Carla Suárez y Garbiñe Muguruza, una unión que ilusiona

Las dos mejores raquetas de España se complementan a la perfección como pareja de doble. Sus entrenadores explican el porqué para Punto de Break.

Carla Suárez y Garbiñe Muguruza en su partido de dobles.
Carla Suárez y Garbiñe Muguruza en su partido de dobles.

Carla Suárez y Garbiñe Muguruza se embarcaron en la aventura de formar pareja en dobles y el inicio ha sido explosivo. En su primer partido juntas, sorprendieron eliminando a la mejor pareja de los dos últimos años formada por Sara Errani y Roberta Vinci. Con el segundo partido también contado con victoria, hoy se jugarán el pase a cuartos de final en el Premier Mandatory de Miami. Las dos mejores españolas forman un tándem que parece encajar a la perfección. Se complementan, se entienden y presentan un potencial a explotar con techo desconocido.

Suárez y Muguruza siguen evolucionando como profesionales. Buscando nuevos retos y encontrando una motivación extra dieron la campanada en su debut como pareja al eliminar, levantando tres bolas de partido en contra, a dos ex números uno del mundo como las italianas Vinci y Errani.

Tras varios años compartiendo equipo de trabajo, forman parte de Elitia y comparten preparadores físicos y fisioterapeutas, recién en 2014 ven la posibilidad de jugar juntas. La canaria con sus dolores crónicos en el codo derecho tiene que elegir con criterio sus apariciones en dobles para no cargar una zona que puede traerle todavía más complicaciones.

“Hay que dosificar esfuerzos para aguantar toda la temporada. No es un año que pueda combinar mucho el individual y el dobles” comenta desde Miami Xavier Budó, entrenador de Carla, a Punto de Break.

Sin embargo, las dos querían competir y probar suerte juntas. “Carla habló con Garbiñe hace poco y se pusieron de acuerdo en jugar al menos unos cuantos torneos este año. Apuestan por este doble”.

Budó irradia de felicidad cuando rememora el debut. “Tanto Alejo (Mancisidor, entrenador de Muguruza) como yo, y ellas obviamente, estamos muy contentos porque este inicio es inmejorable. Ganarle a Errani y Vinci que han sido número uno del mundo los últimos dos años y que son dos jugadoras tremendamente listas y competitivas, pues da muchísima confianza y moral”.

Pero no fue solo un partido el que sacaron adelante. Sino que mostraron madurez tenística y mental al vencer en segunda ronda un partido trampa ante Husarova y Melzer.

Mancisidor tiene la misma visión que Budó. “Llevábamos tiempo pensando para que jugaran juntas porque la combinación podía ser muy buena. A Garbiñe le dije desde el principio que probablemente jugar con Carla sería hacerlo con la pareja ideal. Le iba a dar serenidad y estabilidad. Garbiñe es una jugadora con mucho tenis pero un potro desbocado que en momentos importantes sí que juega muy bien pero necesita esa estabilidad que le puede dar Carla”.

Budó también comparte esta opinión. Cree que la estabilidad, los recursos y el patrón de juego de Carla mezclado con la agresividad y la valentía de Garbiñe pueden dar un cóctel perfecto. “Si los recursos de juego de Carla se suman al carácter, a la valentía y la definición de Garbiñe creemos que se puede hacer un doble muy equilibrado donde cada una dé mucha fuerza a la otra”.

Suárez y Muguruza son dos jugadoras que leen bien el tenis, las jugadas y los golpes de sus rivales. La canaria se acomoda por la zona de derecha y la oriunda de Caracas lo hace por el lado del revés potenciando cada una dos de sus mejores armas.

Mancisidor sostiene que es momento de mecanizar jugadas, de encontrar la comunicación idónea y de entenderse dentro de la pista. “Hay mucho potencial. Pueden hacer muchas cosas juntas pero hay que ir paso a paso. Tenemos que motivarlas para que le den al doble la misma importancia que le dan al individual” sentencia Alejo.

“En el doble es clave la comunicación. Cada una tiene que aportar sus puntos fuertes. Aquí es cuando tanto Alejo como yo creemos que con mucho trabajo y con mucho tiempo pueden hacer un gran doble” agrega Budó.

Si bien muestran ilusiones y auguran un futuro esperanzador, ponen los pies sobre la tierra. No quieren ni hablar de favoritismos o de pensar en títulos grandes. Son cautos y prefieren encarar un discurso más medido. “Ahora la gente dirá que van a ganar Roland Garros y Wimbledon. Acaban de empezar. Es una pareja que puede llegar a jugar muy bien. Pero de momento, calma. Llevan solo dos partidos y la intención es que jueguen de cinco a ocho torneos más y a ver si se pueden consolidar. De cara al año que viene ver si pueden jugar los 12 o 15 grandes del año” comenta Mancisidor.

En pleno proceso de formación como doblistas, Suárez y Muguruza ya hacen ilusionar al aficionado. Ellas lo encaran con profesionalidad y con alegría. Esa que transmiten en Miami, que desprenden sus raquetas y que la llevan a ser una dupla a seguir con lupa durante todo el año. Esta noche buscarán dar un pasito más ante la pareja formada estadounidense formada por Kops-Jonesa y Spears.

Si llegan a entender que incluso el doble las puede ayudar a ser mejores singlistas, Carla y Garbiñe pueden tener por delante un futuro muy esperanzador.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter