David Ferrer: “Coincidir con Rafa Nadal me ha hecho mejor tenista”

David Ferrer pasó por Planeta Tenis para una charla a corazón abierto. Mostró su versión más humana y desveló detalles que desconocíamos.

David Ferrer charló para Planeta Tenis
David Ferrer charló para Planeta Tenis

David Ferrer pasó por los micrófonos de Planeta Tenis y mostró su lado más humilde, más sincero y más autocrítico. El de Jávea habló y elogió a Rafa Nadal. Contó qué siente cuando se le compara con el número uno del mundo, sus logros y sobre la atención mediática que recibe. Además, reconoció errores en la planificación de su calendario, charló sobre sus derrotas más dolorosas y enseñó, una vez más, su versión más humana: “solo faltaría que por meter la bola dentro nos creyéramos estrellas o diferentes a los demás”. Por si fuera poco le metió un guiño a Carlos Moyà de cara a la Copa Davis de septiembre.

Fue una charla a corazón abierto. David Ferrer mostró por qué es de los jugadores más cercanos y queridos del circuito. Él es una estrella a nivel mundial, pero no lo considera así. No quiere más atención mediática, tiene suficiente. No se cree superior ni diferente a los demás simplemente por hacer bien su trabajo.

Con los pies en el suelo, con una tranquilidad que da gusto y con la humildad que le caracteriza charló en directo en Planeta Tenis sobre su vida en general, sobre Nadal, la Copa Davis, los entrenamientos, sus derrotas más dolorosas y sus motivaciones profesionales.

¿Cómo se encuentra?

Bien. La verdad que la evolución está siendo buena. Hoy por primera vez pude pelotear en parado, obviamente. A final de semana sabré si puedo correr y si estaré en buenas condiciones. Pero ha ido bien. La evolución ha sido buena. He podido hacer algo de físico pero sin mucha carga. Estoy contento.

¿Cuándo se decide si va a Miami?

A final de semana. Si decidimos irnos a Miami será el lunes o el martes . Si al final de semana no estoy al cien por cien de movilidad no voy a ir, obviamente. Pero si me encuentro bien estaré ahí.

Si tuviésemos que poner un porcentaje… ¿qué diríamos? ¿Somos optimistas?

Sí. Yo sí. Soy optimista pero mis entrenadores no tanto (risas).

Esto dice mucho de su carácter, de querer jugar, de estar siempre en pista y dedicarse a fondo a este deporte…

Sí, tengo ganas de competir. Tampoco soy muy paciente para las lesiones. También se aprende de esto. No he tenido lesiones largas y esta pues es una pequeña rotura. El problema es que no hay dolor. Parece como que me estoy recuperando pero la pequeña rotura está ahí. Tiene que cicatrizar bien. Creo que hay bastantes posibilidades de poder estar. No sé exactamente pero hoy lunes diría un 50-50.

¿Cómo vive un jugador como usted, que es tan inquieto y le apasiona tanto el tenis, verlo desde la distancia? ¿Qué le genera?

Intentas aceptar tal como viene la situación. Tampoco puedes hacer mucho más. Ahora mismo estoy viendo el primer set de Murray por la televisión…

¿Cómo vio ese primer set? Háganos un resumen si se atreve…

Fue 7-6 de Vesely. Un jugador checo que saca muy bien, zurdo, y Murray un poco precipitado. Murray siempre empieza un poco a la contra cuando no se siente cómodo y a medida que va por detrás acabará tirando más. Vesely es un jugador muy peligroso. La verdad que yo había calentado con él, había jugado con él… un jugador joven y grande. Creo que Murray debe tirar un poco más para sacar el partido. Perder un poco el miedo pero tirando.

Este inicio de temporada ha habido un montón de bajas y abandonos. En tan solo dos meses de competición el número ha sido tremendo. ¿Cree que está pasando algo en concreto o simple coincidencia?

Bueno, no sé la lesión de cada uno pero imagino que el calendario hace mucho. Es muy ajustado. Esto hace que la gente llegue cargada. Hay pocas semanas (libres). Está la Copa Davis, se empieza muy fuerte (el año). Ha habido muchos jugadores que han jugado muchas semanas. Han tenido poco tiempo de descanso. Este año pues se ha dado que ha habido más lesiones de lo normal.

Usted es de los jugadores ‘top’ que más torneos juega. ¿Cree que su planificación es la correcta o a veces siente que se equivoca en algunas decisiones de calendario?

Sí. Por supuesto que me equivoco. Y de hecho bastante me equivoco. Pero también a toro pasado es fácil hablar. El año pasado, de hecho, jugué muchos torneos seguidos, creo que fueron 7 seguidos. Llegué a Londres prácticamente fulminado. Sin ninguna opción tenística ni físicamente para competir con los mejores. Pero este año quiero dosificarme un poco más. Empecé jugando mucho, luego salió lo de Buenos Aires que no estaba apuntado y, ante la baja de Rafa, me llamaron. Al final decidí jugar y obviamente ahora dices que a lo mejor no tendría que haber jugado porque me he lesionado, pero bueno, mira, gané el torneo. Me quedo con lo positivo. Pero sí que es cierto que tengo que cambiar un poco mi calendario. Ya no tengo 20 años y me tengo que dosificar más. También he sido un jugador que necesita ritmo y partidos. Cuando he estado más de 3 semanas parado y he jugado el primer torneo me ha costado bastante arrancar (…) Este año no me ha salido bien. Mi idea era jugar Acapulco (pista rápida) para poder jugar bien en Indian Wells. Que nunca se me daba bien porque siempre venía de tierra. Aún así ni una cosa ni la otra…

A Buenos Aires no iba a ir y de repente sale un llamado y va. ¿Le costó decirse o lo tuvo claro desde un principio?

No. La verdad que no me costó decidirme. Me llamaron el viernes por la mañana mientras yo estaba entrenando me dijeron que Rafa no iba a ir y me dijeron que fuera. La verdad que fue fácil. Es cierto que al ser Buenos Aires, donde gané dos veces y la gente siempre me ha tratado fenomenal, pues dije que esperaran, que tenía que llamar a mi pareja y a mis entrenadores (para confirmar). Con ellos habíamos decidido un calendario y era muy justo cambiarlo. Hablé con Marta y también decidió acompañarme, mi preparador físico también dijo que estaría dispuesto y fui. No me costó pero por el torneo también. Si hubiese sido en otra ciudad u otro país donde no me siento cómodo no hubiera ido. En cambio en Buenos Aires siempre me he sentido cómodo y por eso fue más fácil.

En Buenos Aires se respira tenis. Se come bien, hay buen clima….

Sí. Más que el torneo en sí es todo en general. La ciudad, las facilidades que tienes. Puedes comer bien, tienen el mismo idioma. La gente en Argentina sigue mucho el deporte y en este caso al tenis lo siguen muchísimo. Te sientes cómodo. Es como un torneo en España que es fácil ir. Intenté tomármelo a tope como cada torneo que voy pero tener paciencia y aprovechar de estar en Buenos Aires.

Charlando con Xavi Budó, el entrenador de Carla Suárez, me dijo que no solo eres un ejemplo para los entrenadores sino también para las jugadoras. Nos dijo que te ponen cada día de ejemplo…

(Risas)… bueno yo sé que Xavi Budó me aprecia mucho. Es un gran técnico y ha hecho un grandísimo trabajo junto a Arenas. Ahí tienes el resultado de Carla Suárez. Al final es bonito que te reconozcan mejor como persona o como ejemplo que como buen tenista. Darle las gracias por ello pero tampoco es que sea un ejemplo. Al final hago mi trabajo y nada más. Por supuesto que tengo mis cosas malas…

Como todos… pero no creo que sea casualidad que todos coincidan en recalcar estos valores suyos. Siendo una gran estrella y un gran tenista, la gente le conoce por otros aspectos más personales. Usted sabe bien que no todos, ni mucho menos, se parecen a usted…

Bueno, muchas gracias. Al final es un deporte. Solo faltaría que por meter la bola dentro nos creyéramos estrellas o diferentes a los demás. Por supuesto que somos normales, faltaría más.

En los torneos trabajas más que nadie. Es capaz de ir por la mañana corriendo del hotel al club, entrenar por la mañana, también por la tarde y volver nuevamente corriendo al hotel…

(risas) Ahora no tanto. Antes corría más. Todo el mundo trabaja. Cada uno tiene su estilo de juego y yo sé que a mi correr me da confianza el saber que estoy bien físicamente (…) Me gusta cuidar el físico. No es algo que me cueste. No me cuesta entrenar o trabajar físicamente. Incluso me ayuda personalmente. Lo hago muy natural.

¿Cree que el tenis es un deporte justo? Nada es casualidad lo que sucede….

Por supuesto que sí. Lo creo y muchísimo. El tenis es uno de los deportes más justos que existen. Porque al final un árbitro no te puede robar un partido. A la larga el ranking es el que hay, es justo. No hay terceras personas que puedan cambiar algo. Que pueda haber lesiones y en este caso estemos menos cubierto, sí. Pero tenísticamente hablando es un deporte muy justo. Esto es lo que me apasiona. Estás donde debes estar. Si tú estás número 1, 2, 3, 4 o 5 no es por suerte ni por casualidad, no. Es porque has hecho esa temporada mejor que el otro.

Es curioso pensar que por milímetros usted no tiene un Máster 1000 en el bolsillo…

(Risas) Sí, sí. Si la hubiese seguido y no paraba el punto, la bola la hubiera dejado corta y no sé hasta qué punto Murray hubiera fallado esa bola. No lo creo pero bueno, da igual. Yo en ese momento vi que la bola era muy justa y pensaba que era mala. Cuando la pedí sí que pensé: “uy uy uy que ahora no la tengo tan clara” pero bueno, no había marcha atrás. Es de los partidos que más triste acabé. De los que más me ha dolido perder. No porque mereciera ganar, porque incluso Andy tuvo más opciones que yo pero sí porque estuve muy cerca. Sabía que volver a estar en una final de Miami y tener a Murray tan cerca pues era complicado de que volviera a suceder. Pero bueno, el tenis me ha dado otros momentos muy buenos. Esa derrota y la de las olimpiadas con Feliciano López que tuvimos match point y perdimos, son dos de las que más me han dolido.

¿Qué es lo que le sigue motivando semana a semana?

Motivaciones siempre hay. Siempre que consigues un objetivo, quieres conseguir otro. En ese aspecto no he perdido la motivación. Mi objetivo es estar entre los mejores. Pero mi objetivo mayor es ser competitivo. Saber que puedo estar ahí. A partir de ahí puede ir mejor o peor, pero saber que puedo seguir ganando títulos, que puedo acabar en el top ten. Ganar un Grand Slam, un Master 1000 o la Copa Davis por supuesto que son metas muy buenas pero el mío ahora mismo es ser competitivo. Mira, yo tengo pasión por el tenis. Disfruto jugando al tenis y me gusta competir. Cada vez me cuesta viajar porque son muchos años, pero cuando estoy en el torneo y voy a un partido sigo teniendo esos nervios. La verdad es que lo disfruto mucho más ahora. Mi objetivo es únicamente estar bien para poder estar entre los mejores.

Ha coincidido con Rafael Nadal en la misma generación. ¿Cree que si esto no hubiese pasado, el país o la gente se hubiese volcado más con usted y hubiese ganado más protagonismo del que realmente tiene?

Buen… es que no lo sé. A mi me ha tocado vivir esta época de la cual estoy muy contento. Estoy seguro que he sido mejor tenista porque he coincido prácticamente con los mejores de la historia. Estoy convencido que coincidir con Rafa me ha hecho evolucionar tenísticamente. Si no hubiese coincidió con él no hubiese sido tan buen tenista. Me hubiese conformado con menos. Esto me ha ayudado a conseguir todo lo que he podido hacer a lo largo de mi carrera tenística. ¿Tener reconocimiento? Ya lo tengo. No necesito más reconocimiento por parte de la prensa o ser más mediático. Yo estoy muy contento con el trato que recibo día a día y por como me ha ido todo. Es normal que se le dé mucha más bola a Rafa Nadal por lo todo lo que ha conseguido pero eso es bueno porque ha hecho que la gente mire más tenis. Ha hecho que mucha gente joven se apunte al tenis. Que haya escuela base, que el tenis evolucione. Rafa Nadal ha ayudado mucho al tenis y a mi personalmente también. No sé si no hubiese estado Rafa hubiese sido más mediático porque a lo mejor no hubiese sido mejor tenista.

¿Se puede repetir final de Roland Garros o, tal vez, ir más allá y soñar con el título?

Bueno ahora mismo es difícil hablar de eso porque queda muy lejos. Este año aunque he sido regular y ganando partidos sinceramente no estaba jugando mi mejor tenis. En Australia hice cuartos de final pero prácticamente zafando cada partido, en Sudamérica gané un torneo y luego hice semifinales pero sin avasallar. Y poco a poco iba cogiendo ritmo. Ahora, después de la lesión, tengo que tener paciencia. Saber que tal vez en la primera semana no me va del todo bien o no cojo el ritmo que yo quiero tenísticamente. Mi objetivo claro ahora mismo es coger ritmo de tenis y ser competitivo. A partir de ahí ya veremos si estoy a la altura de los mejores o con esas posibilidades para llegar a la final de Roland Garros. Se tienen que dar muchas circunstancias para meterse en una final de un Grand Slam.

Queda tiempo para la Copa Davis pero… ¿qué idea tiene? ¿Piensa acudir a la repesca con España en septiembre?

Mi idea ahora mismo es estar ahí si el capitán lo cree conveniente. Aún queda muchísimo tiempo y después del US Open el capitán decidirá o veremos cómo estamos tenísticamente y físicamente. Pero claro, sería duro bajar a segunda. No se puede permitir con los jugadores que tiene España. Está claro que para mi es más difícil. Cada vez me cuesta más. Quieras o no, no es una prioridad ahora mismo tal y como me encuentro pero por supuesto que mi última Copa Davis que fue en República Checa no creo que haya sido la última . Creo que volveré a estar en una eliminatoria.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter