Lendl vs Becker, rivalidad actualizada

Lendl y Becker desarrollaron una gran rivalidad hace más de dos décadas. En 2014 se verán las caras desde la grada

Durante varios años de sus respectivas carreras, Novak Djokovic y Andy Murray, ambos nacidos en 1987, estuvieron a la sombra de Federer y Nadal, dos leyendas con peana reservada en el Salón de la Fama del tenis y de la historia del deporte profesional. Tras conseguir acercarse, igualar y superar en algunos tramos de los últimos años a suizo y español, primero Andy y recientemente Novak, han decidido seguir progresando en una carrera de fondo que no entiende de respiros. Ivan Lendl y Boris Becker son sus respectivos entrenadores, antaño grandes figuras del tenis de finales de los 80, otra de las grandes eras doradas del tenis profesional.

Lendl y Becker coincidieron durante varios años en un circuito dominado por el propio checo, McEnroe o el incombustible Jimbo Connors. Teniendo en cuenta que Ivan y Boris nacieron con siete años de diferencia, cabe destacar el primer gran aspecto de aquellos lustros: la precocidad. Boris Becker consigue unos cuartos de final en la hierba australiana, el primer major en el que compite, con tan solo 16 años, en 1984, consiguiendo derrotar a Tim Mayotte o Guy Forget. Curiosamente alcanzaría una ronda más que el por entonces número 2 del mundo. El de Ostrava contaba con 24 años pero aún no sabía lo que era conseguir un Grand Slam; hecho que lograría unos meses después en Roland Garros, remontando un 2-0 a Big Mac en la final.

Para cuando ambos chocan por primera vez, de una serie de 21 enfrentamientos a lo largo de sus carreras, Boris Becker ya era campeón de Wimbledon, con 17 años y poco más de seis meses. Fue en Indianapolis, en el ‘clay’ norteamericano, algo distinto a la arcilla europea, pero donde el checo sería igualmente superior en cualquier momento de ambas trayectorias. En aquella ocasión Becker ya era top-ten, y terminaría 1985 como número 6 del mundo, con su pelo a medio camino entre el rubio y el pelirrojo y ya vistiendo la mítica marca Ellesse.

Aún estando separados por un lapso de tiempo importante, Lendl y Becker hacen coincidir los mejores años de su carrera. El checo dominando la arcilla de París y el cemento neoyorquino, y Becker haciéndose un nombre histórico en la catedral del tenis. Wimbledon y Boris Becker definen, en lo menos positivo, la carrera del genio checo. Es el alemán el que hasta en tres ocasiones impide a Ivan coronar el Career Grand Slam, derrotándole en la final del 86, en las semifinales del 88 y en la misma ronda de 1989. Un cuarto triunfo en la final del Australian Open del 91, dejaría en 4-1 la marca a favor del germano en territorio eterno, con la victoria que cosecharía Lendl en los octavos del US Open de 1992, contando en ese momento con 32 años.

Lendl terminaría dominando el enfrentamiento 11-10, si bien, Becker iría igualando la contienda según el transcurrir de las temporadas. Fructífera fue también su rivalidad sobre moqueta, donde ambos jugadores eran de los mejores en aquellos años. Lendl haría suyo el particular sobre cubierta, dando cuenta, 7-4, en la superficie más rápida. Hasta en cinco ocasiones se verían en el Masters de final de año, con 3-2 para el checo. Ambos centroeuropeos, lograron siempre rondas finales en las pistas cubiertas de todo el mundo.

Sin lugar a dudas, dos de los cinco tenistas más representativos y laureados de la segunda mitad de los 80. Ambos números 1, 14 Grand Slam entre los dos, 143 títulos ATP… Lendl, con un marcado juego de fondo y Becker, con un tenis más agresivo y vertical, dirigen a la par a dos de las raquetas más representativas de esta segunda década del siglo XXI. No son los únicos. La llegada de Michael Chang –más perteneciente a los años 90- al equipo de trabajo de Kei Nishikori, y la especulada y comentada posibilidad de que Stefan Edberg entrene a Roger Federer, están invadiendo de nostalgia al aficionado al tenis. Rivalidades dentro y fuera de la pista; a dos, tres y quien sabe si a cuatro bandos.

Comentarios recientes