Nadal: "Llego un poquito justo a Río de Janeiro"

El balear vuelve a la competición en Brasil, donde medirá el estado de su espalda

Rafael Nadal se encuentra en Río de Janeiro para la disputa del ATP 500 brasileño, su primer torneo oficial desde el Australian Open. El mallorquín, que vuelve al circuito una semana más tarde de lo inicialmente planificado tras renunciar a Buenos Aires entre cólicos y molestias de espalda, comienza su periplo por tierras americanas. Será su primer contacto con la arcilla desde el pasado mes de septiembre. A su llegada a Brasil, el balear mostró sus impresiones durante la preparación del torneo.

"Después de Australia estuve quince días sin tocar la raqueta y he entrenado poco. Llego un poquito justo, tengo que hacer un esfuerzo para llegar competitivo y jugar a un buen nivel" indicó en palabras recogidas por EFE. La lesión de espalda sufrida en el calentamiento de la final del Australian Open ha venido lastrando las rutinas de prácticas del número 1, quien aseguró ir con cautela en la evolución pero siendo optimista en los avances. ​"Hay que ver cómo evoluciona cuando le exijamos en competición. Espero que pueda aguantar la gira", afirmó. No sé si lo de la espalda va a ser algo puntual o no. Espero que se quede pronto en el pasado, pero uno no puede predecir el futuro"​.

En Brasil guarda buenos recuerdos el español, campeón en sus dos visitas previas (Costa do Sauipe 2005, Sao Paulo 2013) y aprovechó para subrayar las "buenas vibraciones" que le proporciona un "país especial, donde los aficionados siempre le brindan una calurosa acogida.

Asimismo, aprovechó Nadal su presencia en Rïo de Janeiro para romper una lanza en favor del desarrollo del tenis en la región, valorando el seguimiento que tiene la disciplina pero con apenas 5 eventos World Tour en todo el año, cifra que palidece comparada con regiones como Europa, Norteamérica o Asia. "El tenis tiene que moverse a países donde la gente ama el deporte. En Sudamérica, en América Latina tienen pasión por el tenis. Es importante tener torneos en esta parte del mundo".

Su derrota en la final del Australian Open le impidió estrechar las distancias con Roger Federer en la lista de máximos campeones de Grand Slam. Cuestionado por enésima vez sobre la opción de rebasar la plusmarca del suizo, Rafael se mostró cauto. "No sé si soy capaz de pensar en una meta tan exigente" recogió la Agencia DPA. "En Australia se ha perdido una oportunidad buena de sumar una victoria más. Las oportunidades no son infinitas. Trato de luchar día a día y buscar ser competitivo. Veremos después que pasa, si me he quedado con 13".

A sus 27 años, Nadal subrayó su postura de no valorar hasta cuándo podrá ser competitivo, una circunstancia imposible de predecir. "He oído varias veces que tendré carrera corta por mi estilo. Si paro ahora, tendré once años, lo que es una carrera larga. No sé ni puedo decir cuánto tiempo seguiré. Lo que puedo decir es que hoy soy feliz con lo que hago, estoy mentalizado para competir bien y animado por jugar en Río".





Comentarios recientes