Nadal: "Fue la peor hora y media que pasé en una pista"

El mallorquín relató en COPE el sufrimiento de Melbourne y confirmó su deseo de acudir al playoff de Copa Davis en septiembre

Rafael Nadal se expresó en los micrófonos de El Partido de las 12 de la Cadena COPE para repasar diversos asuntos. Entre ellos, el sufrimiento atravesado durante la final del Australian Open cedida dos semanas atrás ante el suizo Wawrinka y su voluntad por acudir al playoff de permanencia que deberá encarar La Armada en Copa Davis el próximo mes de septiembre.

Por segundo año consecutivo España deberá asegurar la permanencia en el Grupo Mundial de Copa Davis. Con Carlos Moyà como capitán, Rafael desveló que entre sus planes se encuentra acudir al playoff para garantizar opción de pelear por la Ensaladera el próximo año, tal y como hizo en 2013 tras ganar el US Open. "Faltan muchos meses para ello, pero voy a ser claro: confiaba estar en estos cuartos de final" declaró el balear. "Mi ilusión era competir para ganar esta Copa Davis. Evidentemente en esa primera eliminatoria no me daba, no podía estar, pero si no hay ningún contratiempo ni ninguna lesión, sí que tengo toda la intención de estar en la eliminatoria para ayudar al equipo a mantenernos en el Grupo Mundial. Y, sinceramente, espero poder ayudar el año que viene a tener opciones de volver a ganar":

Nadal confirmó su intención de acudir en septiembre al playoff de permanencia

Las molestias de espalda que lastraron su rendimiento en la final del Australian Open siguen poniendo en cuestión su presencia en Buenos Aires, torneo donde debería comenzar gira de arcilla a partir del 10 de febrero. "Estoy bien. Hoy he pasado otra revisión y he seguido con el mismo tratamiento desde que volví de Melbourne. Aún no he tocado pista ni he hecho ningún tipo de ejercicio, he estado sólo reposando y he intentado hacer la rehabilitación adecuada para volver a estar en pista lo antes posible. M intención es estar el jueves. Y a partir de ahí, voy a entrenar y depende cómo sintamos la evolución, con mis sensaciones y también la opinión de los médicos, decidiremos si podemos empezar en Buenos Aires o si tenemos que esperar al siguiente".

Ceder toda una final de Grand Slam sin opción de pelear, una rémora que caló hondo en la mentalidad competitiva del español. "Soy una persona que acepta muy bien las derrotas, siempre lo he hecho, y realmente cuando pasan unas horas no pienso más en ello. Y esta vez me está costando un poquito más. Al fin y al cabo era un partido importante para mí y no lo pude competir".

Sus lágrimas en Australia, es sentimiento más allá del trastorno físico. "Por dolor de espalda no hay lágrimas. Dolor de impotencia, de haber llegado hasta ahí y verme inhabilitado para poder competir, evidentemente son momentos complicados de aceptar y más cuando estás en medio de la pista y sabes que no vas a ganar, que no tienes ninguna opción de ganar. Y tampoco tengo la intención de retirarme, porque es una situación complicada y muy desagradable retirarme de una final como esa" argumentó el balear en micrófonos de COPE.

"Con lo cual, un momento que pase ahí complicado, la peor hora y media que he pasado en una pista de tenis por lo que significaba el partido para mí y por el partido en sí, una final de Grand Slam. Pero bueno, eso es lo que ocurre a veces e intenté llevarlo de la mejor manera posible, superarlo bien y terminar bien. Creo que era la única manera de salir al menos con la cabeza alta, que es lo que hice".

Comentarios recientes