Federer: "Estoy deseando atacar el Australian Open"

El suizo extrae lecturas positivas tras ceder la final de Brisbane

Roger Federer no considera la derrota en la final de Brisbane ante Lleyton Hewitt un contratiempo de enormes proporciones. En el último test previo al Australian Open, a disputar del 13 al 26 de enero, el de Basilea se entregó ante el ídolo local, arropado por una calurosa grada. En rueda de prensa posterior al encuentro, el campeón de 17 grandes desgranó sus impresiones sobre la semana.

"Me siento bastante bien. Especialmente habiendo jugado todos los partidos posibles en este torneo, contando también los dobles" indica, en palabras recogidas por France Presse, un Roger que entre ambas modalidades abandona Brisbane con cerca de 10 horas de competición en las piernas.

Roger cambió el guión. Por primera vez en una década pisaba torneo oficial en Australia antes de acudir a Melbourne. "No sabía con certeza qué esperar de mí mismo antes del torneo. Debo decir que jugué con consistencia. No jugué bien hoy, algo desafortunado. Pero Lleyton fue el mejor tenista al que me he enfrentado durante esta semana. Me puso las cosas complicadas" valoró el suizo, que en la primera semana de competición quedó a un set de igualar el botín de todo 2013.

"Tengo una idea clara de aquello en lo que necesito trabajar" dijo el helvético, que aprovechó para indicar que Stefan Edberg, nuevo miembro del equipo con un compromiso de al menos 10 semanas en la temporada, no le acompañaría hasta ya comenzado el Australian Open. "Tengo una idea clara de dónde están mi cuerpo y mi mente".

"Estoy muy hambriento y con ganas de atacar el Australian Open la próxima semana. Estoy realmente satisfecho de que mi cuerpo esté aguantando bien en la primera semana, porque nunca sabes qué esperar" subrayó el helvético, testigo de cómo más de una veintena de tenistas han pacedido problemas físicos de distinta índole en los primeros días de competición.

"En líneas generales hay muchas cosas buenas (a extraer de la primera semana), pero también un par de aspectos que quizá necesiten ajuste. Debo ir a Melbourne y comprobar cuál es la velocidad de las pistas y así tener una idea verdaderamente buena de aquello en lo que necesitas trabajar".

¿Qué papel puede jugar el suizo en Melbourne? "No he pensado mucho en ello. Creo que puedo jugar muy bien. Va a depender del nivel que pueda alcanzar. Pienso que fui capaz de servir bastante mejor en términos globales" indicó tras llegar a la final sin perder un juego al saque, acumulando hasta 13 aces en el pulso decisivo.. He podido ser más consistente esta semana de lo que fui capaz en mucho tiempo. Eso es muy buena señal".

En el formato a tres mangas, el suizo penó un arranque tibio. En poco más de una semana le espera Melbourne con todo lo que, refugiado en un evento yermo de rivales top15, no ofreció Queensland. La tortura de los cinco sets, la gran expectativa sobre los hombros y toda la élite del circuito masculino.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes