Toni Nadal: "La ATP tiene parte de culpa en el fracaso de Rafa en el Masters"

Toni Nadal concedió una entrevista a WeLoveTennis para tratar diversos asuntos sobre su sobrino

El tío y entrenador del número uno mundial ha contestado las preguntas de los lectores de la página web francesa Welovetennis.fr y nos ha dejado detalles más que interesantes.

Toni Nadal lleva ya más de veinte años al mando de la carrera de su sobrino Rafael, quien es, según nos cuenta, "el jugador más fácil de llevar del circuito. Es el más educado, nunca tuvo problemas con nadie; no es casualidad que siempre haya estado con el mismo equipo".

Rafa, que iba para futbolista, se decidió por el deporte de la raqueta gracias, precisamente, a su tío Toni, que ejerció una gran influencia en su educación, tanto a nivel deportivo como personal. Sin embargo, es el propio tenista el que toma ahora todas las decisiones. "Era demasiado joven, necesitaba un adulto que lo guiase. Obviamente, me consulta sobre algunos puntos, pero la decisión final siempre recae en él".

El preparador del manacorí, al que le gustaría trabajar con niños en un futuro, se muestra bastante crítico con los que rigen este deporte, a los que pide una cierta evolución, y pone como ejemplo la polémica regla del coaching. "No conozco ningún otro deporte en que uno se pague su viaje para acompañar a su pupilo simplemente para sentarse en la grada y no decir nada. Sí, a veces hablo, me atrevo a decir ¡vamos! de vez en cuando. ¿Eso es coaching?"

"Todos los jugadores tienen un entrenador, esencial en su educación cuando son jóvenes, ¿debe convertirse en un mero espectador en la edad adulta? Es Increible, creo que hay que abrirse a algunos cambios".

Preguntado por el estado de forma de su sobrino y por su forma de jugar, afirma que "a Rafael le encanta jugar al tenis, por supuesto, pero lo que más le gusta es la competición (…) Él no marca la diferencia a nivel físico; las facultades físicas de Monfils, Tsonga, Djokovic o Ferrer están por encima de las suyas. La mente es la que marca la diferencia, Rafa es muy fuerte de cabeza".

Tiene Toni una larguísima lista de buenos recuerdos de la carrera de Rafa, es incapaz de quedarse con uno solo como el mejor. Aquellos torneos infantiles, el primer Montecarlo, el primer Wimbledon, el primer Roland Garros…. ¿Los peores? "La derrota en el Open de Australia de 2012 y la derrota ante Soderling en París, con el público en contra".

"No se puede silbar a un jugador que ha ganado cuatro veces Roland Garros cuando juega contra uno que no es, precisamente, el más simpático del mundo (risas). En el fondo es normal, no importa, no puedes gustarle a todo el mundo. Allá dondequiera que vaya en Francia, siempre siento que a Rafael se le quiere. Eso es lo que cuenta".

Toni, en principio, no ve a su pupilo siguiendo la moda de contratar a un gran ex jugador para su equipo técnico, "sé que él está contento con lo que tiene en este momento, pero considera que, por su experiencia y conocimiento del tenis, tienen mucho que aportar. Tampoco cree que Rafael juegue para batir records, ya ganó más torneos de los que jamás pensó que ganaría. Sólo juega un Grand Slam en su superficie favorita, otros jugadores tienen la suerte de jugar dos o tres de los Grand Slam sobre una superficie en que disfrutan. A pesar de esa desventaja, Rafa lo ha ganado todo".

Como punto final, una puyita para la ATP: "Nunca hemos conseguido ganar el Masters y, para mí, la ATP tiene su parte de responsabilidad en nuestro fracaso al negarse a cambiar la superficie para ese torneo. En un evento de ese tipo, sería lógico que se rotara la superficie cada dos o tres años".

Comentarios recientes