El triunfo de Rafael Nadal en cinco claves

En Punto de Break repasamos cinco de las claves que llevaron a Rafa Nadal a vencer a Roger Federer por vigésimo tercera vez en su carrera deportiva. Un animal te

Rafael Nadal volvió a derrotar al suizo Roger Federer. El actual número uno del mundo sabe a la perfección cómo plantear los partidos tácticamente para desquiciar al suizo. No es casualidad que haya ganado 16 de los últimos 19 duelos. Nadal demostró, una vez más, una enorme superioridad física, táctica y mental.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

En Punto de Break repasamos cinco de las claves que hicieron que el partido volviera a caer del lado del balear.

Passing shots

Rafael Nadal es el mejor pasador de la historia del tenis. De revés, con la derecha, a la carrera, yéndose para adelante o hacía atrás… no le importa. Te pasa siempre. Federer dio pistas sobre cómo sería su táctica. Estaba dispuesto a acortar el juego, a ser muy agresivo y subir a la red para finiquitar cada punto que pudiese. Nadal descifró la estrategia y de entrada advirtió a Federer de lo que lo esperaba si la llevaba a cabo.

Primer acercamiento suizo y primer passing shot de revés a la línea del mallorquín. Federer fue conectando buenas subidas y voleas hasta que en el 3-3 del primer set le cayó una lluvia de passings. Ahí Rafael Nadal calibró al milímetro sus tiros para dejar anclado a Federer en la red. Lo pasó como quiso. Cruzado, paralelo, fuerte o buscando el ángulo.

Fue el tiro clave para romperle la moral y los esquemas a Roger Federer. Con dos raquetazos fue capaz de bajarle la confianza a puntos insospechados a la hora de acercarse a la cinta. Federer tenía claro que acercarse a la red formaba parte de la estrategia para intentar desestabilizar y quebrar a Nadal, como lo había hecho ya con Tsonga y Murray. Sin embargo hoy quedó avisado de entrada. Si subes, te paso le dijo implícitamente a Federer con unos tiros ganadores para el recuerdo.

Y así fue como Roger no se atrevió a subir con la seguridad que mostró en el inicio del encuentro. Rafael lo condicionó. El de Basilea se arrimaba a la cinta pero Nadal le pagaba siempre con la misma moneda. Esos passing shots que quedarán en la historia de este deporte.

Revés cruzado

Es una de las grandes mejoras de Nadal en este comienzo de año. Está funcionando a la perfección. El revés está graduado y medido a la perfección. Además, el número uno del mundo tiene una capacidad enorme para variar alturas, efectos y hasta direcciones.

Al suizo lo destrozó con este golpe. Tanto al resto como en los intercambios conseguía conectar reveses que penetraban directo al corazón de Federer. Cuanto más abría la pista el suizo mayor facilidad encontraba Nadal para pagarle con la misma medicina y más huecos encontraba. Un absoluto recital con el golpe menos agraciado de Rafael.

Fortaleza mental.

Poco se puede agregar del aspecto diferenciador del mejor jugador del mundo. Un competidor nato que volvió a demostrarle a Federer que lo puede quemar y asfixiar simplemente con la cabeza. El suizo volvió a chocar contra la misma piedra y Nadal demostró al mundo -y van miles- que su cabeza en los momentos importantes de los partidos responde correctamente.

No le entraron dudas al ver el inicio de partido de Federer arrollando, atacando y comiéndose la pista. No lo hizo tambalear ni cambiar sus rutinas dentro de la pista. Sabía que, si jugaba a su manera, sería una cuestión de tiempo que el partido cayera de su lado. Ni las ampollas, ni Federer, ni el techo a medio cubrir podrían con él. Esa dureza mental desarrollada en el balear es marca de la casa. Característica de un extraterrestre competitivo. Hoy volvió a ser su mejor aliada.

Un frontón sin agujeros

Rafael Nadal es un auténtico portento físico. A nadie se le escapa que la mayor parte de los éxitos del tenista balear se cimientan en su capacidad para aguantar durante un espacio prolongado de tiempo cambios de ritmo explosivos.

Nadal mostró una frescura en las piernas como hasta ahora no las había enseñado en todo el torneo. Es un auténtico frontón sin grietas, al menos eso habrá pensado Roger Federer hoy. Nadal lo dejó en reserva de energías física y mentales. Lo agotó.

Forzó al suizo a dar un golpe más en cada punto. En luchar, en batallar y en tirar golpes imposibles desde el fondo de pista para pasar en cuestión de milésimas de segundo de estar defendiendo a atacando.

Agresividad

La clave del partido era ser agresivo. Contra un Federer en estado de gracia y pegándole a la pelota de manera muy limpia, Rafa necesitaba no estar a merced de la derecha del suizo. Tenía que tirar lo más rápido y hacia delante que pudiera. Era fundamental insistir en este aspecto y resistir la avalancha suiza.

Lo logró. El término agresividad es una palabra habitual en el diccionario de Nadal desde hace tiempo. Busca mayor cantidad de golpes ganadores, llevar la iniciativa y de esta manera tener menor desgaste físico. Una fórmula de garantías que le sirvió en pistas rápidas durante todo el 2013 para lograr su mejor año sobre pistas duras de su carrera.

Federer sufrió esta agresividad y determinación de Nadal. El mallorquín arrasa en las canchas y parece complicado que pueda ceder un encuentro al mejor de cinco sets jugando a esta intensidad.

Rafael Nadal vuelve a triunfar sobre Roger Federer. En Grand Slam no conoce la derrota frente al helvético desde Wimbledon de 2007. Es atrevido pensar que el suizo pueda volver a derrotar a Nadal en un partido disputado a cinco sets.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter