Copa Davis 2014: España, eliminada en Alemania

El grupo de Carlos Moyà se inclina bajo la bóveda del Fraport Arena. Como en 2013, España acudirá al playoff de permanencia

España ha caído eliminada de la Copa Davis 2014 en Frankfurt, cediendo 3-0 ante Alemania. La pareja alemana formada por Philipp Kohlschreiber y Tommy Haas derrotó en cuatro sets a los españoles Fernando Verdasco y David Marrero por un tanteador de 7-6 6-7 7-6 6-3, consiguiendo así el punto definitivo que aleja a España de la lucha por conquistar su sexta Ensaladera.

No ha podido ser más amargo el debut de Carlos Moyá en la capitanía del equipo nacional de Copa Davis: un contundente 3-0 en territorio germano concluyó con las esperanzas españolas y obliga al combinado nacional a luchar por mantenerse en el Grupo Mundial.

Tras las derrotas sufridas ayer por Roberto Bautista y Feliciano López, la pareja española, formada por Fernando Verdasco y el debutante David Marrero, saltaba a la pista del Fraport Arena de Frankfurt con la obligación de ganar para mantenerse con vida de cara a la jornada del domingo.

El capitán alemán, Carsten Arriens, decidía a última hora cambiar una de sus piezas y daba entrada al veterano Tommy Haas en detrimento de Daniel Brands. Una apuesta clara por intentar cerrar la eliminatoria cuanto antes.

La igualdad fue la tónica dominante en un encuentro que se decidió por detalles. Hubo que esperar nada menos que 43 juegos para ver el único break del partido que, a la postre, resultaría definitivo. Lo consiguió la dupla alemana sobre el saque de un David Marrero al que, hasta ese momento, no le había pesado en absoluto el debut y había rayado a un altísimo nivel, tirando en todo momento del carro español.

En el primer set, no pudieron aprovechar los nuestros el único momento de titubeo de Haas al servicio: con 5-4 en el marcador, dispusieron de tres bolas de set que salvaron los alemanes con un Kohlschreiber impecable en la red. Se llegó al tie break y, con Alemania 6-3 Arriba, Marrero destapó el tarro de las esencias dejando una volea de derecha y un passing paralelo de revés de auténtico maestro. Sin embargo, la mala suerte se cebó con el canario, en forma de doble falta, y el marcador se inclinó del lado teutón.

La segunda manga se desarrolló de forma casi idéntica, con ambas parejas manteniendo su servicio con cierta solvencia para desembocar en un nuevo tie break. De nuevo se ponía por delante el dúo alemán pero, esta vez, tres errores consecutivos servían en bandeja la igualada. Se mostró muy seguro David al saque en los momentos calientes, bien acompañado por un Verdasco voluntarioso y, por momentos, enrrabietado.

Atravesaron un momento muy complicado los nuestros al comienzo del tercer parcial. Con 1-1 en el tanteador, salvaron un peligrosísimo 0-40 gracias, una vez más, al buen hacer de Marrero al saque. Superado el escollo, de nuevo nos vimos abocados a la muerte súbita tras una sucesión de juegos en que los restadores apenas ponían en aprietos al servicio rival. Precisamente, sería un restazo impresionante de Kohlschreiber, el mejor jugador del partido, el que inclinaría la balanza del lado alemán y colocaría el 2-1 en el marcador.

Tiraron de coraje Verdasco y Marrero para tratar de iniciar el cuarto set con ventaja. La suerte no estuvo de lado de Fer, que se jugó un resto paralelo que se fue por apenas unos centímetros, evitando el break que podría haber dado alas a los de Carlos Moyá. Kohlschreiber salvó el envite y, con la ayuda de un siempre efectivo Tommy Haas, consiguieron romper el saque David Marrero en el juego posterior, acabando por completo con las escasas esperanzas españolas de nivelar la contienda.

A partir de ahí, coser y cantar, como se suele decir. Se vinieron abajo los españoles, que a punto estuvieron de entregar un nuevo break, salvado por los últimos arrestos de Fernando Verdasco, antes de que Haas se encargara de cerrar el partido con un impecable juego en blanco.

Tras la derrota, sensaciones agridulces. Por un lado, la satisfacción de haber dejado todo en la pista; por otro, una nueva eliminación en primera ronda que encenderá de nuevo la eterna polémica sobre la capitanía, los jugadores que van o no van… En fin, lo de siempre,

Toca reflexionar, reponerse a la adversidad y mirar hacia adelante.

Por Fernando Arribas

Comentarios recientes