Monfils conquista Montpellier

El francés levantó el quinto título ATP de su carrera

Apenas una hora y veintitrés minutos necesitó el parisino para hacerse con su quinto título ATP, al vencer a su compatriota Richard Gasquet por un doble 6-4 bajo la cubierta del Park&Suites Arena de la ciudad francesa.

Con las gradas repletas de un público expectante por ver a las dos mejores raquetas francesas en acción, y un divertido Mohamed Lahyani, que hasta se permitió el lujo de aplaudir alguna acción del partido, como juez de silla, asistimos a un partido bastante menos emocionante de lo previsto.

Impecable al servicio, firmando 9 aces y ganando un 93% de los puntos disputados con su primer saque, Gael Monfils apenas dio opción a un Richard Gasquet que se veía superado una y otra vez por los certeros golpes de su rival. No concedió ni un punto de break Lamonf, muy agresivo desde el primer momento, aprovechando la velocidad de la pista y sin recurrir a esa versión pasabolas que muestra de vez en cuando.

La igualdad presidió los primeros juegos del encuentro hasta que, con 3-3 en el marcador, Monfils apretó los dientes y aprovechó la única bola de break de que dispuso. Se desesperaba Gasquet, hablando constantemente consigo mismo, bajo la atenta mirada de su coach, Sergi Bruguera, que no paraba de animarle. Pero Gael seguía sirviendo a velocidades cercanas a los 225 km/h y cerraba el set de manera inapelable.

No se relajó Monfils, que comenzó la segunda manga presionando desde el resto con golpes profundísimos que obligaban al de Beziers a defenderse corriendo de lado a lado. Fue salvándose Gasquet gracias al acierto en el servicio en los momentos importantes pero, tanto iba el cántaro a la fuente que… se acabó rompiendo. En el noveno juego del set, con Richard subiendo a la red y buscando alternativas para doblegar a un concentradísimo Monfils, éste destapó el tarro de las esencias y nos obsequió con un globazo marca de la casa y un maravilloso passing paralelo de revés, en carrera, que acabó por desesperarlo.

Con un nuevo break en el bolsillo y la confianza por las nueves, Monfils cerró el partido a lo grande, ganando su saque en blanco para embolsarse 77.315 euros y sumar 250 puntos más en el ranking.

Venga así la derrota que le infligió el propio Gasquet aquí el año pasado, en segunda ronda, y repite triunfo en un torneo que ya conquistó en 2010, cuando ganó a Ivan Ljubicic en la final, y del que fue finalista en 2012. Está claro que no se le da nada mal Montpellier al bueno de Gael Monfils.

Próxima parada: Rotterdam. Le espera Juan Martín del Potro en la reedición de la primera ronda del pasado año. Aquella vez, se impuso el de Tandil en dos sets. ¿Otra venganza a la vista?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter