Novak Djokovic llega a la Tierra Prometida

Novak Djokovic venció en la final de Indian Wells por tres sets a Roger Federer y se coloca más cerca de Rafa Nadal en la lucha por el número 1

WanabetConsigue 200 euros para apostar online en tus deportes favoritos
Djokovic celebra la victoria
Djokovic celebra la victoria

Novak Djokovic se ha proclamado vencedor del primer Master 1000 de la temporada al vencer en la final de Indian Wells a Roger Federer por 3-6, 6-3 y 7-6. Novak mostró su mejor versión donde sólo los más grandes lo hacen, en los partidos importantes como la final de esta noche.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Ha sido una larga travesía a lo largo del desierto californiano donde sólo los dos líderes más fuertes han conseguido llegar hasta el final. Roger Federer y Novak Djokovic, al igual que Moisés y Josué hace 4000 años, han caminado bajo el sol justiciero del desierto sufriendo y luchando contra feroces enemigos. Roger como Moisés, el que todos dicen que es el "elegido". Novak como Josué, quiere ser su sucesor. En la Biblia, Moisés no pudo alcanzar la Tierra Prometida, cosa que sí logró su sucesor, Josué. Hoy Roger tenía la oportunidad de cambiar el curso de la historia.

Y para lograrlo, Federer iba a luchar en un terreno que le ha visto campeonar hasta en cuatro ocasiones (2004, 2005, 2006 y 2012). "Él tendrá muchas ganas de ganar aquí porque no ha jugado muchos torneos este año. Tendré que dar lo mejor de mí para lograr la victoria", comentó el suizo ayer. "Cuando jugamos los dos es un gran desafío para ambos y la victoria se decide por un par de puntos", explicaba un Djokovic que venció en dos ocasiones en Indian Wells (2008 y 2011). Cartas sobre la mesa. Juguemos.

Como si el partido ante John Isner no hubiera acabado aún, Nole comenzó la final al igual que acabó su semifinal ayer, es decir, con problemas al saque. Varias dobles faltas y porcentajes de primeros de sólo el 50% permitieron al suizo romperle el servicio de primeras al serbio y comenzar el partido ya liderando.

Con la tranquilidad de ir con break arriba, Federer se sentía muy cómodo sobre la pista encontrándose en total sintonía con su raqueta. Le salía prácticamente todo. Su saque y su derecha siguieron funcionando a la perfección como durante toda la semana. Djokovic no tuvo opción ni siquiera para inquietar lo más mínimo a un Roger que con paso firme y en sólo 30 minutos liquidó el primer set.

En el segundo set a Roger le pasó algo que le viene sucediendo con frecuencia en los últimos años y es que tiende a relajarse un poco cuando se ve con marcador arriba. Djokovic, poco a poco, iba mejorando su rendimiento con su saque y llegó a superar el 90% de puntos ganados con el servicio. El serbio castigaba sin piedad el revés del suizo y comenzó a llevar el peso del encuentro.

Federer no estaba fino desde el fondo y la efectividad con su saque bajó considerablemente. Sin esas armas, el suizo estaba a merced de un Djokovic que a base de corazón y fuerza consiguió romper el saque de Roger y servir para ganar el set.

Las dos veces que sacó para ganar el partido ante Isner el día anterior sin éxito rondaron por la mente de Nole que vio peligrar el juego con 0-30, sin embargo, la gran capacidad mental que posee el serbio para jugar este tipo de puntos le hizo revertir la situación y apuntarse el segundo set.

De esta manera llegamos al set final cuyas claves pasaban por ver si Federer conseguiría meter más primeros saques con un servicio que le vio bajar el listón significativamente respecto a lo visto en el primer set o si Djokovic seguría siendo tan consistente desde el fondo. En la silla de cambio, Roger se mostraba preocupado, Nole tenía cara de campeón.

Todo eso se reflejó en el primer juego. Ya desde el comienzo Roger tuvo que afrontar bolas de break ante un Djokovic que apretaba como nunca a sabiendas de que el suizo estaba pasando por un mal momento con su saque. No fue ahí donde consiguió la rotura, sino en el tercer juego. Federer iba haciéndose pequeño a la misma velocidad a la que Djokovic se agrandaba.

A diferencia de toda la semana, el revés de Djokovic funcionó como un tiro. Y Roger, inexplicablemente, siguió jugando la mayoría de sus golpes por ese lado. El serbio, por su parte, encantado. De esta forma, llegamos al 5-4 arriba para Nole que sacaba para llevarse el encuentro.

Einstein dijo una vez que había dos cosas infinitas, el Universo y la estupidez humana. Desde este Indian Wells debería sumar también a la frase el que Djokovic saque para ganar un partido y no lo logre. El fantasma de Isner se le apareció en el peor momento a un Novak que vio como Federer le rompía el saque lanzándose hacia delante con todo lo que quedaba. Igualada y tras mantener los dos su saque, nos vamos al juego decisivo.

Federer afrontaba el tie break con expectativas ya que los tres que disputó esta semana los había ganado. Djokovic, a pesar de haberse visto igualado en el marcador, volvió a jugar de manera bestial en el momento más importante del partido y no dio concesiones al suizo que a pesar de perder el encuentro se le pudo ver bastante sonriente. Quizás, feliz de haber jugado un gran tenis y de haberse visto cerca de ganar un título importante.

Djokovic se convierte de esta manera en el Faraón del desierto californiano. Al igual que 4000 años atrás, Roger como Moisés, murió antes de llegar a la Tierra Prometida. Novak como Josué, fue el que pudo lograrlo.

Mañana, en la lista ATP el serbio se encontrará a 2230 puntos de Rafa Nadal. 1600 puntos son los que ha recortado esta semana el serbio en un torneo que ha conseguido acompañado de Marian Vajda, su entrenador de toda la vida, y no de Boris Becker. Curioso, cuanto menos.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter