Nadal, Ferrer y Copa Davis, ¿una unión imposible?

Rafa Nadal y David Ferrer ya decidieron su calendario tenístico de 2014. Sin embargo su participación en la Copa Davis genera dudas. ¿Estarán disponibles para

Las dos mejores raquetas del país, Rafael Nadal y David Ferrer, van confeccionando su hoja de ruta para el 2014. El año comenzará, para ambos, con una buena carga de partidos en sus piernas. Con la presencia para la Copa Davis aún en el aire y visto los compromisos adquiridos, las opciones de estar presentes en la primer eliminatoria en Alemania se van estrechando.

El calendario aprieta y las prioridades tenísticas de Rafa Nadal y David Ferrer parecen no estar ligadas, al menos de inicio, a la eliminatoria de primera ronda del equipo español de Copa Davis en el Frankfurt Arena.

Tanto Rafa Nadal como David Ferrer ya han confirmado los torneos que disputarán los últimos días de diciembre y los dos primeros meses de 2014. Los dos tenistas darán el pistoletazo de salida a la temporada en el torneo exhibición de Abu Dhabi. Éste les servirá como preparación para la primera cita oficial de la ATP en Doha, Qatar.

A continuación, repasamos cómo quedan confeccionados enero y febrero en las agendas de los dos mejores tenistas de España.

A simple vista, es evidente que la eliminatoria de Copa Davis está ubicada en una pésima semana de competición, justo días después de que finaliza el primer Grand Slam del año.

Tanto Rafa Nadal como David Ferrer, siendo cabezas de serie número uno y tres del Australian Open respectivamente, deberían llegar a la segunda semana de competición. De hecho, se les puede ‘exigir’ que alcancen las rondas finales.

Si al menos uno de ellos disputara la final, tan solo tendría cinco días entre una competición y la otra. De esta manera resulta imposible una adecuada preparación de la Copa Davis.

Los jugadores se enfrentan a bruscos cambios de superficie, de pelotas, climatológicos y de husos horarios. A estas inoportunas variaciones se le suma el jet lag, el sueño cambiado y las comidas desordenadas. Las consecuencias de tanto cambio las termina pagando únicamente el tenista. Su físico lo cobra.

Además, disputar la Copa Davis, en el caso de Ferrer, supondría más de un mes de competición de manera continua. El alicantino no tendría descanso ya que pasaría por Abu Dhabi, Qatar, Nueva Zelanda, y Australia sin ningún parón entre medio.

"La Copa Davis no se puede hacer cada año. Mi propuesta sería hacerla cada dos años, o sobre todo que los que hacen final pasen (de ronda). No podemos empezar tan pronto” comentaba David Ferrer tras sus derrotas en la Copa de Maestros de Londres. Torneo que evidenció el cansancio acumulado en sus piernas y mente, y la mala planificación del alicantino al competir durante siete semanas de manera consecutiva.

Además agregaba: “Nosotros salimos perjudicados, sobre todo en tema de lesiones, pero también porque la gente no entiende que no quieras jugar por tu país, cuando realmente no es eso. Cuando juego en cualquier torneo represento a mi país. En la Davis esta más acentuado, pero en esta vida te juegas tu físico y tu carrera tenística".

Rafa Nadal, por su parte, tiene una semana de descanso antes del Australian Open. El mallorquín suele descansar antes de los Grand Slams y éste no será la excepción. Sin embargo, el número uno comienza una semana antes que Ferrer a disputar la mini gira de polvo de ladrillo por Sudamérica.

Es decir, si Nadal decidiese jugar la Copa Davis, tan solo descansaría unos pocos días antes de embarcar a Buenos Aires donde ya está confirmado. Esta opción también se vaticina difícil de llevar a cabo. Nadal no puede fallar en Argentina, es uno de sus objetivos y la tierra batida es la superficie donde tiene puesta la mira el número uno del mundo.

Además, el manacorí ya mando un aviso, tras jugar el play-off entre España y Ucrania en septiembre. "Estoy encantado de defender a mi país, lo hago cada semana por el mundo, y soy un enamorado de jugar en equipo, pero mi objetivo más prioritario es tener una carrera lo más larga posible y cosas como las de esta semana (viajar tras la final del US Open a Madrid), no son las más adecuadas”.

También enviaba un mensaje que dejaba en el aire su participación en febrero: “Lo que menos influye es el capitán que esté. Mi estado físico es el que es, no tengo 20 años y lo de ayer y hoy (por la eliminatoria vs. Ucrania) no es bueno para mi físico”.

Con estas palabras, el número uno del mundo confirmaba que, a pesar de que su íntimo amigo 'Charly' Moyà sea el capitán de Copa Davis, no está garantizada su presencia en el conjunto nacional.

Expuestas las posturas de los jugadores sobre la Copa Davis y analizado el calendario previo y posterior a la competición, resulta difícil creer que España pueda contar con los dos jugadores o incluso con uno de ellos para disputar la serie ante Alemania.

Rafa Nadal y David Ferrer siguen sin pronunciarse al respecto y la eliminatoria de Frankufurt podría generarle un dolor de cabeza al nuevo capitán español, Carlos Moyà.

Comentarios recientes