Australian Open 2014 | Partidos del día 11

Desgranamos los partidos más destacables de la undécima jornada de competición. Se acerca el desenlace en Melbourne

Tiempo de definiciones en el día 11 de un abierto de Australia que ha visto caer a grandes favoritos en damas y en caballeros. Se disputan las primeras semifinales de dobles y singles masculinos y ambas semifinales femeninas.

Primera semifinal masculina

Tomas Berdych – Stanislas Wawrinka (Rod Laver Arena – último turno). El partido de las oportunidades en una llave que a priori era accesible a los máximos favoritos. Al arribar a su segunda semifinal de un grande y de manera consecutiva, el suizo sigue demostrando porque se ha ganado un lugar en el top 8, sitio de confort del checo, pero que ambos pueden superar si se consagran en Australia. El premio es grande: Cualquiera de los dos que sea campeón ocupará el tercer lugar del ranking.

Cada uno tiene un pergamino para creerse favorito. Stan ha eliminado a Djokovic, quien iba por el cuarto título al hilo en Australia, no perdía desde el US Open y no faltaba a una semi desde Roland Garros 2010. Además Wawrinka ostenta un record positivo de 8-5 en el historial frente a su rival, brecha que ha conseguido al derrotarlo en los últimos tres choques que mantuvieron en 2013. No es menor que desde 2009 el checo sólo le ha ganado en una ocasión (Primera ronda de Copa Davis 2013).

Por su parte Berdych, además de eliminar nada más y nada menos que a David Ferrer, puede apuntar que ya posee la experiencia de ser finalista, dado que arribó a esa instancia en Wimbledon 2010 con victorias sobre Federer y Djokovic incluidas. Por tratarse de una etapa decisiva, ambos arriban sin un gran desgaste lo que no les confiere una ventaja ni un condicionante para encarar la batalla. Promesa de gran partido y pronóstico reservado. Sea quien sea el ganador es una piedra en el estanque del ranking mundial, que exhibirá importantes cambios a partir del próximo lunes en el lote 3-8.

Semifinales de damas

Na Li – Eugenie Bouchard (Rod Laver Arena – segundo turno). La experiencia frente a la sorpresa. La china debe restregarse las manos al ver como las máximas sembradas van cayendo una a una. En teoría en esta instancia enfrentaría a Serena Williams, por tanto el cambio le debe sentar de maravillas. Na Li es doble finalista en Australia (2011 y 2013) y ha sabido calzarse el traje de campeona de un grande (Roland Garros 2011). Debe soportar la presión de que todas las miradas y expectativas se sienten sobre ella. La única top 4 que confirmó su preclasificación en los hechos, sabe que no debe confiarse ante la irrupción de la joven canadiense y su desparpajo. Bouchard, 31 del mundo y de apenas 19 años, está disputando el Australian Open por primera vez y es apenas su cuarto Grand Slam. Su desafío es grande y deberá pelear para no darse por conforme al trepar tan alto en su debut en Oceanía.

Dominika Cibulkova – Agnieszka Radwanska. (Rod Laver Arena – tercer turno). Despidieron a las sembradas. La polaca viene en ascenso a partir de una mayor regularidad. Número 5 del ranking no ha bajado de octavos en los cuatro grandes de 2013, en dos de ellos trepó hasta cuartos de final y en Wimbledon -como aquí- también alcanzó las semifinales. Supo ser finalista en el césped de Londres en 2012 y la victoria de ayer ante la campeona Azarenka con el lapidario 6-0 del tercer parcial, la colocan como seria aspirante al título. El ímpetu de la pequeña Cibulkova será un gran obstáculo. La eslovaca, 24 del mundo, acaba de igualar en Australia su mejor resultado en Grand Slam (semifinal en Roland Garros 2009) y ya demostró su temple en la eliminación de Sharapova y en los cuartos de final cuando se sacó de encima con facilidad a Simona Halep, cediendo apenas tres juegos y sin caer en el habitual mareo posterior por eliminar a una estrella como la rusa.

Dobles masculinos. Primera semifinal

E. Butorac /R. Klaasen vs D. Nestor/N. Zimonjic. (Rod Laver Arena – primer turno). Los verdugos de los gemelos Bryan frente a las voces de la experiencia. En un cuadro donde las derrotas de los consagrados estuvieron a la orden del día, Nestor y Zimonjic, octavos sembrados, se enfrentarán a la pareja que dio uno de los batacazos en el primer Grand Slam del año: El sudafricano Klaasen y el estadounidense Butorac se dieron el gusto de eliminar a los Bryan y poseen la gran chance de disputar una final de un grande. No será sencillo, sus veteranos rivales (Nestor, 41 años, Zimonjic, 37) saben lo que es ganar majors en dobles y en más de una ocasión.

Comentarios recientes