Pavlyuchenkova, campeona de París

La rusa clava a tres top10 para alzar el mayor título de su carrera

En París, una insurrección. Anastasia Pavlyuchenkova se ha proclamado campeona del indoor galo tras una semana de ensueño. De bajar la cerviz y avanzar con coraje más fe en el sudor derramado. Al batir en la final a la italiana Sara Errani (3-6 6-2 6-3) culmina una montaña llena de piedras hasta coronar el primer Premier de su vida, el trofeo más grande de una incipiente carrera.

Una reacción de esas figuras que insinúan pero no terminaron de romper. Hasta tres veces campeona de Grand Slam en categoría junior, en dos ocasiones cuartofinalista en majors absolutos, rozando el top10 siendo una teenager. Méritos que nunca tuvieron mayor continuidad que el puntual foco. Ni su paso por la academia Mouratoglou, entrenador de la actual número 1, ni el fugaz experimento junto a Martina Hingis, uno de los últimos prodigios precoces, lograron inferirle ese gen de permanente empeño.

Quién sabe si la actuación de París puede virar voluntades. Desde luego, por peso deportivo, es un hecho de vigor notable. Una semana espectacular para la tercera raqueta rusa. Un camino hacia el título que contiene hasta tres victorias consecutivas sobre tenistas top10 (Angelique Kerber, María Sharapova, Sara Errani), todos ellos en encuentros decididos en tres apretadas mangas tras ceder el primer parcial.

Es decir, con una privilegiada derecha como salvavidas, remontadas trabajadas ante la élite del circuito femenino. Un desgaste no encarado, por ejemplo, en la última conquista de Grand Slam - privada Na Li de cualquier brega ante material top15.

En las dos primeras rondas, pocas bromas. Francesca Schiavone y Carla Suárez, ambas batidas también en tres mangas, configuran una semana de enormes esfuerzos. Quince sets en siete días para una mujer cuya forma física ha venido siendo de manera habitual uno de los argumentos de debate.

Lograr semejante resultado bajo techo, en un entorno donde las dudas quedan gravemente marcadas, muestra capacidad mental para imponer juego ofensivo y sobreponerse a marcadores adversos. Revertir en repetidas ocasiones las tornas ante referencias actuales del circuito marcan un punto de autoridad en favor de la de Samara.

Un resultado que servirá para que Anastasia,, vuelva a rozar un puesto entre las primeras 20 raquetas del mundo. Para una antigua cuartofinalista de Grand Slam, número 13 del mundo al cumplir la veintena, un resultado esperanzador para abrir la temporada.

Criada de gran un núcleo deportivo (hija de canoista y nadadora, nieta de perfiles ligados al baloncesto) mostró en París un enorme instinto competitivo. Una semana de autoridad sin precedente. ¿Puede convertir este resultado en un punto de inflexión? Siendo a sus 22 años una de las tenistas más jóvenes del top30​, tiene margen para demostrarlo.

Semana redonda para el tenis ruso

En el otro torneo WTA de la semana, el International de Pattaya City, Ekaterina Makarova conquistó el quinto título individual de su carrera al batir a la checa Karolina Pliskova (6-3 7-6).

LA APUESTA del día

Comentarios recientes