Gael Monfils: Bola Naranja

Casi roja. De la tercera decena que puebla el ranking –del 20 al 30- sale a colación el nombre del francés. A pesar de figurar jugadores como Janowicz, Dimitrov, Gulbis o Paire, es el galo el que renace para caminar lo perdido en los dos últimos años. Las lesiones apartaron a Gael de mantener su estatus de top-15. Con su final en Doha, su carácter enormemente batallador, su tenis físico y consistente, mezclado con su potencia para dibujar golpes ganadores y fiabilidad con el primer servicio, el espigado Monfils se antoja como hombre a evitar en la primera semana. Al ser cabeza de serie, su nombre no será bola roja en la primera ronda, pero es la gran bola naranja para los siguientes choques. Un LaMonf enfurecido es un trago de muy mal gusto.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter