Federer: “Del top 8, yo fui quien trabajó más duro en la pretemporada”

Roger Federer valora su trayectoria en el último año y compara su pretemporada con la del resto de jugadores del top 8 mundial

Roger Federer analiza su trayectoria en el último año en una entrevista concedida a Daily Mail. Poco antes de perder contra Kei Nishikori en Miami, Roger declaraba que su trabajo en diciembre, más duro que el del resto de jugadores del top 8, había sido fundamental para llegar a su nivel actual. Además, Federer cree que Stefan Edberg es su mentor más que su entrenador, y afirma que no todo lo que hace en la pista es por él: “La gente va demasiado lejos sobre su influencia”.

Poco antes de perder en los cuartos de final de Miami contra Kei Nishikori, número 21 del mundo, el resurgimiento parcial de Roger Federer era una de las historias del año en el circuito masculino. El tenista suizo concedió una entrevista a Daily Mail en la que analizaba su pasado reciente: “Lo que no me gusta es cuando la gente no entiende por qué no estoy jugando tan bien. Salgo y digo que tengo problemas en la espalda como hice el verano pasado en Gstaad. No es una excusa y no me gusta hablar de lesiones, la gente no necesita conocer mis problemas. Así que te ven jugar y pasarlo mal y creen que ese es tu estado de forma normal. Siempre sé que puedo jugar un gran tenis en cualquier momento, pero el año pasado ni siquiera pude hacerlo. Quizá pude hacerlo durante un set y medio. Es entonces cuando se pierde la confianza y quizá a la gente le cuesta entenderlo”.

Roger Federer.

Federer cree que su preparación en diciembre fue clave y la compara con la de los mejores jugadores del mundo. “No quiero decir esto de forma arrogante, pero creo que del top 8, yo fui quien trabajó más duro en la pretemporada. Muchos jugadores fueron a jugar exhibiciones o estaban en la Copa Davis. Yo tuve tiempo y trabajé sin parones”, opina Roger.

“(Al final de la pasada temporada) jugué tres semanas seguidas sin problemas, terminando en el O2 Arena (World Tour Finals). Pensé que si podía aguantar eso y trabajar en diciembre para volver en buena forma sin problemas, sería un gran punto de partida”. Federer coincidió con Stefan Edberg, su actual entrenador, en una gala de exnúmeros uno celebrada el pasado agosto en Nueva York. “Terminamos siendo los dos últimos en salir. Quería tener la ocasión de hablar con él diez minutos más. Pero no fue hasta que decidí romper con Paul Annacone, mi anterior entrenador, cuando pensé en contactar con él, quizá porque le había visto en Nueva York. Trabajar con él me inspira. Es más un mentor que un entrenador. No está conmigo cada semana. Quiero que sea algo especial cuando esté porque es el ídolo de mi infancia, pero la gente va demasiado lejos sobre su influencia. Cada vez que subo a la red dicen: ‘Eso ha sido por Edberg’. No todo lo que hago es por Stefan, es algo más profundo que eso".

Roger Federer.

Federer tiene una cuenta pendiente este verano en Wimbledon tras su prematura derrota del año pasado. “Era uno de los objetivos de la temporada y cuando fracaso reflexiono: ¿Por qué ha pasado: es por el entrenamiento, es mental, es mi equipo, soy sólo yo, necesito cambiar? Para mí fue duro porque realmente pensaba que podía haber conseguido algo allí. No tenía dolores. Había ganado hacía menos de dos semanas sobre hierba en Halle. Creo que hubiera llegado como mínimo a semifinales, pero Sergiy Stakhovsky jugó bien. En mi regreso a Wimbledon este año tengo expectativas mucho más altas”, afirma.

Después de su temprana eliminación de Wimbledon, Federer decidió realizar un viaje familiar a las Islas Maldivas para despejar su mente. Las vacaciones casi se fueron al traste cuando los Federer descubrieron que sus pasaportes no eran válidos. “Fue un desastre total. Tuvimos que ir a la embajada de Londres y sacarnos pasaportes de emergencia”, recuerda Roger.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes