Cibulkova entierra a Sharapova

La eslovaca, cuartofinalista por primera vez, elimina a la tercera cabeza de serie y campeona de 2008 en Melbourne

El cuadro femenino del Australian Open recibió su segundo gran mazazo. Tras la eliminación de Serena Williams el domingo, es María Sharapova, número 3 del mundo y vigente semifinalista, quien se despide de Melbourne. Claramente apocada tras ganar el primer parcial, la rusa fue sometida por Dominka Cibulkova (3-6 6-4 6-1). Para la tenista de Bratislava supone firmar el mejor resultado jamás alcanzando en Melbourne en nueve visitas, habiendo colocado las zapatillas previamente en la ronda de las ocho mejores en el resto de majors.

Bajo una vertical de apenas 161 centímetros, la tenista más baja del top100 siguió dando forma a su fama de matagigantes, sacando de la competición a la campeona de 2008. Observando los resultados de la semana, con una Dominika lanzada -nueve juegos cedidos en tres encuentros- y una María sufriendo para cerrar partidos, pulsos plagados de altibajos y el historial previo entre ambas -múltiples triunfos de Cibulkova- era de prever pelea abierta.

En una demostración de saber estar, la eslovaca dio la vuelta a un partido que pareció destinado al control de Sharapova desde el primer momento. Porque el primer golpe, en forma de quiebre de apertura, lo asestó Maria. Porque la primera manga, decisiva para la ganadora en cada precedente, entró de lleno en la bolsa de la rusa. Y porque obligada a remar hasta parcial decisivo, Dominika se adentraría en un terreno de gran gestión por parte de Sharapova - una de las mujeres con mejor balance en mangas finales de la WTA.

Metamorfosis de Sharapova. De ese set al 5-0 encajado en el segundo acto, apenas unos minutos. Plagada de interrogantes tras entregar el primer parcial, Cibulkova confesó el estado mental que acompañó el partido. "Salí a pista pensando que este encuentro podría ser mío. Nunca dudé de mí misma, ahí creo que estuvo la clave del encuentro". Quien sí dudó fue Sharapova, cuyo nivel se diluyó tras este primer acto. Su juego de piernas, lastrado el movimiento lateral y su potencia de servicio perdieron enteros, entrando en barrena de errores. Dominika encontró la profundidad y seguridad carente en la apertura. De Sharapova seguía dependiendo el encuentro -muestra el pasar de 0-5 a 4-5 en un instante- pero sus altibajos volvieron a aflorar en un juego al resto desastroso que terminó por colocar equilibrio en la colisión.

Una mujer que forzó con frecuencia un esfuerzo extra en Sharapova, respondiendo a la potencia de la rusa con impactos violentos y gran resistencia en defensa. Con un desplazamiento enérgico, anulando el volumen ofensivo de María hasta unos modestos 9 tiros ganadores por manga. La zona baja de impacto de Dominika situó las bolas con frecuencia fuera del punto dulce de golpeo de Sharapova, que terminó con un registro prohibitivo de 45 imprecisiones.

Atendida por problemas en un glúteo al término del segundo set, Sharapova bajó enteros en la manga definitiva. Nunca asumió más riesgos en el encuentro, acortando aún más los intercambios. En ningún otro momento sumó más winners (11) o errores no forzados (19) que en el parcial definitivo. Algo impedida ante una rival en racha, vio cortada su amenaza al resto -ninguna pelota de rotura procurada-. Viviendo al filo de la navaja, se terminó cortando.

La eliminación de la rusa supone un nuevo envite entre la élite del cuadro femenino, todavía removido tras la caída de Serena Williams en la jornada del domingo. Quedando fuera de competición primera y tercera cabeza de serie, el terreno queda más despejado para que la vigente campeona Victoria Azarenka -única superviviente que sabe lo que es ganar un major en cemento- prosiga su defensa de corona y para que alternativas de lujo (Na Li, Agnieszka Radwanska,...) sueñen con alzar la corona.

Simona Halep, rival en cuartos de final

La rumana, una de las grandes eclosiones de 2013, superó a Jelena Jankovic (6-4 2-6 6-0) para firmar sus priemros cuartos de final en Grand Slam. Poniendo cerco al top10, será la encargada de oponer resistencia a Dominika Cibulkova.

Comentarios recientes