Copa Federación 2014: España y una prueba de madurez

El equipo de Conchita, que busca la primera semifinal desde 2008, encara una serie durísima ante República Checa

España disputa este fin de semana los cuartos de final de Copa Federación ante República Checa. En el Centro de Tecnificación Blas Infante de Sevilla, donde buscará su primera victoria en Grupo Mundial desde 2008, el equipo se enfrenta a la pura realidad. Competir en el primer estrato de FedCup supone mirar a los mejores equipos del mundo. Y República Checa encaja de lleno en tal calificativo. Campeonas en dos de las últimas tres ediciones, una auténtica piedra de toque psicológica para el cuadro de Conchita Martínez. Carla Suárez, top16 y presente pese a molestias recientes, ejerciendo de líder. Silvia Soler, alma del grupo en los últimos años, como sostén. Las jóvenes Tita Torró, debutante en 2013, y Lara Arruabarrena, por estrenar, como perfiles de futuro a madurar durante 2014.

La eliminatoria de Sevilla supone un reto de exigencia psicológica para el grupo de aragonesa. Una serie para mostrar ese paso adelante en una eliminatoria que va a testar resistencia de mentes. La capitana ha optado por un grupo joven, cuya media no alcanza los 24 años, buscando un poso a medio plazo. Templar el interior de un grupo con recorrido de varias temporadas llegando a reconocer, por ejemplo, que parte de la convocatoria de la tolosarra Arruabarrena está motivada por el factor edad. La mitad del equipo español jamás ha pisado terreno de Grupo Mundial, estando Lara inédita y Tita con apenas una serie jugada, cobrando especial importancia el papel de las 'veteranas' Carla Suárez y Silvia Soler para abrir el camino.

República Checa ha cedido las últimas tres series competidas en arcilla, cierto. Pero, para España, sería un clavo ficticio al que aferrarse. Dos de esas tuvieron lugar ante la todopoderosa Italia, de hechuras muy superiores a las actuales de España y una en terreno ibérico hace ya siete años, con un equipo totalmente distinto al actual. Con factores a considerar. A diferencia de España, pese a teórica ventaja por localía, todas las checas convocadas tienen experiencia en Grupo Mundial. A diferencia de España, pese a supuesta renta por superficie, todas han competido en finales de tierra batida.

La baja de Petra Kvitova toca de lleno en los cimientos de República Checa. No hay obviarlo: borra del mapa la única tenista top10 de la serie, la única mujer con galones de campeona en Grand Slam individual, modalidad que cobra especial importancia en FedCup al copar los cuatro primeros puntos. Elimina del panorama a una jugadora presente en todas las eliminatorias de los últimos cinco años, una pieza fundamental en los títulos gobernados durante 2011 y 2012 el cuadro centroeuropeo. Ahora bien, tampoco hay que llevarse a engaños: el grupo de Petr Pala ni empieza ni termina en la zurda de Bilovec.

Tiene en Lucie Safarova una mujer capaz de echarse el grupo a la espalda. La auténtica heroína en la final de 2012, con Kvitova en evidente carencia física, asumiendo el liderazgo en un grupo con problemas. Más diestra que Petra en arcilla, sus números (+60% ganado en los últimos cuatro años) no palidecen ante ninguna tenista española y ahora asumirá galones de referencia. No olvidemos que en Australia Na Li levantó el Grand Slam tras ser indultada en una pelota de partido por 4cm. Al otro lado de la cinta estaba la zurda de Brno. Una tenista ya que ha pisado el top20. Algo que en España, por un puñado de semanas, sólo Carla Suárez ha vivido.

Acude República Checa con un equipo bien armado. Rodeado el puntal con figuras de bastante calado. Klara Zakopalova como teórico segundo frente no es un flanco asequible. Con estatus al borde del top30, el segundo perfil español añora siquiera un lugar entre los 60 primeros puestos. A sus 32 años cuenta sus finales a decenas y a pares las competidas en polvo de ladrillo, una experiencia ausente en el grupo español. Inédita en la competición desde 2006, pero veterana y llamada a filas por momento de forma, con años en las piernas para manejar el ambiente hostil y la situación de riesgo.

Barbora Zahlavova Strycova, llamada a la competición con frecuencia en los últimos años y sustituta de Kvitova, con finales también en arcilla, un recurso que nada tiene que envidiar

Llegado al dobles, auténtica dinamita. Quizá el flanco donde la balanza teórica, por recorrido, más se inclina hacia el bando visitante. La checa peor clasificada tiene mayor peso de ranking que la mejor española. Andrea Hlavackova es una vigente top10 en modalidad por parejas, campeona de Grand Slam incluyendo la arcilla de Roland Garros. Roto el vínculo con Hradecka, retirada en la competición, pero con estatus más que probado para infundir respeto. Ella sola tiene más experiencia que todo el equipo español junto. Y las opciones de parejas, todas en top50, más variada que en el grupo de Conchita.

Una serie que se presume durísima. En el horizonte, a tres partidos de distancia, vislumbra España la primera semifinal desde 2008. En Sevilla, sin embargo, nadie va a regalar nada.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes