Na Li vuelve tras ganar el Australian Open

Doha será un torneo importante para la china: ascenderá al #2 WTA por primera vez

Es el regreso a pista de una mujer desatada. Na Li vuelve a competición en el Premier 5 de Doha, donde debuta este miércoles ante la eslovaca Rybarikova, tras proclamarse campeona del Australian Open. La ausencia de Victoria Azarenka por lesión en el torneo emiratí garantiza una barrera rota para la jugadora china: ascender al #2 WTA al cierre de la semana. La mejor posición de su vida, solamente por detrás de la inalcanzable Serena Williams.

Pese a la inercia que marca su desempeño, a esa corona major se le debe sumar el título en Shenzhen y la final del WTA Championships del pasado año, la asiática considera que todavía presente margen de mejora. Todavía por conocer la derrota en 2014 (12-0) su ambición no tiene unos límites marcados. "En enero de 2013 dije que quería ser top3, no me creyeron, y lo he conseguido. Después dije que deseaba ganar un segundo Grand Slam distinto a Roland Garros, no me creyeron, y aquí tengo el Australian Open" soltó en Melbourne tras la cita aussie.

Ahora, siguiendo ese mismo patrón de no anudarse costuras, sigue apartando techos de su camino. "No creo que éste sea el mejor momento de mi carrera. La temporada acaba de empezar. Aún tenemos diez meses para terminar el año" afirmó la china en Doha, donde las ausencias de Serena y Azarenka le colocan como primera cabeza de serie. "El futuro puede ser incluso mejor. Tengo confianza y todavía puedo jugar bien. Por tanto, quiero mostrar de lo que soy capaz".

Una mujer que, de la mano de Carlos Rodríguez, va en busca de la mejora continua. Chris Evert valoró el crecimiento, indicando que jamás vio una versión tan pulida de la china. ¿La mejor Li de siempre? "Pienso que sí. Puedes observar que ha trabajado duro para corregir sus debilidades" indicó la campeona de 18 grandes en The Tennis Space. "Especialmente el servicio. Cuando saca ahora, ves que lanza la pelota mucho más alto y utiliza más las piernas. Pienso que tanto su servicio como su juego de red son los dos aspectos donde más ha trabajado. Es bueno ver a una tenista de más de 30 años esforzarse por mejorar su juego. Lo encuentro muy estimulante".

La edad, para una mujer cuyo cuerpo alcanzará los 32 años en cuestión de días, es un aspecto relativo. La china, segunda tenista más añeja del top20, establece una reflexión práctica encontrando el lado positivo de su veteranía. "Cuando alcanzas los 30 años a la gente le gusta decirte que eres vieja. Yo estoy bastante contenta teniendo 30. Me siento en buena forma y más fuerte de lo que estuve antes. La edad no significa nada, se reduce a cómo cada uno lo lleva. Con la edad tienes más experiencia, lo cual puede marcar una diferencia en el tenis".

Después de ganar Roland Garros 2011, Li entró en un bache deportivo. Viéndose sobrepasada por toda la parafernalia mediática que rodeó su hito. ​Ahora, de regreso tras ganar en Melbourne, afirma que el marco mental ha cambiado. "Me sentí mucho mejor que tras ganar Roland Garros. Después de Melbourne, no me sentía tan emocionada como la primera vez que gané un Grand Slam. Era más consciente de la situación, tenía más asimilado lo sucedido, de manera que estuve más relajada"

"Puedo sentir presión, pero debo encontrar la manera de calmarme. Incluso viniendo aquí me repito a mí misma que no debo pensar en ello demasiado. El tenis es simplemente un juego, por tanto no deberías poner mucha presión en ti mismo".​

A sus 31 años, un portento de fiabilidad e intensidad, que está encontrando los mejores resultados de su vida. Tiene sus secretos. "Me cuido a mí misma. Como puede comprobar, nunca tuve lesiones, salvo cuando me haya caído en pista. Aprendó qué hacer para evitar lesiones. Aprendí muchas cosas, por ejemplo qué puedo o qué no puedo comer. No quiero perder energía. Por ejemplo, a mí me gusta la comida picante, pero durante un torneo me reprimo a mí misma porque sé que no siempre es algo bueno para tu estómago. No soy una gran aficionada a la pasta, pero la como a menudo porque sé que te da energía".

En Doha, con el número 2 asegurado en cuestión de días, vuelve Na Li para cercar el cemento. Si llega a pleno rendimiento, el Premier 5 catarí tiene una evidente favorita.

Comentarios recientes