Robredo se carga a Gasquet

El catalán enseñó su mejor versión y luchará frente a Wawrinka por un puesto en cuartos de final

Tommy Robredo (17º) clasificó para la cuarta ronda al derrotar a Richard Gasquet (9º) por 2-6, 7-5, 6-4 y 7-6 en un partido trepidante. El catalán continua con su racha de triunfos y sus buenas sensaciones en suelo australiano. En un duelo de exquisitos reveses a una mano, el de Hostalric mostró la chapa de campeón frente a un galo que fue de más a menos. Robredo buscará frente a Wawrinka los cuartos de final del primer Grand Slam del año.

Un duelo de tierra batida se vivió en el Hisense Arena de Melbourne Park. Robredo y Gasquet se plantaron hasta tres metros detrás de la línea de fondo de pista para protagonizar un gran espectáculo de tenis. Al más estilo polvo de ladrillo, los largos intercambios fueron la tónica del partido entre el catalán cabeza de serie número 17º y el francés número 9º.

Gasquet salió del vestuario muy fuerte. Desde el arranque y sin dejar pensar a Robredo atacaba, movía la pelota y variaba direcciones. En el primer set el francés mostró un juego impoluto, preciso y ambicioso.

Rompió a la primera oportunidad que tuvo, y lo volvió a hacer en la bola de break que concedió el catalán en el séptimo juego. Con 12 tiros ganadores y tan solo un error no forzado se hacía con la primera manga de manera contundente.

En el segundo parcial Gasquet se volvió humano y mostró un nivel de terrícola. Bajó sus tiros ganadores hasta 9 y aumentó a 11 los fallos no forzados. Tommy en cambio, empezaba a encontrar su tenis y a incomodar al francés. Conectaba 14 tiros ganadores y no concedía ninguna bola de break. Se hizo fuerte con su saque y quebró en el momento más oportuno. En el 5-5 rompió el saque del francés y ya con el 6-5 a favor finiquitó su juego y la segunda manga por 7-5 para igualar el partido a un set.

La tercera manga comenzó con Gasquet enchufado nuevamente. Arrancó con 3-0 en el marcador y parecía que sería un calco de la primera. Pero no lo fue. Robredo trabajó, luchó y sudó para darle la vuelta al marcador y meterse el tercer set en el bolsillo por 6-4.

Había que apretar en el cuarto set. Tommy venía con un gran desgaste de las dos primeras rondas ante Rosol y Benneteau por lo que batallar en el quinto set no era la mejor opción para Robredo. Gasquet venía con las piernas más frescas y podría volverse más peligroso en la quinta manga. El catalán apretó los dientes, forzó el tie-break y levantando puntos de set en contra se llevó el partido al bolsillo en el desempate por 8-6.

Uno de los aspectos a destacar del partido fue el maravilloso duelo de revés a una mano que protagonizaron Robredo y Gasquet. El francés le sacó más rédito a este golpe. Parte de su táctica era abrir la pista con un ángulo corto o buscar que Tommy se invierta para pegar derecha en la zona de revés. Y así lo hacía el catalán que se cubría siempre que podía ese golpe. Con este veloz juego de pies descuidaba más de la mitad de la pista que era donde el galo conectaba gran cantidad de reveses paralelos.

Sin embargo, a pesar de ceder en este tipo de intercambios, Robredo tenía clara su táctica. Pegar el mayor porcentaje posible de derechas, dominar con ella y sacar al francés del medio de la pista. Lo acorralaba en su revés para dejarle poco margen de maniobra. Una jugada arriesgada sabiendo el arma letal del galo pero que terminó dándole el resultado esperado.

Tommy Robredo se enfrentará en cuarta ronda al tenista que menos minutos lleva en sus piernas, Stanislas Wawrinka. El suizo accedió a estas instancias sin haber disputado el último partido ya que se benefició del abandono del canadiense Vasek Pospisil.

Robredo sigue con su ascenso tenístico. Hace poco más de año y medio estaba ubicado en el puesto 470º del ranking mundial e inmerso en los Challengers en busca de reencontrarse con su tenis tras una lesión en la pierna izquierda. A día de hoy pelea con los más grandes en las segundas semanas de competición de los Grand Slam.

Fuerza de voluntad, humildad y seriedad fueron parte del trabajo realizado por Robredo para poder estar entre los mejores del mundo. El tenis es justo. Se juega como se entrena. Y Tommy, puede dar fe de ello.

Comentarios recientes