La importancia de la pretemporada

Los tenistas profesionales están sumergidos en la pretemporada. Fase clave para iniciar el año de manera adecuada. En Punto de Break charlamos con especialistas sobre

Los últimos días de noviembre y primeros de diciembre son sinónimo de pretemporada en el tenis. Semanas donde se asientan las bases físicas y técnicas para afrontar la competición del año siguiente. Una etapa de suma importancia para el tenista que le permite poner a tono su cuerpo y mente para sacar el máximo rendimiento.

A día de hoy el tenis se practica tanto en chicos como en chicas, a una velocidad frenética. La práctica al máximo nivel mundial no sería posible sin una preparación física adecuada. Ésta, aparte de desarrollarla y cuidarla durante todo el año, se intensifica y se trabaja de manera muy elevada durante la pretemporada.

Pero en este período de tiempo no solo se trabaja el cuerpo, sino también la mente y la técnica dentro de la pista de tenis. Una labor de grupo en donde todos los componentes del equipo que rodean a un tenista tienen voz y voto: entrenador, preparador físico, nutricionista, fisioterapeuta, médico, etc.

Unas semanas de trabajo donde se hace balance de la temporada que concluye y se asignan objetivos de cara al año venidero. Momento de afianzar conceptos para que los tenistas sean capaces de aplicarlos en la competición.

Ignasi de la Rosa, director técnico de Novaelite y preparador físico de Carla Suárez comenta a Punto de Break: “La pretemporada de Carla es un trabajo concentrado de seis semanas, donde lo que se busca es aumentar los niveles de fuerza al máximo. Esta es la base principal. A partir de aquí también se busca la resistencia y la velocidad”.

De la Rosa hace hincapié en que se trata de un período para unificar criterios entre los miembros del equipo y poner varios objetivos en común. “Se trata de, como equipo integral que somos, planificarlo todo junto. Cuándo hacer el tenis, si por la tarde o por la mañana, antes o después del físico, cuándo dar una mañana libre y cuándo no. Se trata de integrar todo y que todo tenga un porqué para crecer en la misma dirección”.

Por su parte, otro de los miembros del equipo de Carla Suárez y cabeza más visible del equipo, Xavier Budó explicaba a Punto de Break: “La pretemporada es la única época del año que Carla está seis semanas seguidas en Barcelona. Durante el año sólo pasa siete o diez días como máximo. Es el momento de cohesión de todo el equipo de trabajo. Preparador físico, médico, fisioterapeuta, podólogo, nutricionista, equipo técnico”.

“En la pretemporada se pueden hacer fundamentalmente dos cosas. La primera, un análisis del año. Se ven los objetivos y se analizan cuáles se han cumplido y cuáles no. En todas las áreas. A nivel físico, de patrón de juego, técnico, mental y a nivel de rendimiento global del jugador. Los análisis siempre los hacemos en porcentaje en función de la importancia de cada área. Es decir, si decimos que el tenis hoy en día 80% a nivel mental, lo que tenemos que hacer es un análisis de los aspectos como actitud, crecimiento mental, etc. Este aspecto es el que más tratamos”

“La segunda, visualizamos los vídeos con los partidos donde mejor se hicieron las cosas durante el año y otros donde no han salido bien. A partir de aquí sacamos conclusiones”.

Xavier Budó, recalca el trabajo en equipo y fomenta en su jugadora la capacidad de analizarse, de autoevaluarse y de ponerse sus propias metas: “Carla nos presenta cuáles cree que son sus objetivos en todas las áreas, nosotros –el equipo técnico- presentamos los nuestros, y a partir de aquí consensuamos objetivos comunes. Queremos que ella también piense, reflexione y aporte su punto de vista. Porque al final luego la que compite es ella”.

Una vez consensuados los objetivos, el equipo de trabajo y la misma Carla Suárez, ponen sus prioridades en la mesa y marcan las cargas que tendrán por semanas. Éstas suelen distribuirse de la siguiente manera: la primera semana se realiza un trabajo de acondicionamiento a nivel físico y técnico. Una vez finalizada esta, se trabaja de manera progresiva en tres áreas: situaciones estáticas, situaciones dinámicas y, por último, situaciones de juego y de partido.

Fundamentalmente se podría decir que la pretemporada es para que los tenistas crezcan física, técnica, táctica y mentalmente. Una evolución en todos los niveles. Sin olvidar también, que los tenistas buscan un hueco para los patrocinadores y la prensa. Días cargados de trabajo que pueden condicionar el devenir de un año.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter