por lo tanto tendría que emitirlo una televisión en abierto con cobertura en todo el territorio nacional.

Sea cual sea el resultado, la voces críticas siguen aumentando desde los diversos medios de comunicación de varios países. Todo hace indicar que nos encaminamos hacia una transmisión de eventos deportivos en entidades de pago, dejando al margen a la gran mayoría de la población, ávidos de disfrutar de los grandes torneos del tenis.

Me pregunto si muchos de vosotros seríais seguidores o practicantes del tenis si desde pequeño no hubierais crecido viendo las grandes gestas de este deporte y soñado alguna vez con levantar ese trofeo que tantas veces habéis visto conquistar a los ídolos de vuestra generación.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes