Magnus Norman

Uno de los últimos talentos de la, otrora, prolífica escuela sueca, llevó con gran éxito la carrera de su compatriota Robin Soderling hasta que una mononucleosis le apartara de la competición en activo.

Desde abril de 2013 acompaña a tiempo completo al suizo Stanislas Wawrinka, al que ha ayudado a cuajar su mejor temporada como profesional, culminada con su presencia en la Copa de Maestros de Londres junto a los siete mejores jugadores del año.

Como jugador, Norman destacó a finales de los noventa, sobre todo, en tierra batida. En el año 2000 jugó su mejor tenis, alzándose con el título en el Masters 1000 de Roma y alcanzando la final en Roland Garros, donde cayó ante Guga Kuerten. Llegó a ocupar el nº 2 en el ranking ATP esa misma temporada.

En su nueva faceta como coach, en dos años consiguió consolidar a Soderling en el Top 10, tras jugar dos finales consecutivas de Roland Garros y ser el único capaz, hasta el momento, de derrotar a Rafael Nadal en las pistas parisinas.

Con Wawrinka, tras acordar un periodo de prueba en abril, consolidó su relación tras el título cosechado en Oeiras y la final en Madrid, dotando al suizo de una consistencia de la que carecía. En el US Open le vimos ganar consecutivamente a Berdych y Murray y llevar al límite a Djokovic, algo que ya había hecho a principios de año en Australia. Le ha faltado un puntito de suerte pero hemos visto a un Wawrinka mucho más centrado y con una mentalidad más positiva.

Comentarios recientes