Las hermanas Williams están de vuelta

Tras no haber participado en Indian Wells, las hermanas Williams volverán a competir en el segundo Premier Mandatory del año

Venus y Serena
Venus y Serena

Serena Williams vuelve a competir en Miami, ciudad que le ha visto levantar más trofeos que en ningún otro sitio (hasta seis). También lo hará Venus, que al igual que su hermana no participó en Indian Wells. Una llega con la vitola de favorita mientras la otra llega con muchas esperanzas puestas en el torneo tras haber ganado en Dubai su primer título después de año y medio.

"Está genial volver aquí. Llevaba tiempo esperándolo y aquí me siento como en casa", comenta ilusionada Serena. A fin de cuentas, la menor de las Williams tiene casa allí y entrena la mayor parte del año sobre esas pistas. Está hecha a la humedad y la calor de Florida. Se sabe desenvolver como una serpiente por la arena.

La estadounidense no participa en el circuito desde que perdiera en semifinales de Dubai ante la francesa Alize Cornet y estaba aquejada de problemas en su espalda. Desde entonces, lleva haciendo ejercicios específicos que parece le han ido bien y se ha podido recuperar. "Mi espalda está bien. Realmente bien. He estado haciendo un tratamiento y ahora está perfecta".

Serena comenzará su defensa del título conseguido el año pasado ante Yaroslava Shvedova, con la que tiene un cara a cara favorable de 3-0. La kazaja derrotó a la ex-campeona de Roland Garros, Francesa Schiavone en Primera Ronda. Quizás tenga algo que decir ante una Serena con algo de falta de ritmo de competición.

La tenista de 32 años sabe que existe una gran presión sobre ella e intentará dar lo mejor de ella para conseguir de nuevo el título en Miami. "Sé que todos esperan que gane cuando juego. Si pierdo es más noticia que si gano. Aún así, no veo eso como una presión sobre mí. Billie Jean King siempre me dijo que 'La presión es un privilegio'".

Venus llega con mucha confianza a Miami

La mayor de las Williams llega a Miami con la maleta cargada de ilusiones. Venus consiguió en Dubai su primer título desde 2012 y el más importante desde que fuera diagnosticada con el Síndrome de Sjögren, una enfermedad autoinmune que afectaba a su nivel de energía y le causaba fatiga y dolor en articulaciones.

La número 31 del mundo disputará su primer partido de Miami contra la jovencísima de 19 años, Anna Schmiedlova, contra la que nunca se enfrentó. Si Venus pasara esta ronda, se podría ver las caras contra la rumana Simona Halep, en lo que sería un encuentro muy atractivo de ver.

"Me siento con más confianza", comentó la estadounidense a la CNN. "Una vez pasas por todos los problemas que pasé yo, sientes que no tienes nada que perder".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes